8 cosas que no sabías que podías hacer con Google Home

Smarthome

Una lista de usos que no imaginabas que podías darle al Google Assistant a través de Google Home. Haz tu vida más sencilla gracias al asistente inteligente.

Consigue ahora al compañero ideal de Google Home. Para empezar a crear un hogar inteligente, combina tu asistente de Google con una bombilla inteligente y podrás encender y apagar la luz con solo pedirlo en voz alta. Si lo deseas, puedes combinarlo con un enchufe inteligente y programar tus electrodomésticos o pedirle a Google que los encienda y apague cuando tú quieras, sin moverte del sofá de casa.

El dispositivo Google Home se ha convertido en muy poco tiempo de vida en imprescindible en los hogares de mucha gente. Lo que parecía un simple capricho, un objeto solo para curiosos o para modernos o una especie de lujo al alcance podría llegar a ser en unos años un básico de cualquier casa.

Para quien ande algo perdido, recordaremos que Google Home es un altavoz inteligente que ejecuta las mismas funciones que el Asistente de Google, el mismo que se encuentra en los dispositivos Android. La pregunta ahora es: ¿sabes todo lo que es capaz de hacer el asistente? A continuación te vamos a decir algunas funcionalidades -unas más interesantes, otras más divertidas- que puedes usar con este ayudante virtual.

Resumen del día

Como ya sabrás, nuestro Google Assistant lo sabe todo de nosotros, al menos todo lo que nosotros le hemos dicho al Gran buscador, tiene acceso a todos nuestros documentos en drive, nuestras fotos almacenadas en Google fotos, nuestra ubicación o al calendario. Con toda esa información, nuestro asistente virtual puede hacernos un resumen cada mañana de nuestra agenda o las cosas que más nos interesan, como el tiempo o alguna noticia de actualidad.

Para que Google Home nos lea todo este resumen del día, no tenemos más que activarlo diciendo ‘Ok Google’ y después decir “Buenos días”. Inmediatamente, el asistente nos hará un pequeño resumen de lo que podemos esperar del día en concreto en el que estemos.

Customizar comandos de voz

Esta función es la que viene por defecto, pero es configurable. Por ejemplo, las palabras “buenos días” puedes usarlas para otra cosa que a ti te apetezca. Google Home es configurable a nuestro gusto, podemos pedirle que nos llame con algún apodo, o que haga alguna acción mediante un comando específico, por ejemplo decir “Tengo sueño” y que nos reproduzca una canción concreta que queramos escuchar antes de dormir.

Para poder customizar comandos de voz tenemos que acceder a los ajustes del asistente de Google.

  1. A este apartado se accede diciendo ‘Ok, Google’ y pulsando el icono de la brújula que aparece en la esquina superior derecha.
  2. Una vez aquí hacemos click en el icono de los tres puntos que hay en la esquina superior derecha y accedemos a la opción ‘Ajustes’.
  3. A continuación, seleccionamos ‘Rutinas’ para ver todos los comandos que hay por defecto en el asistente. Estos comandos los podemos cambiar o personalizar a nuestro gusto o añadir una nueva.

  1. Si le damos al símbolo ‘+’, podemos introducir los comandos necesarios para que el asistente haga lo que nosotros queremos. Por ejemplo, podemos pedirle que al decir ‘jefe tarde’ mande un mensaje a nuestro jefe informándole de que llegamos tarde al trabajo. Debemos ser concretos en la descripción de la acción, en este caso pondríamos ‘envía un mensaje de Whatsapp a Juan Oficina diciendo llego tarde al trabajo’.

Configurar varias voces y varios idiomas

Si no vives solo y varias personas pueden usar Google Home o quieres permitir que algún invitado habitual lo use, puedes configurar varias voces diferentes para que el asistente sea capaz de diferenciaros y así poder personalizar mejor las acciones.

De este modo, dado que cada uno tendrá una agenda diferente o preferencias distintas, Google Home leerá la agenda personalizada de cada usuario o recordará la lista de la compra o cualquier recordatorio que tuviese cada uno.

También se pueden configurar varios idiomas, dependiendo de si alguno de los usuarios hablar otra lengua. Esta opción también es útil si queremos practicar algún idioma. Google Home habla varias lenguas distintas por lo que podemos hablarle en otro idioma previamente establecido y él nos contestará en esa lengua a cualquier pregunta que le hagamos.

