La historia del teclado del ordenador

Teclados

Un resumen de la historia del teclado que hoy usamos para comunicarnos en el móvil, ordenador o cualquier pantalla. Desde la máquina de escribir hasta los teclados mecánicos más modernos.

Hoy vamos a profundizar en la historia del teclado del ordenador. La historia del teclado en general, de ese elemento tan importante y decisivo para nuestras vidas y la comunicación en la sociedad actual, y sobre el que quizás nunca nos hemos parado a reflexionar. Todos los días tocas al menos uno, sin contar el teclado digital que incorporan los smartphones, y que nos permiten comunicarnos a escalas inimaginables hace tan solo unos años. Hoy vamos a conocer la historia del teclado del ordenador desde sus inicios, hasta este mismo momento, en el que seguramente descanse debajo de tus dedos, esperando las siguientes pulsaciones.

La historia del teclado moderno comienza con una herencia directa de la invención de la máquina de escribir. Christopher Latham Sholes patentó la primera máquina de escribir moderna y práctica en 1868 y poco después, en 1877, la Remington Company comenzó a comercializar masivamente este nuevo invento. Tras una serie de desarrollos tecnológicos, su teclado se ha convertido gradualmente en el teclado estándar de todos los elementos computacionales.

El teclado QWERTY

Existen varias leyendas en torno al desarrollo del diseño del teclado QWERTY, que fue patentado por Sholes y su socio James Densmore en 1878. En este primer diseño, las teclas del teclado estaban dispuestas en orden alfabético. Sin embargo, surgió un problema. Muchas personas, que se habían vuelto muy hábiles para escribir a gran velocidad, se dieron cuenta de que las teclas a menudo se atascaban cuando escribían demasiado rápido, lo que causaba todo tipo de problemas.

Los primeros mecanógrafos presionaban una tecla que, a su vez, empujaba un martillo de metal que se elevaba en forma de arco, golpeando una cinta entintada para dejar su marca en un papel antes de regresar a la posición original. Este nuevo orden de las letras, que también suponía una separación de pares de letras comunes, minimizó el atasco del mecanismo pero también ralentizó considerablemente la velocidad escritura.

*Arriba una imagen de un teclado con disposición DVORAK y abajo uno con disposición QWERTY internacional

A medida que la tecnología de la máquina mejoraba, se inventaron otros diseños de teclado, como el teclado Dvorak patentado en 1936. Este diseño consistía en poner más o menos próximas las letras más comunes, estaba hecho a conciencia para conseguir una escritura mucho más fluida. Aunque hoy en día hay usuarios dedicados de Dvorak, siguen siendo una pequeña minoría en comparación con los que siguen utilizando el diseño QWERTY original, que sigue siendo el diseño de teclado más popular en dispositivos de todo tipo en todo el mundo occidental. Por cierto, QWERTY son las primeras seis letras del teclado, empezando por la fila superior y leyendo de izquierda a derecha.

La prehistoria del teclado de ordenador

Uno de los primeros avances en la tecnología del teclado fue la invención de la máquina de teletipos. También conocida como la teleimpresora, esta tecnología ha existido desde mediados del siglo XIX, y fue perfeccionada hasta que en 1910 se hizo práctico para la mayoría de los usuarios cotidianos.

En la década de 1930, se introdujeron nuevos modelos de teclado que combinaban la tecnología de entrada e impresión de las máquinas de escribir con la tecnología de comunicaciones del telégrafo. Los sistemas de tarjetas perforadas también se combinaron con máquinas de escribir para crear lo que se conoce como perforadoras de teclado. Estos sistemas se convirtieron en la base de las primeras calculadoras, que tuvieron un gran éxito comercial. Para 1931, IBM había registrado más de un millón de dólares en ventas de calculadoras personales.

La tecnología Keypunch se incorporó en los diseños de los primeros ordenadores, incluido el ordenador Eniac de 1946, que utilizaba un lector de tarjetas perforadas como dispositivo de entrada y salida. En 1948, otro ordenador llamado Binac utilizaba una máquina de escribir de control electromecánico para introducir los datos directamente en la cinta magnética con el fin de transferir los datos del ordenador y los resultados de impresión.

La emergente máquina de escribir eléctrica mejoró aún más la unión tecnológica entre la máquina de escribir y el ordenador. Así, en 1955, el Whirlwind del MIT, se convierte en el primer ordenador del mundo que permite a sus usuarios introducir comandos a través de un teclado y confirma lo útil y conveniente que puede ser un dispositivo de entrada de teclado. Había nacido, la era de la programación.

