Cómo sacar más rendimiento a un disco SSD

Discos Duros

Si ya de por sí, con un SSD aprovechamos más nuestros equipos, aquí te vamos a dar unos consejos para que saques mayor rendimiento a estos discos

¿Tu PC todavía no tiene un SSD? Admítelo, tu equipo es de otra época, la de los equipos ralentizados y de internet a paso de tortuga. Ya sea portátil o sobremesa, un ordenador con un Solid State Disk o disco SSD es la mejor opción para volar por la red.

¿Qué es un SSD?

Para quien no sepa muy bien qué son este tipo de discos, son unidades de almacenamiento de datos, como un disco duro normal, pero de mayor rendimiento y más velocidad de escritura y de lectura. No tienen partes móviles, por lo que son más resistentes a los golpe. El hecho de tener tiempos de acceso y de latencia muy bajos les hace rendir mucho mejor. Todo esto es gracias a su memoria flash, que difiere de los platos o discos magnéticos en que usan los discos duros convencionales.

Tanto si tienes un SSD instalado en tu ordenador como si estás pensando en instalarlo, aquí te vamos a dar unas recomendaciones para que le saques todo el partido. Además te aconsejamos para aumentar la vida de tu SSD que cada vez resulta más imprescindible. Algunos de los apuntes que vamos a darte a continuación conllevan cierto nivel de conocimientos en cuanto al trasteo de la configuración de tu ordenador.

Habilitar AHCI

La AHCI es la Interfaz avanzada de controlador de Host. Es importante que esto esté activo si queremos que nuestro Windows favorezca a nuestro SSD para que este rinda más. Para habilitar esta opción debemos acceder desde la BIOS del ordenador y activarlo desde la configuración o ajustes. En cualquier caso, si puede ser, es mejor activar el AHCI antes de instalar Windows en nuestro PC. Si no es posible, no habría ningún problema siempre y cuando la BIOS nos deje activarlo igualmente. Podemos encontrar esta opción en diferentes lugares dentro de los ajustes de la BIOS.

Habilitar TRIM

Parece una tontería pero el TRIM evita la degradación del disco duro, también la de nuestro SSD. Con esto podemos también aumentar la vida de nuestro disco. Windows 10 debe tener habilitada de forma predeterminada esta opción, pero si quieres asegurarte puedes hacerlo desde la línea de comandos del sistema. Abrimos una ventana del símbolo del sistema y escribimos el comando “fsutil behavior set DisableDeleteNotify 0”.

¿Activar o desactivar el desfragmentador de disco?

El desfragmentador de disco siempre nos ha servicio para organizar documentos de nuestro ordenador y quitar caché. Sobre tener esta opción habilitada o no cuando tenemos instalado un SSD hay muchas teorías por la red.

Lo que ocurres es que cuando llegaron los SSD se comprobó que el desfragmentador provocaba una reducción considerable de cantidad de ciclos de lectura y escritura, por lo que era perjudicial tenerlo activado. Hacía que el disco fuera algo más lento y un proceso con mayor carga que provocaba el desgaste rápido del SSD.

Con Windows 10 ha desaparecido este problema. El desfragmentador ahora se llama Optimizador de unidades y no perjudica ni el rendimiento ni desgasta a nuestro SSD. De hecho, algunos aseguran que es incluso positivo dejarlo activado. Lo cierto es que parece una aplicación neutra que no perjudica ni beneficia al disco.

El Prefetch y el Superfetch

Si no tienes mucha idea de configuración de sistemas, estas dos palabras te estarán sonando a chino. No importa, aquí te explicamos qué son.

El Prefetch es un servicio encargado de copiar archivos que se han abierto recientemente y almacenarlos en un área contigua al disco duro. Sirve para que cuando se vuelva a acceder a ellos, se pueda hacer de forma rápida. No es necesario tener el prefetch activado porque el SSD hace este trabajo y tarda lo mismo en acceder a un archivo. Es por esto que este servicio pierde un poco su sentido por lo que tenerlo activado solo nos está consumiendo RAM.

El Superfetch es un servicio que se encarga de precargar programas muy utilizados en nuestro equipo. Al igual que el prefetch usa espacio de memoria para acelerar ese inicio rápido y resulta bastante absurdo tenerlo activado, ya que nos estamos comiendo un espacio de RAM que puede aprovechar nuestro SSD, ya que él es capaz de hacer lo mismo igual de rápido.

Para desactivar el Prefetch y el Superfetch abriremos una ventana del sistema y escribiremos la siguiente ruta: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management\PrefetchParameters. Una vez aquí estableceremos el valor 0 a las opciones EnablePrefetcher y EnableSuperfetch.

Actualizar el firmware del SSD

Esto parece obvio pero hay quien lo pasa por alto. Cuando instalamos un SSD en nuestro ordenador tenemos que asegurarnos de que el firmware está actualizado y así pueda ofrecer un rendimiento absoluto. Si no sabemos si nuestro SSD está actualizado tenemos que entrar en la web del fabricante de nuestro disco y buscar si hay actualizaciones disponibles.

Los fabricantes pueden subir a sus webs oficiales actualizaciones de sus productos, es bueno que estemos alerta de eso. Para saber la versión que tenemos de SSD (si no lo sabes), existen herramientas online que te pueden proporcionar esa información. Una vez sabemos la versión que tenemos, podemos ver si hay nuevas actualizaciones disponibles y mantener nuestro disco actualizado.

Evitar apagados por inactividad

Si el ordenador se queda inactivo o entra se suspende, el disco duro (sus partes móviles) se apaga también para ahorrar energía. El problema es que un SSD no tiene partes móviles por lo que no se ahorra energía cuando el equipo está sin actividad. Esto significa que el SSD sigue funcionando y gastando energía si tu ordenador está suspendido, ese uso hace que se desgaste.

Obviamente no queremos es que el SSD esté trabajando mientras tú crees que tu ordenador está descansando. Por esto es mejor apagar el ordenador o deshabilitamos la opción de ahorro de energía de nuestro equipo, para evitar que se quede inactivo.

Para quitar la opción de ahorro de energía debemos activar el sistema de Alto Rendimiento. Esto se encuentra en el panel de control > Sistema y Seguridad > Opciones de Energía.

 

Hazte con un disco duro SSD en PcComponentes: