NEST

Termostatos Inteligentes: Nest


Los avances tecnológicos para el hogar se suceden a un ritmo vertiginoso y han llegado para quedarse. El término smarthome, del que ya hemos hablado, engloba un gran número de tecnologías, funcionalidades y productos que nos permiten controlar como nunca lo que ocurre en nuestra vivienda. De entre todos ellos destaca el termostato inteligente Nest, el dispositivo al que vamos a dedicar este artículo.

Hay que reconocer el mérito de conseguir que estemos hablando de un termostato, algo que hay en todas las casas y en lo que no nos fijamos nunca, ¿o no es verdad? El caso es que esta startup, fundada por un extrabajador de Apple, ha revolucionado el concepto de termostato y en 2010 creó el primer Nest. Desde entonces hemos visto llegar una segunda y actualmente la tercera versión. La premisa de este ingeniero era clara: hacer inteligente los termostatos de control de temperatura. ¿Lo han conseguido? Rotundamente sí, y no ha dejado indiferente a nadie que lo ha probado.

Nest te ayuda a ahorrar en la factura de luz y gas

El ahorro es junto a la comodidad una de las bases de la domótica y una de las múltiples razones por las que cada vez más hogares se están sumando al concepto de smarthome, casas conectadas o casas inteligentes de las que tanto se habla.

La domótica ha dado grandes saltos hasta llegar a donde hoy está. Y aunque tiene un gran camino por delante, dispositivos como Nest ponen de manifiesto todo lo logrado.

Poder gestionar la temperatura de tu casa desde cualquier lugar es algo sumamente útil para nuestra comodidad, y sobre todo para el bolsillo.

Se acabó el malgastar energía, que tu casa esté fría cuando vuelvas del trabajo o no tener agua caliente cuando llegas del gimnasio. Con Nest, todo está conectado y centralizado en un lugar: tú teléfono móvil. Y gracias a la geolocalización, Nest sabe si estás volviendo a casa y lo prepara todo para ti.

Sencilla instalación, configuración y uso

Instalar Nest es muy sencillo, no nos hará falta sacarnos un doctorado ni leer un complejo manual repleto de imágenes confusas, tampoco nos faltarán piezas. En menos de media hora lo tendrás instalado y configurado. Basta con retirar el viejo termostato y conectar este utilizando la misma instalación para pasar de una casa del siglo XX a una del siglo XXI. En las instrucciones se incluyen unas pegatinas que nos sirven para identificar la función de cada cable que conectemos a Nest (estos chicos han pensado en todo). También se incluye una carcasa para colocarla bajo el dispositivo si queremos ocultar los agujeros de anclaje del anterior termostato.

Podemos elegir la opción con soporte de sobremesa para el termostato, lo cual cambia un poco la instalación: conectamos el Heat Link sobre el termostato antiguo y tenemos libertad absoluta para colocar el termostato Nest en cualquier habitación de nuestra casa y moverlo con total libertad como si de un termómetro se tratara. Esto es muy útil para establecer como habitación de referencia la más fría en invierno y la más cálida en verano, o aquella en la que pasemos más tiempo. De esta forma la calefacción y el aire acondicionado funcionarán hasta que las habitación que nos interese aclimatar se encuentre a la temperatura perfecta para nuestro confort.

Ha llegado el momento de configurar nest, y no podía ser más sencillo. Nada más comenzar nos dará la opción de elegir qué tipo de ubicación es donde se encuentra: casa, apartamento o negocio. Tras ello, introducimos la clave de nuestra WiFi. Este es quizá el peor paso, pues la forma de introducirla no es la más intuitiva del mundo, pero tampoco es algo desesperante. Justo cuando se conecte, hará un test de conexión y nos dará el OK. Ya está todo.

Nest es compatible con prácticamente cualquier sistema de calefacción, ya sea por gas, gasoil, suelo radiante, bombas de calor, sistemas Opem Therm y se puede controlar perfectamente desde cualquier lugar gracias a que todas las opciones se encuentran en la app que instalaremos en nuestro smartphone.

¿Por qué le llamamos termostato inteligente?

Un termostato de toda la vida se apaga o enciende al llegar a la temperatura que le indicamos en su ruleta. Si esto ocurre varias veces a lo largo del día, incluso sin que estemos en casa, la caldera estará trabajando todo el día sin necesidad. Los más modernos llegaban incluso a permitirnos crear algunos programas básicos según la hora del día, pero que ni mucho menos llegan al nivel de profundidad que encontramos con el termostato de Google.