La llegada de las pantallas

En 1964, el MIT, los Laboratorios Bell y General Electric impulsaron el desarrollo de una nueva interfaz de usuario llamada terminal de visualización de vídeo que incorporó la tecnología del tubo de rayos catódicos utilizado en las televisiones, al diseño de la máquina de escribir eléctrica.

Esto permitió a los usuarios de las primeras computadoras, ver qué caracteres de texto estaban escribiendo en sus pantallas por primera vez, lo que hizo que los archivos de texto (si es que ya podían llamarse así) fueran más fáciles de crear, editar y eliminar. También facilitó la programación y el uso de los ordenadores a un mayor número de usuarios.

A mediados de la década de 1970 aparecieron el Imsai y el Altair, los primeros ordenadores personales del mundo, que ya estaban a la venta. Conocidos como sistemas informáticos S100, cada ejemplar fue ensamblado individualmente desde cero, pieza por pieza. Estos ordenadores no tenían unidad de disco duro o disquete con los que guardar los datos. El código de programación utilizado para ejecutar los ordenadores tenía que ser introducido manualmente utilizando los interruptores del teclado en el panel frontal del ordenador, lo que era una tarea bastante costosa.

Ni siquiera había un teclado adecuado para estos ordenadores, y en su lugar los usuarios tenían que comprar una máquina de escribir eléctrica IBM adaptada, o bien adaptar cualquier otro tipo de máquina de escribir eléctrica por sí mismos. No fue hasta finales de los años setenta cuando los teclados estandarizados de ordenador finalmente estuvieron disponibles, gracias a compañías como Apple, Radio Shack y Commodore.

El teclado moderno

En los años 80, los teclados de ordenador entran en la era moderna. IBM lanzó su primer ordenador personal a principios de los años 80 y lo equipó con su famoso teclado modelo M. Debido a su alta calidad y a la sensación mecánica única, el teclado del modelo M fue un éxito inmediato y funcionó muy bien, convirtiéndose en uno de los más populares hasta nuestros días.

No hubo mucha innovación en cuanto a color durante este período, siendo prácticamente todos los teclados de color beige o gris. A finales de la década de 1980 se empezaron a comercializar los primeros teclados de color negro.

El mayor desarrollo en los años 90 fue la introducción de los interruptores de membrana, que empezaron a sustituir a las teclas mecánicas individuales. Con la introducción del nuevo ordenador portátil en esta década se produjeron otros avances en los teclados. En especial, a la llegada de Internet, lo que estimuló la demanda de más cambios, como las funciones adicionales y las teclas de navegación.

La última década, la primera en el siglo XXI, ha visto aún más avances como la introducción de teclados ergonómicos que intentan reducir las lesiones por esfuerzo repetitivo asociadas con el exceso de escritura.

En el presente, las principales mejoras de los teclados de ordenador se basan en las conexiones USB, y en el hecho de ser inalámbricos y funcionar por Bluetooth o WI-FI, eliminando de la ecuación los cables.

Pero los mayores avances se han alejado del teclado tradicional. Ideas modernas como el uso del reconocimiento de voz y los ordenadores con pantalla táctil pueden provocar la desaparición del teclado en forma, pero no en concepto. Los llamados “soft-keys”, teclados de software, imitan el teclado tradicional QWERTY en una pantalla táctil. Hoy, en la llamada era post-PC, conviven dos grandes tipos de teclado: el físico y el digital.

Los teclados vienen en todas las formas, tamaños y colores en la actualidad, aunque es importante recordar que sin los teclados mecánicos originales, simples y potentes de IBM no estaríamos donde estamos hoy en día.

En cuanto a teclado físico, en los últimos años se han introducido algunas novedades en el diseño. Mejorando o no la función, han incluido el teclado plegable, el teclado impermeable (y lavable) y los teclados virtuales de pantalla táctil, y un largo etc. También ha habido varios otros diseños que rayan en la ciencia ficción, como el teclado láser.

En PcComponentes te hemos contado toda la evolución de los teclados desde cuándo y dónde empezaron como máquinas de teletipo y máquinas de escribir, hasta cómo han evolucionado y se han convertido en todas las opciones que tenemos literalmente al alcance de la mano y, en definitiva, uno de los mayores inventos de la historia.

Si ahora que conoces toda la historia, quieres encontrar el mejor teclado de ordenador para ti, que eres un gamer del SXXI, te invitamos a ver la sección de teclados para PC de nuestra tienda. Seguro que puedes encontrar uno que se adapte perfectamente a tus necesidades de juego y trabajo en el ordenador.