Pedirle que lance una moneda

Esta opción puede parecer un poco tonta, pero en ocasiones puede ser útil. Imagina que estás con amigos y hacéis un juego o apostáis algo a ‘cara o cruz’ y, por algún caso extraordinario, no tenéis monedas a mano. Pues Google Home te lanza la moneda y te dice el resultado. Además es muy divertido, porque te reproduce una sintonía de redoble de tambores muy emocionante.

No solo juega a ‘cara o cruz’, también dice números al azar. Por ejemplo, si el juego consiste en pensar en que cada uno piense en un número, podemos pedir a Google Home que diga un número al azar, le podemos acotar un segmento, por ejemplo, ‘dime un número del 1 al 10’, y el asistente contestará después del redoble dramático.

Que cante para entretenernos

Esta es otra de esas acciones que no parecen muy productivas, pero dejan claro que en Google se lo pasan bien creando habilidades para nuestro asistente virtual. Si un día estamos algo aburridos, podemos pedirle a Google Home que nos cante una canción. Lo mejor es que la conocida voz nos canta una canción propia y original suya. Estás tardando en pedirle que lo haga.

Para los aburridísimos, también se le puede pedir otro tipo de cosas que nos pueden “entretener”, como que nos cuente un chiste. También podemos decir “me aburro” y el asistente hará algo aleatorio que a él le parezca entretenido, contar un chiste, decir un acertijo, un proverbio o alguna curiosidad. Hará lo mismo si le decimos “sorpréndeme”.

Pedirle que haga un cálculo matemático

Ya puede ser una simple suma o una operación complicada como la raíz cuadrada de 356, Google Home te dice la respuesta. Esta opción es muy útil si estás haciendo alguna cuenta que mentalmente es algo complicada. En lugar de buscar una calculadora, si tiene al asistente en casa te lo hace en un momento, como si tuvieses una especie de hijo superdotado.

Para que haga cualquier operación, solamente tenemos que activar el asistente con el comando ‘Ok, Google’ y seguidamante decir la operación que queremos que haga, por ejemplo: ‘Ok, Google, cuánto es 245 entre 12’, y el asistente contestará sin lugar a error.

Que ponga ruido blanco o música relajante

El ruido blanco es un tipo de sonido que contiene un gran número de frecuencias pero todas ellas con la misma potencia. Es un ruido plano, sin variaciones en su intensidad, por lo que resulta muy relajante para el ser humano ya que consigue que otros sonidos no nos molesten. Puede ser un ruido blanco el sonido del mar, una catarata, el sonido de una radio mal sintonizada, un secador, la aspiradora…

Muchas personas usan este tipo de ruidos para poder dormirse, pues bien, si eres uno de ellos o quieres probar, solo tienes que pedirle a Google Home que te ponga este tipo de sonido para poder relajarte o conciliar el sueño. Nuestro asistente sabe perfectamente lo que es y lo hará tan rápido como se lo ordenes.

Que nos busque vuelos

Otra de las funciones más sorprendentes que puede hacer nuestro asistente de Google por nosotros es planificarnos viajes. No hablamos solamente del cálculo de rutas en Google Maps o el navegador, sino de buscarnos vuelos, autobuses o trenes.

Google Home hace la labor de cualquier humano navegando en el buscador, busca viajes desde el lugar de salida hasta el destino que elijamos y selecciona las mejores opciones entre tiempo del trayecto y precio del mismo. Si tenemos memorizada nuestra tarjeta de crédito, también puede llegar incluso a comprarlo, sin tiene que pulsar nosotros ninguna tecla, solo con nuestra voz.

Usarlo como temporizador o cuenta atrás

Por último hablaremos de esta opción que a priori puede no llamarnos demasiado la atención, pero lo cierto es que puede ser muy útil. Nuestro Google Home puede poner un temporizador o iniciar una cuenta atrás, algo que parece que si no somos deportistas o entrenamos para algo parece que no tenga ninguna utilidad. Sin embargo, en casa podemos sacarle mucho partido. Por ejemplo, podemos decirle al asistente que nos avise cuando una comida que tenemos en el horno pueda estar lista, solo tenemos que pedirle que nos avise en media hora para mirar el horno o en una hora, cuando nuestro programa favorito de televisión vaya a comenzar.

Estas son solo algunas opciones, quizás las que nosotros hemos seleccionado como más interesantes y divertidas que el asistente de Google puede hacer. Pero además de esto, Google Home puede hacer otras cosas que nos hagan la vida más sencilla, podemos conectarlo con ChromeCast para controlar el televisor con la voz, poner la música que queramos o apagar y encender luces, como ya indicamos en otro artículo.

Todos los Google Home