PcComponentes
  • Cyber Monday 2022
  • Todas las categorías
  • Cyber Monday 2022
  • Todas las categorías
Expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas

Mi Cuenta

Las mejores alfombrillas gaming para ratón; cuál elegir

Ratones
PcComponentes.17 de noviembre de 2021

¿Qué tipos de alfombrilla gaming y materiales son los más adecuados en cada partida? ¿Y qué clase de conexiones suelen incluir los fabricantes? En esta guía damos respuesta a estas consultas frecuentes, para que puedas decidir por ti mismo qué es lo que más te conviene.

mejores alfombrillas gaming para ratón

Las hay en infinidad de tamaños, colores y diseños. Sin embargo, no todas valen para lo mismo. Apostar por una alfombrilla gaming te permitirá jugar con mucha más comodidad, velocidad y precisión, trabajando con el ratón para conseguir un mismo objetivo: ganar.

Tipos de alfombrillas gaming

El secreto a la hora de buscarle pareja a tu ratón gaming y que surja la magia entre ambos periféricos es que uno y otro vayan a la par. El mouse que tengas (con sensor láser u óptico), el espacio disponible en tu escritorio, los gustos personales y hasta el tipo de juego o tu nivel de habilidad son factores que cuentan si quieres elegir con criterio.

En medio de este universo de almohadillas gaming te contamos cuáles son los diseños más demandados en la actualidad:  

Alfombrillas gaming grandes

Suelen medir entre 35 y 45 cm, aunque, al no haber un estándar definido, el tamaño puede variar según la marca. En cualquier caso, una alfombrilla gaming de talla L o XL permite mover el ratón por un espacio mayor que con un formato más reducido. Esta diferencia, a la hora de jugar, se agradece.

Además, hay menos probabilidades de que se mueva de sitio, ya que la superficie de agarre es mayor. Suelen recomendarse alfombrillas de este tipo si utilizas bajas resoluciones de DPI (puntos por pulgada) y precisas de una extensión más grande para poder deslizar el ratón.

Alfombrillas gaming XXL

Si las almohadillas XL son insuficientes para lo que necesitas, siempre puedes pasar al siguiente nivel con una alfombrilla gaming XXL. Los mousepad extendidos son siempre más largos que anchos, pudiendo sobrepasar el metro de longitud. ¡A lo grande!

Esto permite poner el teclado encima, el micro y los auriculares. Ya no tendrás que preocuparte por si te quedas sin espacio para el ratón en mitad de una emboscada. Además, suelen ser más cómodas para los jugadores intensivos, pues los brazos reposan mejor y no tienes que estar recolocando el mouse entre deslizamientos continuamente.

Para no desgastar tus muñecas lo ideal es optar por una alfombrilla ergonómica, con una base de gel o espuma viscoelástica que eleve el punto de apoyo de la mano. Esto ayuda a tener una postura más relajada y facilita el flujo sanguíneo, evitando la fatiga en las sesiones más largas o problemas con el túnel carpiano.

Si tienes tendencia a sufrir molestias en el hombro o en el brazo, apostar por una alfombrilla con reposamuñecas no es mala idea. Sin embargo, suelen ser más pequeñas y no terminan de convencer a todos los gamers. Una alternativa es combinar tu almohadilla XXL con un reposamuñecas movible que vaya colocado justo en la base del teclado para liberar tensiones.

Alfombrillas con iluminación RGB

Muchos tapetes XL o XXL cuentan con retroiluminación para lograr esa estética gaming que tanto nos gusta a los jugones. Una almohadilla con esta opción iluminará tu escritorio para conseguir un setup mucho más impactante, que ayude a meterse de lleno en la partida. De esta forma, tu experiencia será más inmersiva.

Una alfombrilla RGB de calidad tendrá un precio más elevado, pero te dará mucho más juego. Y es que estos mousepad suelen incluir distintos modos de iluminación LED personalizables, pudiendo cambiar o apagar el sistema que ilumina los bordes con solo presionar un botón. Hay modelos muy livianos y enrollables, así que no tienes que preocuparte si quieres llevar el tuyo de aquí para allá.

Conexiones que puede incluir una alfombrilla de ratón

¿Te preguntas cuáles son las conexiones que puede incluir una alfombrilla de ratón gaming? Las de alta gama suelen contar con varios puertos USB adicionales, para que puedas conectar el ratón, el teclado mecánico, unidades flash, altavoces y otros periféricos. Estos hub resultan muy prácticos cuando tienes muchos accesorios y necesitas mantener tu escritorio en orden.

De este modo, no habrá nada que interfiera en tus movimientos hacia la victoria en pleno juego. Para que tu almohadilla funcione con luces solo tienes que conectarla con el cable y presionar el botón de encendido. Siendo plug and play no necesitarás ni siquiera instalar drivers. Eso sí, mira que sea compatible con tu sistema operativo. Algunas también disponen de un cargador inalámbrico para que tus dispositivos estén siempre al 100%.

Materiales para una alfombrilla

Para terminar esta guía, no podemos olvidarnos de un aspecto clave a la hora de elegir la mejor alfombrilla gaming para ratón: el material del que están hechas. Esto influye en su durabilidad, en las sensaciones que obtienes y hasta en los resultados. Porque no necesitarás lo mismo en un shooter que en un juego de rol o de aventuras.

Las almohadillas de tela son muy comunes, versátiles y económicas. Su superficie de microfibra está adherida normalmente a una base estable de goma, que la fija sobre la mesa para que no se mueva ni se formen arrugas en la trayectoria del ratón. Con una de estas alfombrillas podrás maniobrar con DPIs bajos, aunque tienden a desgastarse antes en las zonas de mayor rozamiento.

Si juegas a distintos géneros son la solución ideal. Además, pueden enrollarse, lo que facilita su transporte frente a otras opciones como las alfombrillas de plástico rígidas. Estas últimas, mezcla entre PVC, caucho, silicona o poliuretano, tienen a su favor que son más fáciles de limpiar y resistentes ante derrames. El mouse se desliza muy rápido por su superficie, por lo que algunos players de FPS las prefieren. Eso sí, desgastan más los surfers de los ratones y no son tan silenciosas.

Este problema también lo tendrás con una alfombrilla de aluminio. ¿Entonces por qué muchos jugadores de MOBA las adoran? Pues porque además de tener una estética muy chula, ofrecen alta precisión y resistencia. Los contras: son de tacto más frío, más caras y puede que terminen echándote de casa si juegas con ellas de noche; son bastante ruidosas, todo hay que decirlo.

Una última alternativa, en cuanto a materiales se refiere, son las alfombrillas de cristal. Tuvieron su momento de gloria, pero han ido perdiendo protagonismo. Con ellas se consiguen bajos niveles de fricción y movimientos muy fluidos. El problema es que son pesadas, frágiles y no funcionan igual de bien con todo tipo de ratones. 

En conclusión: si quieres sumarte un punto extra como gamer, debes saber elegir un tapete apropiado según el tipo de juego y los movimientos que hagas. El tamaño importa y el material también. Para ser imbatible prioriza la comodidad y la calidad, asegurando un deslizamiento acorde a tus necesidades. Cada accesorio que incorpores ha de sumar en tu setup gaming y las alfombrillas no son una excepción. Importan mucho más de lo que pueda parecer. 

post