Drones educativos para niños en las aulas y en casa

LifeStyle

Los drones han llegado a las aulas. Muchos centros de enseñanza incorporan proyectos con drones educativos para enseñar algunas materias, como matemáticas, tecnología o mejorar el trabajo en equipo.

Lejos quedó el origen bélico de los primeros vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones. Este tipo de dispositivos ha proliferado en los últimos años en el mercado debido a su aplicación para el ocio.

Inclusive, actualmente están apareciendo diferentes iniciativas para acercar el uso de los drones a los más pequeños como Drones en las aulas o la inclusión de talleres para aprender a construirlos dentro del programa de la asignatura de Tecnología, Programación y Robótica en los colegios públicos de algunas comunidades autónomas, como Madrid.

Pero más allá de las iniciativas y las actividades escolares la pregunta es: si mi hijo me pide un dron como regalo, ¿debería comprárselo? ¿es seguro darle el manejo de un dispositivo de estas características a un menor?

manejo de drones

¿Debo comprar un drone para niños?

La mayor preocupación para los padres es, lógicamente, si manejar un dron será algo seguro para sus hijos. Pues bien, la respuesta a esa pregunta dependerá en primera instancia de varios factores.

En primer lugar la edad del niño, ya que esto influirá en qué tipo de drone se debe elegir y si deben o no los padres supervisar su uso.

De este modo, no se recomienda que los niños muy pequeños estén en contacto con drones ya que son más propensos a llevarse objetos pequeños a la boca y además, tampoco serían capaces de pilotar un dron debido a su corta edad.

La edad recomendada por la mayoría de fabricantes de drones aptos para niños es a partir de los 8 años en adelante. En realidad, hay muchos modelos que hoy en día se fabrican y distribuyen como “drones para niños”, aunque técnicamente no son juguetes.

Es importante señalar que todos los drones deben considerarse como un dispositivo serio y que, preferiblemente, debe manejarse bajo la supervisión de un adulto, al menos en niños menores de 12 años.

Pero volviendo a los drones para niños, o drones para principiantes, estos suelen ser más fáciles de dirigir e incluso, no suelen tener cámaras conectadas. Esto disminuye las preocupaciones legales y de seguridad que podría acarrear una cámara incorporada en uno de estos aviones. Además, otra característica importante a señalar es que este tipo de drones suelen tener un tiempo de vuelo y alcance de altura limitados.

construcción de drones

El uso educativo de los drones en las aulas

El uso de los drones en clase impulsa la obtención de conocimientos tecnológicos y también el desarrollo de algunas competencias básicas como la imaginación, la creatividad e incluso, el trabajo en equipo. Es un herramienta que ayuda a aprender áreas tan dispares como la fotografía, el vídeo, la geografía, la cartografía, el 3D mapping, la programación o las matemáticas.

La Organización Internacional para la Innovación y Tecnología en Educación (IOITE) puso en marcha en el año 2014, un proyecto mundial para desarrollar robots y drones con utilidad dentro de las aulas, de modo que intervinieran positivamente en la transformación digital en los centros educativos.

Y así ha sido; desde hace unos años, los drones se han convertido en una herramienta para enseñar programación, mecánica y ciencia en las aulas. Su uso enfocado a la enseñanza, se denomina dronótica, y algunas de sus aplicaciones van desde la creación de un drone en el área de la robótica (aprendiendo a construirlo y programarlo) hasta el desarrollo de proyectos como por ejemplo, recorrer todo el colegio y sus alrededores mediante la toma de vídeos y fotografías con dispositivo.

Su aplicación también se aplica al área de las matemáticas con el cálculo de recorridos, distancias o gráficos temporales. También se puede utilizar para la grabación de eventos escolares o deportivos y para realizar actividades extraescolares en grupo.

Los mejores drones para niños

mejores drones

Por norma general, los drones para niños suelen ser de menor tamaño que los drones corrientes, pero ésta no es la única característica que los diferencia y que debemos tener en cuenta antes de comprar uno.

Este tipo de drones debe ser mucho más resistente a los golpes (el manejo de un niño tiende a ser más errático que el de un adulto) y sobre todo, sus hélices deben estar protegidas para evitar posibles cortes o daños.

Uno de los drones que se encuentra actualmente en el mercado y que cumple con todas estas características es el Parrot Swing Drone, aunque también está la opción de optar por drones terrestres sin hélices, como el Parrot Jumping Race Max, un minidrone de nueva generación que en lugar de aspas, tiene unas enormes ruedas.