Cómo limpiar un horno: Todos los sistemas de limpieza

Electrohogar

18 de Marzo de 2021

En un horno limpio, la comida sabe mejor. Ahora que comemos en casa más que nunca y siendo el horno una de las opciones más saludables para cocinar los distintos menús de la semana, saber cómo limpiar el horno es fundamental.

como limpiar un horno

Porque después de hacer tu lasaña, canelones, cuando calientas una pizza o tus alitas de pollo favoritas, las paredes, techo y suelo de tu horno se manchan. Sufren salpicaduras, goteos y manchas que con el paso del tiempo se hacen difíciles de quitar.

Por eso contar con los mejores consejos para limpiar el horno, así como saber cada cuánto tiempo es conveniente llevar a cabo una limpieza, te permitirá disponer siempre que quieras de un horno limpio y reluciente.

Piensa que la suciedad acumulada, al final genera no solo riesgo de incendio, sino también que la comida sepa mal, y llenes de humo la casa cada vez que cocinas cualquier cosa.

Afortunadamente, limpiar un horno en profundidad no es tan complicado como podría parecer. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre cómo limpiar un horno.

Cerrar la puerta del horno y fingir que dentro está limpio no es una opción, por eso debes seguir estos consejos para limpiar un horno.

Hornos para tu cocina

Ver más

Cómo limpiar el horno

limpieza

Es posible que suene demasiado bien para ser verdad, pero muchos hornos modernos vienen con una función de auto-limpieza. Este ciclo de auto-limpieza es una característica muy conveniente que te ahorra tener que sacar las bandejas para limpiarlas una a una y meterte dentro del horno para darle a las paredes, el suelo y el techo.

En principio, un paño húmedo o una esponja deberían ser suficientes para limpiar el horno de la ceniza y las gotas que han ido quedando. Siempre y cuando no hayas dejado pasar demasiado tiempo para ello.

Se recomienda limpiar el horno de 2 a 3 veces al año. De lo contrario es muy probable que te encuentres con pegotes demasiado difíciles para quitar con un paño húmedo.

La función de autolimpieza funciona bien si se usa con regularidad, cada cuatro meses como mucho. De lo contrario producirá malos olores o humo, de los que muchas personas se quejan.

Sin embargo, es importante recordar que para que la auto-limpieza funcione correctamente, el interior del horno alcanza temperaturas increíblemente altas para quemar los restos de comida y grasa. Eso significa que un poco de humo y un olor a quemado son inevitables.

Para limpiar las rejillas, retíralas para acceder a ellas de manera cómoda y efectiva. Lava las rejillas una a la vez en agua tibia con jabón. Frota la suciedad rebelde y la mugre con un estropajo. Enjuaga las rejillas, déjalas secar y vuelve a colocarlas en su lugar.

El exterior del horno, se puede limpiar de la misma forma que el interior con agua tibia jabonosa y una esponja. Para vidrios sin rayas ni manchas, rocía con un limpiador multiusos para vidrios o quita-grasa. Frota con un estropajo, enjuaga con un paño limpio o una esponja y deja secar.

Tipos de horno según su sistema de limpieza

tipos de horno

Un horno es la piedra angular de cualquier cocina, porque es donde se realizará la gran mayoría de platos que se cocinan en casa.

Hay una gran variedad de diferentes tipos de hornos, que se clasifican según la forma en que cocinan los alimentos, su sistema de limpieza y las características adicionales que puedan tener.

Para elegir el horno correcto es clave conocer cada tipo, así como sus pros y contras. Todo esto al final será lo que decida si es el más adecuado para ti.

Cuando vas a comprar un horno, seguramente te toque responder a esta pregunta: ¿Quieres un horno pirolítico, catalítico o hidrolítico? Esta es una pregunta importante, incluso si la respuesta no determinará tu elección por sí sola.

La pirólisis, la catálisis y la limpieza con vapor son los tres modos de limpieza principales disponibles actualmente.

Cada uno tiene sus fortalezas y debilidades. Las explicaciones y los consejos que tienes a continuación, te ayudarán a elegir el horno que mejor se adapte a tus necesidades.

Hornos pirolíticos

El horno es se limpia automáticamente. Incluso la suciedad más inaccesible se elimina, ya que la temperatura del horno se eleva a 500 °C. Se puede programar la duración del ciclo de limpieza pirolítica.

Una de sus principales ventajas es que ofrece una limpieza perfecta. Este es el modo de limpieza más completo, porque puede eliminar grasa y pegotes de azúcar.

Después de una limpieza pirolítica, solo tienes que limpiar la fina capa de ceniza residual que deja la suciedad quemada. Y resulta económico porque puedes programar el ciclo de limpieza pirolítica en horas de menor actividad, ejecutar el ciclo inmediatamente después de la cocción para aprovechar el calor del horno, o ahorrar energía adaptando el programa a la cantidad de suciedad en el horno.

Los mejores Hornos pirolíticos

Ver más

La temperatura de las puertas permanece por debajo de aproximadamente 60 °C durante la limpieza pirolítica y de 30 °C cuando el horno se calienta a 200 °C. La puerta permanece bloqueada hasta que se enfría el interior del horno. De esta forma, el riesgo de quemaduras se reduce.

Por el contrario, este tipo de horno es más caro que un modelo catalítico. El método de calentamiento exige más aislamiento y una resistencia más fuerte que otros hornos, lo que aumenta su precio.

Hornos hidroliticos

La limpieza con vapor o hidrólisis es sencilla, rápida y ecológica. Se trata de un proceso basado en el efecto “baño de vapor”, que combina evaporación y condensación.

La suciedad en el horno se vuelve suave y se desprende fácilmente, lo que facilita la limpieza del horno. Basta verter 40 cl de agua y unas gotas de lavavajillas en el suelo del horno y poner el programa en hidrólisis.

Es muy simple, y solo lo tienes que dejar actuar durante 30 minutos. La suciedad se puede eliminar limpiando con una esponja o un paño. Es económico y ecológico, ya que la hidrólisis no consume mucha energía.

Recuerda que tienes que limpiar siempre el horno después de una limpieza hidrolítica.

Elige tu Horno Multifunción

Ver más

Hornos catalíticos

Los hornos con limpieza catalítica se reconocen por sus paredes interiores porosas y ásperas al tacto. Este tipo de pared absorbe la grasa de cocción. La catálisis destruye las salpicaduras de grasa por oxidación al cocinar platos a más de 200 °C. El modelo Electrolux EOF3H54X Horno tiene rejillas también en los laterales.

Es un sistema inteligente y rápido. Un horno se puede limpiar por catálisis encendiéndolo a temperatura máxima durante 10 a 15 minutos después de cada uso, como con el Siemens iQ500 VB558C0S0.

Normalmente, los hornos catalíticos suelen ser más económicos que los hornos pirolíticos.

La única desventaja es que necesitas hacer una limpieza manual adicional. Hay que terminar de limpiar el horno catalítico con una esponja y un producto lavavajillas desengrasante. El azúcar no se reduce a cenizas, como ocurre con la pirolisis.

Por eso, las paredes catalíticas tienen una vida útil limitada. Dependiendo del uso, deben reemplazarse después de aproximadamente 5 años. El papel de aluminio, los productos abrasivos o los productos para fregar causarán un daño irreparable a tu horno catalítico.

Como ves, tienes distintos tipos de horno en función del sistema de auto-limpieza que ponen a tu disposición. Estudia los diferentes modelos y sus precios, y escoge el que más se adapte a ti.