¿Qué portátil le compro a mi hijo para estudiar?

Portátiles

27 de Agosto de 2021

Hoy en día, con el auge de las clases a distancia, nos hemos dado cuenta de lo importante que es tener a la tecnología de nuestro lado para que nos eche una mano en el día a día. Ahora más que nunca adquiere relevancia el hecho de tener un portátil u ordenador que sea capaz de gestionar todo este tipo de tareas escolares de la mejor forma posible, además de otras tareas que puedan servir en casa.

portátil para estudiar

Sea cual sea tu caso, en este artículo os enseñaremos cuáles son los mejores portátiles para que el pequeño estudiante saque el mayor rendimiento posible de sus clases y de su periodo estudiantil.

¿Qué no debe faltarle a un buen portátil?

Esta complicada pregunta nos la hacemos muchos a la hora de elegir ordenador, y no es baladí: ¿qué características tiene que tener un buen portátil? A continuación, os mencionaremos los puntos clave que debes tener en cuenta a la hora de adquirir uno:

Potencia del CPU (Procesador)

Si quisiéramos definir lo que es la CPU (Unidad central de procesamiento), es como si fuera básicamente el cerebro de un PC. La CPU se encarga de procesar todos los datos e información, siendo un elemento clave en cualquier ordenador. Cuanto más potente sea este, más rápido será tu dispositivo de forma general. Las CPU suelen tener varios núcleos, que indican su capacidad de hacer mayores operaciones a la vez, pero esto no quiere decir que sean más rápidos. Todo depende de cómo sean cada uno de dichos núcleos.

Cantidad de RAM

La memoria RAM es donde se almacenan los procesos temporales de nuestro ordenador. ¿Y eso qué quiere decir? Pues que este tipo de memoria gestiona las aplicaciones en funcionamiento. En resumen: cuanta más RAM tenga tu ordenador, más programas podrás abrir. Si tu PC tiene escasa memoria RAM, irá más lento. En algunos portátiles es posible ampliarla manualmente en el caso de que lo necesitaras. Así mismo, te damos una recomendación: ve cerrando todos aquellos procesos que no necesites. No sólo rendirá mejor, sino que sufrirá mucho menos.

Pantalla

Tener una pantalla decente es algo que debe ser un requisito fundamental en cualquier portátil. Al fin y al cabo, vamos a estar largas horas delante de ella y necesitamos visualizar correctamente las actividades que realicemos. Los puntos básicos a tener en cuenta en una pantalla son su tamaño, su resolución, su brillo y la tasa de refresco.

El tamaño de la pantalla es importante tenerlo en cuenta, ya que nuestras necesidades variarán dependiendo de la actividad que realicemos. Por ejemplo, si el estudiante tiene que realizar actividades gráficas o usar varios programas a la vez, tener una pantalla grande nos asegurará que podremos ver todo el contenido sin problemas. Si por el contrario, usa más aplicaciones de ofimática o prefiere un ordenador más pequeño, quizás una pantalla grande tampoco te cambie la vida. En cualquier caso, este es un apartado puramente personal donde tienes que ver qué es lo que más te conviene para cada momento.

Otro punto importante además del tamaño de pantalla, es su resolución. Cuanto mayor sea la resolución, más nítido se verá todo lo que visualizamos en pantalla. A día de hoy, no se recomienda comprar nada por debajo de Full HD, que son 1920 x 1080 píxeles. Si trabajas mucho con imágenes, es importante que tu pantalla tenga una buena resolución.

Cantidad de almacenamiento

Tener una buena cantidad de almacenamiento en nuestro portátil nos va a ayudar a poder tener muchos programas y archivos guardados, sin necesidad de tirar de elementos externos. Tenemos dos tipos de almacenamiento disponible que son los discos duros SSD y los HDD. Los SSD (Discos de Estado Sólido) ofrecen mayor velocidad de escritura que los HDD, ya que proporcionan más velocidad. Te recomendamos que optes por SSD si tu bolsillo se lo puede permitir. Así mismo, que se opte siempre por mínimo 512 GB de capacidad.

¿De qué podemos prescindir a la hora de escoger un portátil de estudiante?

A la hora de escoger un buen portátil para estudiar, es importante recalcar que cuanto mejores sean los componentes del ordenador, mayor rendimiento nos dará. Pero en el caso de que queramos recortar en algunas características, estas son las menos te afectarán en el día a día.

Tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica es un componente del ordenador que se dedica al procesamiento de imágenes y vídeo. Todo lo que visualizas en un ordenador, ya sea programas como Word, Google Classroom o tu propio escritorio, requiere de esta tarjeta gráfica para que las podamos ver en nuestra pantalla. La tarjeta gráfica puede venir incluida en el propio procesador o puede ir de forma externa. Tener una tarjeta gráfica decente sólo nos será útil en el caso de que hagamos edición de vídeo, fotografía o que juguemos a videojuegos.

Tasa de refresco en pantalla

La tasa de refresco se representa con un número e indica la cantidad de veces que una pantalla se enciende y apaga por segundo. Cuanto mayor sea la tasa de refresco, más fluido se verá todo en un monitor. Suele ir desde 60 Hz hasta incluso 240 Hz. Esta característica no es muy importante si lo único que vas a realizar son tareas de estudio, pero si te gusta jugar a videojuegos de vez en cuando, es algo a tener en cuenta. Al final, no todo va a ser estudiar, ¿no?

¿Cuánto cuesta un portátil para un estudiante?

El rango de precios de un portátil variará según las características que este posea. Lo más esencial es encontrar un equipo bien balanceado que sea solvente en muchas tareas y, además, nos sea duradero en el tiempo.

Ahora que ya sabes las características a tener en cuenta en un portátil de estudiante, aquí abajo te dejamos una lista con algunos a los que les puedes echar el ojo:

Los mejores portátiles para estudiar

Ver más