Los 5 mejores mandos para jugar en PC

El mando para PC es un periférico cada vez más extendido entre los usuarios de ordenador. A pesar de que el teclado sigue siendo la mejor forma de jugar a algunos juegos, hay otros títulos de acción en tercera persona que se manejan mejor con un gamepad, ya que permiten una libertad de movimientos mayor y una mejor precisión en cualquiera de nuestras decisiones.

Sin embargo, no todos los mandos para PC son iguales. Aquí depende un poco de cuál vaya a ser su uso, el número de botones que vayamos a utilizar o incluso las dimensiones de nuestras manos. ¿Es este vuestro caso y andáis un poco perdidos en el tema? Pues no hay de qué preocuparse.

A continuación os vamos a disipar las dudas sobre este tema haciendo una extensa guía comparativa de todos los gamepads que encuentras en nuestro catálogo de productos.

¿Qué mando comprar para juegos de PC?

La oferta que existe de gamepads dentro de la industria del sector del videojuego sigue creciendo a cada año que pasa. A pesar de ello, nosotros nos vamos a ceñir en esta lista únicamente a cinco mandos, ya que son los más utilizados entre todos aquellos jugones que ostenten el título de PC Master Race User.

Krom Key Pro Gaming Wired Gamepad

Empezamos con este Krom Key Pro Gaming Wired gamepads el cual está a un precio bastante ajustado. Se trata de un mando con un diseño muy ligero que cuenta al mismo tiempo con dos motores de vibración para conseguir una experiencia de juego más satisfactoria. También viene con una función turbo de disparo con la que es posible lograr una mayor precisión en cualquier FPS.

Asimismo, cuenta con cuatro botones retroiluminados y efecto3D y su conexión se realiza simplemente por vía USB. Por último, tiene una longitud de cable de 1,8 metros, unas dimensiones de 150 x 103 x 69mm y un peso total de 230 gramos.

  • Pros. Relación calidad precio muy buena. De lo más barato que se puede encontrar en el mercado. Botones LED para jugar sin problema por la noche. Muy sencillo de instalar.
  • Contras. Es demasiado ligero, por lo que hay que tener mucho cuidado con él.

Krom Khensu Gamepad Wireless 

Seguimos con esta lista para ahora presentaros el siguiente Krom Khensu Gamepad Wireless, un mando que recordará mucho en diseño al de Xbox-360. Al igual que el homólogo de Microsoft, este gamepad viene con una cruceta multidireccional y dos sticks analógicos recubiertos de goma. También dispone de cuatro botones con sus respectivos gatillos.

En la parte central del mando, está el botón con el logo de la compañía que se iluminará en caso de que la conexión wireless con el ordenador se haya realizado de forma correcta.

Por último, viene con una batería de litio de 600mAh que ofrece autonomía total de aproximadamente 10 horas y un cable de 100 cm de longitud (en caso de que no deseemos conectarlo vía inalámbrica). Tiene unas dimensiones de 145,7 x 103 x 63 mm y un peso total de 240 gramos.

  • Pros. Es uno de los mandos más baratos que podemos encontrar con conexión wireless. Se asemeja mucho al diseño de Xbox-360. Conexión e instalación por USB y confort de diez.
  • Contras. Algunos usuarios comentan que los gatillos podrían ser mejorables.

Logitech Gamepad F310 

Para los amantes de los mandos de Sony y PlayStation en particular, se encuentra el siguiente Logitech Gamepad F310 que podemos encontrar en PcComponentes. En primer lugar, cuenta con 10 botones completamente programables para jugar tanto a juegos antiguos como nuevos. Cuenta al mismo tiempo con un disparador derecho e izquierdo, dos botones de inicio y retroceso, botón home y modo de deportes.

Asimismo, dispone de un cable de 1,80 metros que se conecta vía USB, es compatible con Windows XP, Vista, 7 y 10, junto a unas dimensiones de 20x20x20 cm y un peso total de 290 gramos.También está disponible el modelo wirelessque por un poco más puedes tenerlo y despreocuparte de líos de cables.

  • Pros. Calidad/precio imbatible. Es la mejor versión que podemos encontrar para aquellos que busquen un mando parecido al de PlayStation. Todo tipo de botones programables.
  • Contras. Ergonomía algo escasa.

<

MSI Force GC30 Gamepad Wireless 

La marca MSI también se ha postulado como una gran compañía a la hora de desarrollar gamepads de lo más resistentes y duraderos. Y un buen ejemplo de ello lo vemos con el siguiente MSI Force GC30. Es un mando de PC que se caracteriza por su diseño ergonómico gracias a sus acabados de calidad. Viene con una precisión de 250 niveles, dos joystick, botón de start y home, cuatro botones laterales y dos gatillos.

Viene además con una batería de litio de 600 mAh con la que es posible conseguir una autonomía de 8 horas. Es además compatible con Windows 7, 8.1, 10 y Android 4.1. Asimismo, cuenta con un cable de 2.0 metros de longitud y otro de 30cm para conectarlo a nuestro smartphone. Tiene un peso total de 280 gramos.

  • Pros. Diseño y ergonomía de gran calidad. Ofrece conexión wireless, gran autonomía y encima es compatible tanto con Google como con Android. Muy agradable al tacto.
  • Contras. ¡Nada!

