Cómo conseguir hacer la barbacoa perfecta

Electrohogar

19 de Agosto de 2021

¿Te gustaría saber como hacer una barbacoa? Descubrimos todos los secretos que necesitas para cocinar con barbacoa. Desde el encendido hasta la limpieza, le sacarás fácilmente el máximo partido posible a este elemento.

la barbacoa perfecta

¿Cómo escoger la mejor barbacoa?

Ten siempre en cuenta algunos factores esenciales que pasamos a comentarte para elegir en consecuencia:

  • ¿Qué tipo de encendido y de combustible prefieres? Las hay de leña, de carbón, eléctricas y de gas.
  • ¿De cuánto espacio dispones? Valora el diámetro de la barbacoa a adquirir y dónde la vas a colocar.
  • ¿Cuál es tu presupuesto? En el mercado encontrarás alternativas que van de las más económicas a las más caras. Todo dependerá de cuánto te quieres gastar y del uso que vas a darle. El punto medio suele ser la mejor alternativa.

Te dejamos otro post en el que te damos las claves para escoger la mejor barbacoa para tu casa. 

¿Cómo conseguir hacer la barbacoa perfecta?

Vamos a los consejos para que no te quede la menor duda al respecto del uso de tu barbacoa. Empieza eligiendo un sitio seguro y no olvides que el fuego no puede quedarse nunca sin vigilancia. Igualmente, debes tener preparado lo que vas a cocinar y los utensilios necesarios para hacerlo.

¿Cómo encender una barbacoa?

Si es de gas o eléctrica solo tienes que usar un mechero o pulsar un botón para encender tu barbacoa. Si es de leña o de carbón, no olvides que la primera opción necesita unos 40 minutos para hacer brasa. De apostar por el carbón, elige uno de encina o de una calidad similar.

Abre una pestaña que hay en la parte inferior de la barbacoa para que entre el aire. Prende un papel o un trozo de madera fino y ve colocando encima el carbón o la leña poco a poco. Si no usas productos químicos inflamables, mejor, así lo que prepares no se contaminará de su sabor.

¿Cómo cocinar en una barbacoa?

Cuando la leña se convierta en ascuas, o el carbón se ponga de color blanco, haz la prueba de los siete segundos. Coloca tu mano a unos 10 centímetros de la parrilla durante ese tiempo. Si ves que no te quemas, ya puedes poner los cortes de carne más gruesos. Si vas a hacer pescado o trozos más finos de carne, el tiempo de comprobación es de cinco segundos.

Cuando sepas que ya tienes la temperatura adecuada, usa el atizador para repartir las brasas. Conseguirás que toda la superficie de cocción esté a la misma temperatura. Recuerda que puedes jugar con el calor indirecto colocando las brasas a los lados y los alimentos en el centro de la parrilla.

¿Cómo limpiar la barbacoa después de usarla?

Es uno de los consejos para cuando cocines en una barbacoa que menos se tiene en cuenta. Limpiar la parrilla de tu barbacoa te permite alargar su vida útil y evitar que se peguen los alimentos en un uso posterior. Además, es tan fácil como pasar un cepillo metálico específico cuando la parrilla está todavía caliente. Lograrás dejarla como nueva.

Si lo haces en frío, usa desengrasante, deja actuar y limpia correctamente. Debes deshacerte del carbón de forma segura y certificar que está totalmente apagado. Limpia bien los restos de ceniza fríos con un cepillo y comprueba que la pestaña por la que entra el oxígeno no está obstruida.

Consejos cuando cocines en una barbacoa

No uses aceite. Coloca lo que quieras cocinar directamente sobre la parrilla limpia y dale una única vuelta. Añade la sal a la parte que está ya cocinada. Si te pasas de cocción, lograrás que le salgan a la carne las líneas de la parrilla (lo que confirma que está demasiado hecha y que va a estar seca).

Cada alimento tiene un punto de cocción distinto. Empieza con los más gruesos y, a medida que el calor vaya disminuyendo, añade los más finos. Lo mismo sucede con las verduras. Añadirlas al final es siempre una buena idea para que mantengan su punto crujiente.

Como has comprobado, cocinar con barbacoa es bastante más fácil de lo que pensabas. El momento del encendido es uno de los más complicados, pero puede superarse con facilidad y sin caer en el error de llenarlo todo de leña o carbón. La cocción es otro aspecto a tener en cuenta. Apuesta por preparar los alimentos al punto en lugar de muy hechos para que queden más jugosos. De querer usar algún aderezo, incorpóralo tras haber servido el alimento elegido. Evitarás que caiga sobre las brasas y que se generen humo y olores.

Finalmente, no olvides que una barbacoa en casa no es sinónimo de comida grasienta. Elige un menú variado que incluya verduras, pescado o carnes magras. Solo te queda comenzar a llamar a quien prefieras y demostrarles a tus invitados que sabes cómo hacer una barbacoa. Seguro que se sorprenden con tu maestría y la manera en que conviertes cada cita para comer en uno de sus momentos favoritos.

Las mejores Barbacoas

Ver más