PcComponentes
Mi Cuenta

Cómo elegir el mejor monitor gaming

Periféricos
Roberto Ruiz.20 de septiembre de 2022 - Última actualización: 25 de abril de 2023

Repasamos las características básicas que debe tener un monitor gaming. Si vais a utilizar vuestro ordenador principalmente para jugar, deberíais tener en cuenta estas recomendaciones antes de elegir un monitor.

mejor monitor gaming

Si utilizáis vuestro ordenador para jugar a videojuegos con frecuencia, y estáis organizando una habitación gamer para sacar el máximo partido a vuestras sesiones de juego, es evidente que el monitor es uno de los elementos más importantes que debéis considerar. Al fin y al cabo, la pantalla es lo que vais a tener frente a vuestros ojos y ahí se va a desarrollar la acción, por lo que conviene que sea capaz de reproducir la experiencia con la mayor calidad posible.

Hace poco os contamos cuáles son los monitores más vendidos de PcComponentes, entre los que podéis encontrar algunos de los más apropiados para jugar, y también os hemos hablado de los mejores monitores para ordenador del año. En este texto vamos a centrarnos de manera específica en las características en las que debéis fijaros si estáis buscando un buen monitor gaming, y en las especificaciones más adecuadas para ello.

habitación para un gamer

Claves para elegir el mejor monitor gaming

Tamaño del monitor

Lógicamente, el tamaño del monitor es una de las principales características que debéis valorar a la hora de hacer la elección. Como lo normal es que tengáis el monitor cerca de vosotros, no conviene que sea demasiado grande porque dificultaría vuestra visión de todos los elementos en pantalla, aunque quedarse cortos de tamaño también puede causar que no disfrutéis al máximo de las partidas.

Para jugar, os recomendamos que el monitor tenga como mínimo 24 pulgadas, y aún mejor si alcanza las 27 pulgadas. Algunos jugadores incluso prefieren utilizar los de 32 pulgadas, pero sólo aconsejamos esto si vais a dejar algo de espacio entre vuestra posición y la pantalla (100 cm o más). Obviamente, el espacio disponible en la habitación y en la mesa también es un factor fundamental para elegir un monitor más grande o más pequeño.

Resolución y tasa de refresco

Para aprovechar la potencia de vuestro equipo y las posibilidades de los juegos actuales, es recomendable que vuestro nuevo monitor alcance como mínimo los 1440p de resolución, con lo cual podréis disfrutar adecuadamente de los juegos que se editan hoy en día. Y si podéis haceros con uno que ofrezca resolución 2160p (4K), aún mejor, pues cada vez son más los juegos que llegan a esos números con el hardware adecuado.

Eso sí, tened en cuenta que lo habitual es que, cuando un videojuego permite resolución 4K en sus opciones, es a cambio de sacrificar un poco de rendimiento y fluidez, así que a no ser que los gráficos sean vuestra mayor prioridad es poco probable que juguéis a menudo en 4K, al menos con el catálogo actual de juegos. Eso sí, si tenéis un equipo y una tarjeta gráfica muy potentes, vais a aprovechar cada vez más el 4K con los nuevos juegos que están saliendo, así que también puede ser una buena apuesta de futuro optar por esa resolución.

elegir un monitor para jugar a videojuegos

En cuanto a la tasa de refresco, lo normal es que vayáis perfectamente servidos con 144 Hz (ni os planteéis una cifra menor si tenéis un buen ordenador y vais a jugar a lo más nuevo). Pero si sois muy exigentes, y especialmente si competís en torneos online en los que cada fracción de segundo cuenta, puede que queráis haceros con un monitor de 240 Hz o incluso más para seguir con mayor velocidad el ritmo de la acción y así reaccionar a tiempo ante cualquier situación.

FreeSync y G-Sync

FreeSync y G-Sync son tecnologías diseñadas por AMD y NVIDIA respectivamente, cuya misión consiste en eliminar los fenómenos negativos conocidos como tearing (cortes de imagen) y stuttering (parones de imagen), que durante muchos años han empañado la experiencia de los jugones. Estos problemas están cada vez más en el pasado, ya que cualquier monitor gaming que se precie actualmente dispone de una de las mencionadas tecnologías para que nada se interponga en nuestro disfrute.

Como cada una de estas tecnologías está asociada a una fabricante, hay que tener en cuenta que debéis comprobar que vuestra tarjeta gráfica sea compatible con la que ofrezca el monitor que vayáis a adquirir. Dicho esto, lo cierto es que algunos jugadores y expertos consideran que el G-Sync de NVIDIA ofrece una experiencia y estabilidad ligeramente superiores, aunque el FreeSync de AMD también obtiene resultados muy buenos.

características de un buen monitor gaming

Al final, la clave está en qué tarjeta gráfica estáis utilizando, como comentábamos, y no hay que olvidar que si tomáis la ruta AMD puede que la relación calidad/precio os convenga más, aunque todo depende de los gustos y preferencias de cada usuario.

Otras características de los monitores gaming

Entre las otras características que debéis buscar al escoger un monitor gaming, una de las más importantes es que tenga 1 ms de tiempo de respuesta (o incluso menos), especialmente si vais a jugar a videojuegos ágiles y con mucha acción.

Por otra parte, la mayoría de los monitores más exitosos y apreciados tienen pantallas LED (importante que incluyan tecnología IPS). Puede que los jugadores más exigentes quieran plantearse otros formatos como OLED o QLED, aunque a día de hoy esos tipos de pantalla no están muy extendidos en el mundo de los monitores gaming, salvo algunas excepciones de nivel premium.

Elige entre los mejores monitores gaming

post
BOFU
perifericos