Microsoft Xbox One Controller + Adaptador Wireless PC

Microsoft y Windows se han convertido en un aliado perfecto para disfrutar de cualquier videojuego actual con un mando de Xbox-One. El modelo de Microsoft Xbox One + Adaptador wireless se caracteriza por su agradable tacto y perfecta ergonomía en todos sus acabados. Cuenta con dos joysticks, cuatro botones laterales y dos gatillos traseros.

Cuenta además con una conexión de auriculares estéreo de 3,5mm y un adaptador que permite conectar este gamepad a través de una simple conexión USB. Es además compatible con todos los sistemas operativos de Windows (hasta el 10). Tiene unas dimensiones de 10,2 x 15,3 cm x 6,1 cm y un peso total de 299 gramos.

  • Pros. Uno de los mejores mandos que podemos encontrar en el mercado. Perfecto tacto y autonomía. Ofrece conexión inalámbrica y encima es muy sencillo de instalar.
  • Contras. El precio es algo elevado.

¿Qué pasa si tenemos un mando de Xbox 360 o Play Station 4?

Es muy posible que tengáis un mando de Xbox 360 o PS4 en vuestro poder y penséis que no podéis utilizarlos en vuestros respectivos PC. ¡Pero nada más lejos de la realidad! Ambos gamepads son dos grandes opciones para jugar a cualquier título en ordenador sin necesidad de tener que pasar por caja.

De hecho, un servidor, estuvo casi durante dos años jugando en ese mando de Xbox que compré allá por el año 2007 y que ha perdurado perfectamente hasta las navidades pasadas. Con esto os digo simplemente que busquéis bien por el baúl de los recuerdos, ya que os podéis llevar una grata sorpresa. Una vez lo consigáis, es posible que os surjan dudas sobre su configuración. De ser así, os recomendamos que sigáis los siguientes pasos:

Cómo instalar un mando de Xbox 360 en PC

En primer lugar, si vuestro mando de Xbox 360 viene con cable USB, en la mayoría de ocasiones solo habrá que conectarlo al ordenador para que el propio Windows lo reconozca. Si es por conexión inalámbrica, simplemente hay que buscar un adaptador que lo podemos encontrar por menos de 20€. Incluso hay otros modelos “no oficiales” que salen algo más económicos. Cuando lo tengamos, habrá que hacer lo siguiente:

  1. Nos aseguramos que los drivers se instalan de forma correcta. Si no disponemos del típico CD de instalación, siempre podemos descargarlos de la página oficial de Microsoft. Una vez descargado, seguimos todo el proceso y reiniciamos nuestro equipo.
  2. Conectamos el receptor al PC. Cualquiera será válido, aunque nosotros os recomendamos que sea uno que esté en el panel frontal. Cuando lo hagamos, presionamos el botón central del receptor al mismo tiempo que encendemos el gamepad.
  3. Sincronizamos el control. En este último paso, hay que apretar un minúsculo botón que se encuentra en la parte trasera del controlador. Si hemos seguido todos los pasos de manera correcta, el mando quedará emparejado con nuestro ordenador una vez que la luz verde central se quede fija.

Cómo instalar un mando de Play Station 4 en PC

Todavía existen muchos usuarios que piensan que no pueden utilizar el mando de PS4 en sus respectivos ordenadores. En realidad así es, pero os vamos a dar un truquito con el que conseguiréis engañar a vuestro PC. ¿Estáis interesados? Pues no perdáis de vista las siguientes líneas:

  1. Descargamos el programa DS4Windows. Es un software con el que es posible configurar un mando de PS4 como si de Xbox 360 se tratase. Cuando lo descargáis, lo comprimís y ejecutáis el archivo .exe para que así quede perfectamente instalado.
  2. Conectamos el mando de PS4. Para ello, podemos utilizar el cable vía por USB. Si es sin él, activamos la conexión bluetooth, pulsamos en la opción de “agregar dispositivo bluetooth”. Vamos al mando de PS4, apretamos el botón central y después el de “share”. Después de cuatro segundos, nuestro gamepads debería quedar emparejado. En caso de que os pida una clave, habrá que introducir “0000”.
  3. Configuramos los controles. Una vez que el PC y el mando de PS4 se hayan emparejado, solo queda configurar todos los controles. Es posible que cuando lo conectes, Windows crea que es un gamepads de Xbox360. Pero no hay de qué preocuparse. Será posible configurar todos los botones de PS4 de manera convencional.

Conclusiones finales. ¿Merece la pena hacerse con un mando para PC?

Todavía existen muchos gamers de la “antigua escuela” que piensan que es un poco innecesario hacerse con un gamepads teniendo un teclado y ratón. ¿Y qué pienso yo? Aquí depende un poco de las preferencias o gustos de cada uno, pero la verdad que para mí supone una experiencia de lo más gratificante poder jugar a un videojuego utilizando un mando.

Es como teletransportarme a otra época cuando muchos probaban la experiencia de tener en sus manos un gamepad de Play Station One, ese con el que se jugaba a Tomb Raider II, Metal Gear Solid o Resident Evil entre tantos otros.

En definitiva, si solo vas a jugar a MMORPG, MOBAS, o FPS, quizá un gamepads no debe estar en vuestras máximas prioridades. Aunque la situación cambia bastante si sois asiduos a jugar juegos en tercera persona, ya que será ahí donde el mando para PC puede marcar las diferencias a la hora de conseguir la máxima precisión.