Nest aprende con el tiempo. Tras unos pocos días de uso calcula el tiempo que tarda en calentar o enfriar tu casa. Es capaz de aprender teniendo en cuenta factores como la pérdida de calor por las paredes, cómo afecta la temperatura exterior, no dejarse engañar si le da la luz del sol de forma directa, a la vez que también aprende sobre nosotros: a qué hora volvemos habitualmente a casa, incluso detectar si periódicamente vamos al gimnasio un determinado día. Todo esto le permiten automatizar el encendido y apagado de la calefacción o el aire acondicionado de una forma mucho más precisa de la que nosotros mismos somos capaces tras años viviendo en esa misma casa. ¿No es increíble?

Nest se gana a pulso el título de termostato inteligente por cosas como su capacidadde predecir cuando llegarás en casa y calcular el tiempo que tarda en calentarla. De esta forma es capaz de optimizar el uso de la caldera y el aire acondicionado, reduciendo los tiempos en los que está encendida, lo que se traduce en un ahorro económico que notaremos a final de mes.

Contrólalo desde tu móvil en cualquier momento

Todo lo anterior está muy bien. Vale que nos conozca a nosotros y nuestra casa mejor que nuestra madre, pero, ¿y si algún día mis planes cambian? ¡No te preocupes por nada, tiene fácil solución!

Aunque es posible que tras un periodo de tiempo Nest ya intuya que hoy vas a llegar a la hora de siempre a casa, si te surge un imprevisto podrás cambiar la configuración desde tu smartphone en un momento.

Cuando instalas y configurar Nest, también te registras en la plataforma de la compañía para enlazar ambos dispositivos y gestionar el termostato desde tu móvil. De esta forma estás siempre conectado y recibiendo información en vivo de lo que ocurre en tu casa y pudiendo cambiar lo que necesites cuando te haga falta.

Nest es también seguridad

La llegada a España de la tercera versión de Nest ha venido acompañada de dos cámaras que se suman al ecosistema domótico para permitirnos controlar lo que ocurre tanto fuera como dentro de nuestra vivienda en todo momento.

Las cámaras de seguridad se conectan y envían la información directamente a Nest y a nuestro smartphone para recibir en vivo la imagen y el sonido de todo lo que esté ocurriendo dentro de su campo de visión.

Una de las funciones más llamativas es que ambas cámaras incorporan un altavoz que retransmitirá nuestra voz si enviamos un mensaje. Además, puedes configurarlas para enviar una notificación al teléfono enlazado a Nest cada vez que detecten movimiento, una forma de estar siempre al tanto de lo que ocurre en tu casa estés donde estés.

¿Merece la pena comprar Nest?

A esta pregunta podemos responder que sí en todos los casos, pero existen ciertos matices que hacen que comprar un termostato inteligente sea una compra obligada o tan solo un pequeño capricho.

Si en tu casa tienes un termostato antiguo en el que configuras la temperatura con una ruedecita, notarás la diferencia desde el primer día. En muchos hogares se ha reducido el uso de la caldera en más de la mitad gracias a este dispositivo además de ganar en confort.

La compra también es recomendable si tienes dispositivos configurables pero con programas sencillos, el ahorro es menor, pero seguirás rascando horas de uso a la caldera y seguimos ganando en comodidad de uso gracias al teléfono móvil.

Y si ya tienes un termostado inteligente en casa, la compra es más una cuestión de gustos. Si te atrae el diseño, la interfaz tanto del termostato como de su app móvil, y otros pequeños detalles, bien puedes dar el salto aunque en el ahorro apenas notes la diferencia.

PUEDE QUE TE INTERESEN

ARTÍCULOS RELACIONADOS

#

Smarthome

¿QUÉ ES SMARTHOME?

Hogares de diseño en los que las luces se encienden al entrar y la calefacción se encendió hace rato para recibirnos con un cálido abrazo. El robot de cocina da el último toque a nuestro plato y un robot aspirador se desliza en silencio por el salón mientras la tele se enciende con nuestro canal favorito. Todo esto no es ciencia ficción, tiene nombre: smarthome; y apellidos: smartlighting, smarthealth, window control...

Ver más →
#

SMARTLIGHTING

AHORRA MES A MES EN TU FACTURA DE LA LUZ

Smart lighting es el término que utilizamos para referirnos a un sistema inteligente de iluminación. Este conjunto tecnológico está formados por sensores, controladores y, por supuesto, una red de iluminación. El objetivo no es otro que el de propiciar un uso cada vez más eficiente de los recursos reduciendo el coste final del sistema manteniendo o mejorando el nivel de iluminación.

Ver más →