Cosas que no sabías que podías hacer con Google Home

Smarthome

Jose Berenguer

Una lista de usos que no imaginabas que podías darle al Google Assistant a través de Google Home. Haz tu vida más sencilla gracias al asistente inteligente.

curiosidades sobre google Home

Consigue ahora al compañero ideal de Google Home. Para empezar a crear un hogar inteligente, combina tu asistente de Google con una bombilla inteligente y podrás encender y apagar la luz con solo pedirlo en voz alta. Si lo deseas, puedes combinarlo con un enchufe inteligente y programar tus electrodomésticos o pedirle a Google que los encienda y apague cuando tú quieras, sin moverte del sofá de casa.

No te pierdas esta lista de usos que puedes darle al Google Assistant a través de Google Home y que harán tu vida más sencilla gracias a este asistente inteligente.

Asegúrate de agregar estos trucos de Google Home de siguiente nivel a tu arsenal una vez que hayas dominado los conceptos básicos de Google Home.

Este es un ecosistema de aplicaciones y automatizaciones que puedes usar para obtener información detallada y crear rutinas. Puedes conectarlo con tus dispositivos domésticos inteligentes, así como con tus tabletas y Smartphones, para que tu vida resulte mucho más fácil, ordenada y entretenida.

Lo bueno es que los dispositivos de Google Home puedan hacer mucho más por ti de lo que crees.

Aprende a sacar más partido del asistente más inteligente: el Google Assistant

Cuando se trata de la inteligencia de los altavoces inteligentes, el Asistente de Google es el rey supremo. En un estudio reciente que enfrentó al Asistente de Google con Alexa y Siri, los investigadores le hicieron a cada asistente las mismas 800 preguntas y luego calificaron si los programas de IA entendieron la pregunta y qué tan precisa o correctamente respondieron.

El Asistente de Google derrotó a Alexa y Siri, entendiendo el 100 % de las consultas y respondiendo correctamente el 92,9 % de las veces.

Tanto a Alexa como a Siri les faltó un pelo o dos para obtener una puntuación perfecta en comprensión (99,9 % y 99,8 %, respectivamente), pero se quedaron atrás cuando se trataba de dar respuestas correctas (Siri acertó el 83,1 % de las veces, Alexa solo el 79,8%).

Aprovecha más tu Google Home con una ubicación estratégica

Primero, tu Google Home necesita un sitio más o menos fijo, preferiblemente un lugar donde puedas aprovecharlo al máximo. Ese podría ser tu sala de estar o sala familiar, pero Google Home también puede ser sorprendentemente útil en otros sitios de la casa más insospechados, como en el vestíbulo, baño o incluso garaje. Aquí hay algunos lugares a considerar al decidir dónde colocar tu Google Home:

  • Google Home es sorprendentemente útil en el baño.
  • Los chefs caseros apreciarán Google Home en la cocina.
  • Despiértate con alarmas personalizadas o duerme con sonidos relajantes y más cuando coloques Google Home en el dormitorio.

Descubre el apodo secreto del Asistente de Google

A diferencia del resto de asistentes, Google no solo agrega cierta flexibilidad al permitirle invocar al Asistente de Google con "Hola, Google" o "OK, Google", sino que también hay otra forma secreta de llamar la atención de este altavoz inteligente: llamándolo "Boo Boo".

Decir "Hey, Boo Boo" o "OK, Boo Boo" no te da una respuesta diferente a las palabras de activación "oficiales" ciertamente menos cursis, pero puede ponerte una sonrisa en la cara la próxima vez que te comuniques con tu Google Home.

Consigue que te responda hasta tres comandos seguidos

Comunicarse con otros asistentes a veces puede parecer como hablar con un niño pequeño que solo puede prestar atención a una cosa a la vez. "Asistente, apaga las luces. Asistente, ajusta el volumen a 5. Asistente, pon mi lista de reproducción para dormir".

Con Google Home, puedes decir: "OK, Google, apaga las luces, ajusta el volumen a cinco y reproduce mi lista de reproducción para dormir" para realizar la misma serie de tareas, todo de una sola vez.

De acuerdo, esto funciona mejor cuando los comandos son relativamente simples, y ayuda si están relacionados. Por ejemplo, es probable que la cadena "Hola, Google, apaga las luces de la cocina, enciende las luces del dormitorio y cierra la puerta principal" se active sin problemas porque todas esas son operaciones de hogar inteligente.

Preséntale a tu familia

Puedes entrenar al Asistente de Google para que reconozca las voces de tu familia y personalizar las respuestas en consecuencia.

Cada miembro de la familia deberá configurar una cuenta de Google o sincronizar su cuenta existente con la aplicación Google Home. Al final del proceso, pueden entrenar a Google diciendo las palabras de activación varias veces cada una. Deberías hacer lo mismo. Luego, cuando preguntes sobre tu calendario o el tráfico de camino al trabajo, la respuesta será específica para ti.

Es una buena forma de disfrutar de la personalización y la comodidad adicionales.

Mantén una charla de 20 preguntas

Puede que no hayas oído hablar de él, pero Akinator es un popular juego de Internet en el que un genio intenta adivinar la celebridad o el personaje en el que estás pensando. Prueba a pedirle a tu Asistente de Google: "Oye Google, juega a Akinator" y podrás charlar con él. Solo tienes que pensar en un personaje y empezará a jugar contigo a 20 preguntas. Lo más probable es que te cueste mucho trabajo dejarlo perplejo.

Controla tu Chromecast

¿Tienes un Chromecast y un altavoz inteligente con Google Assistant? Pues puedes decidir qué emitir en tu televisor solo con tu voz. Basta con un par de toques para vincular tu cuenta de Netflix con tu Google Home. Abre la aplicación Google Home, toca el icono del menú (parece una persona) y luego Más ajustes en la sección Asistente de Google. A continuación, selecciona Servicios, Vídeos y Fotos y, por último, desplázate hasta Netflix. Por último, toca el icono de enlace para iniciar el Chromecasting