TV de 48 pulgadas

Compra ya tu TV de 48 pulgadas LED y comienza a disfrutar de la mejor calidad de imagen con un tamaño de pantalla de ensueño. Crea el cine en casa con una tele de las mejores marcas como Samsung, LG, Sony o Toshiba, y queda maravillado con los colores más realistas que jamás hayas visto en una tele.

1 artículos
FILTRARL

    La tecnología LED en una TV de 48 pulgadas

    Desde hace años la tecnología LED y OLED se ha impuesto en los televisores y las teles de 48 pulgadas no iban a ser menos, puesto que dicha tecnología es la más eficiente y ofrece unos resultados de imagen y tiempos de respuesta sobresalientes.

    Los usuarios que den el salto a una pantalla de gran tamaño como las de esta gama se sorprenderán al ver lo nítidos y brillantes que son los paneles led. Disfruta de los colores más realistas posibles en tu televisor gracias a la fiel recreación de colores, incluido el negro absoluto y un tiempo de respuesta tan alto que evita el efecto ghosting que se sufría en los televisores LCD más antiguos.

    Las pantallas led son muy delgadas, permitiendo que el grosor del televisor se reduzca al mínimo indispensable. Esto es posible gracias al pequeño tamaño de los miles de diodos luminosos que conforman el panel que se acopla al televisor. Estos diodos recrean los colores de forma tan realista al recibir suministro eléctrico, por lo que permanecen apagados cuando no es así y recrean a la perfección el negro absoluto como ya hemos dicho anteriormente. Esto hace que el contraste de color sea mucho más acusado y nos maraville.

    La resolución ideal de una tele de 48 pulgadas

    Debido a su tamaño, un panel de 48 pulgadas debe tener como mínimo una resolución Full HD, aunque en estos momentos se ha extendido la resolución 4K y en los modelos más punteros se puede disfrutar de UHD: Ultra High Definition.

    Como acabamos de mencionar, la Ultra Alta Definición, que es algo superior en resolución a los 4K se está imponiendo en estas pantallas de gran tamaño, debido a que para ofrecer una nitidez perfecta en relación al tamaño de los píxeles mostrados en la pantalla. Cuanto mayor es la resolución, más difícil es diferenciar unos píxeles de otros y por tanto mayor nitidez disfrutamos. Por ello, los televisores de 4K y UHD son perfectos para ver nuestras películas y series favoritas.