PcComponentes
Mi Cuenta

Mi ordenador se enciende, pero no muestra imagen

El motivo de esto es, normalmente, que no se ha conectado correctamente el monitor en la toma de vídeo adecuada. Si tu ordenador lleva una tarjeta gráfica instalada, debes siempre conectar el monitor a una toma de vídeo de la propia tarjeta y no a una toma que pueda llevar la placa base.

Las tarjetas gráficas más recientes ya no llevan el veterano conector azul de 15 pines conocido como VGA. Sin embargo, todavía es posible encontrar monitores con ese conector para no abandonar el parque de PC que aún depende de él. Incluso muchos fabricantes de monitores han dejado ya de incluir el cable VGA en el paquete y lo han sustituido por un HDMI, un DVI o un DisplayPort.

Si la gráfica no lleva una toma adecuada para el cable que estás usando, seguramente necesitarás un adaptador. No servirá que conectes el monitor a una toma de la placa base porque estas quedan desactivadas cuando se instala una tarjeta gráfica.

Si ya has comprobado la conexión del monitor y es correcta, entonces es posible que algún componente no esté bien encajado en el interior o se haya movido al desplazar el equipo. Por la forma mecánica en que se hace, el ajuste de algunos componentes puede ceder muy levemente, pero lo justo para que ya no hagan buen contacto. Ocurre esto con los módulos de memoria e incluso con algunos procesadores.

Debes destapar el ordenador para comprobar:

  • Un módulo de memoria mal colocado o con daño eléctrico (normalmente por recibir una descarga de electricidad estática) impedirá que el equipo de señal de imagen, pero que arranque sin lanzar pitidos de alerta por avería.
  • La tarjeta gráfica podría estar ligeramente suelta de su contacto eléctrico. Ocurre a veces porque llevan disipadores de calor pesados. Suele bastar con ajustarla a la placa base con firmeza, pero sin esfuerzo.
  • Un procesador desencajado puede provocar este mal funcionamiento. Es el caso de algunos ordenadores con procesadores AMD por motivo del disipador de calor que se les monta. Va pegado al procesador y por su forma y masa a veces se mueve en transporte y acaba por desencajar al procesador.
  • Un defecto en la placa base podría hacer que el equipo parezca encenderse pero no de señal de imagen ni avise con pitidos. Es poco frecuente que ocurra así, pero la probabilidad no es cero.

Si necesitas ayuda con este fallo, puedes contactar con nuestro servicio de asistencia técnica 100 % online, para concertar una asistencia remota.