¿Cómo descongelar mi congelador?

Electrohogar

26 de Agosto de 2021

¿Cómo puedo descongelar mi congelador? Si te has formulado esta pregunta en varias ocasiones, revisa estos consejos que te proporcionamos desde PcComponentes para quitar hielo del congelador sin esfuerzo.

hielo en mi congelador

¿Por qué se genera hielo en mi nevera o en mi congelador?

Porque cambia el grado de humedad en su interior. Cada vez que abres el congelador entra un poco de aire que desplaza la humedad a las paredes laterales. Como estas están frías, la humedad se condensa y se transforma en hielo.

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Lo más importante es que, cada vez que vayas a abrirlo, sepas qué vas a coger. Mantenerlo abierto durante mucho tiempo es contraproducente. El cierre ha de ser hermético y no debes hacer demasiada presión para conseguirlo. Evita también el cerrar dando un portazo (conseguirás que la goma se deteriore). Además, siempre que abras un cajón revisa que lo has cerrado correctamente. En ocasiones, impiden el correcto cierre de la puerta.

¿Cómo debo descongelar el congelador?

Para quitar hielo del congelador hay diversas alternativas, pero no todas preservan el correcto funcionamiento del aparato. En PcComponentes te proponemos una que te ofrecerá un excelente resultado y que no afectará a la vida útil de tu electrodoméstico.

Comienza vaciando el congelador totalmente. Desenchúfalo y deja la puerta abierta. Pon en el suelo una toalla o papeles absorbentes. Esta opción te llevará varias horas, pero te aseguras que los circuitos de tu congelador no sufrirán. De tener prisa, puedes colocar una toalla sobre una de las rejillas y encima una olla con agua caliente.

La alternativa de usar un secador de pelo dirigiendo el aire caliente hacia el hielo no es aconsejable dado el peligro que conlleva. Recuerda que el suelo estará húmedo y que podrías sufrir un accidente. Lo mismo sucede con retirar el hielo usando un cuchillo o un martillo. Cualquier esquirla podría producir cortes además de dañar el propio congelador. Consideramos esencial que elijas un día en el que tengas tiempo de sobra para realizar la descongelación y que evites este tipo de atajos.

Sin embargo, sí puedes usar la espátula de plástico que suelen incluir los frigoríficos al ser específica para esta tarea. A medida que el hielo se vaya derritiendo podrás rascar suavemente y retirarlo.

Cuando no quede nada, limpia los cajones exclusivamente con agua y bicarbonato. Usar otro producto contaminaría los alimentos. Sécalos bien y enchufa el congelador antes de poner los alimentos en su lugar.

¿Se puede hacer de manera automática?

Sí. Algunos modelos incluyen esta alternativa. Además recuerda que la gran mayoría de los nuevos electrodomésticos disponen de la tecnología “no frost”. Este sistema enfría y congela los alimentos sin producir escarcha.  En el siguiente post sobre los frigoríficos no frost, te explicamos en detalle en qué consiste esta tecnología.

¿Con qué periodicidad debo hacer la descongelación?

Una vez al año como mínimo. Lo más adecuado es comprobar el estado de las paredes periódicamente y hacerlo antes de que se acumule demasiado hielo. Si está acumulación de hielo se produce de manera muy frecuente, quizás haya llegado el momento de cambiar de congelador. 

Te hemos preparado una selección de congeladores y frigoríficos combi en los que además de evitar los problemas de acumulación de hielo, ahorrarás en tu factura de la luz por su calificación energética. 

Consejos para un buen mantenimiento de mi congelador

Comienza fijándote en el estado de la goma de la puerta. Si hay hielo en la parte interior de la misma es que está en mal estado. Lo mismo sucede si observas moho o que debes presionar para cerrarla. Lo más adecuado es cambiar la goma si compruebas que la puerta no se cierra correctamente.

Un consejo que puedes aplicar periódicamente es limpiar los cajones y las bandejas. Ordena la comida que tengas almacenada y comprueba que nada toque las rejillas de congelación pudiendo obstruirlas. Es adecuado también comprobar si las piezas del congelador están limpias y si el ventilador gira sin problemas durante su funcionamiento.

Una de las claves para el mantenimiento del congelador es escuchar los ruidos que hace. Los más nuevos son muy silenciosos, pero si se produjera algún cambio es siempre un mal síntoma. Resulta adecuado no cambiar su temperatura continuamente. La limpieza de la zona posterior también incide en su correcto funcionamiento. Retíralo de la pared al menos una vez al mes para eliminar el polvo acumulado.

Otro buen hábito es limpiar el desagüe. Se encuentra en la parte baja, pegado al fondo. Suele estar al lado de dos perfiles de plástico y consiste en un pequeño orificio protegido con una goma. Solo tienes que usar un bastoncillo de algodón para retirar, cuidadosamente, la suciedad acumulada. Seca con un papel absorbente al final del proceso.

Finalmente, comprueba que la temperatura de los alimentos es la correcta y que no hay escarcha en las paredes. De haberla, estará consumiendo un 20 % más de energía. Puedes apostar por un modelo no-frost para evitarlo.

La mejor respuesta a la pregunta como puedo descongelar mi congelador sigue siendo la alternativa más natural. Deja que el hielo se derrita poco a poco, retíralo con objetos no cortantes y limpia tu congelador. Un mantenimiento periódico alargará su durabilidad y te permitirá ahorrar en tu factura de la luz. Pon en práctica los consejos anteriores y seguro que consigues tu objetivo de tener un congelador en perfecto estado con el mínimo esfuerzo.

Los mejores congeladores no-frost

Ver más

Frigoríficos para tu cocina

Ver más