PcComponentes
  • Navidad y Reyes 2022
  • Todas las categorías
  • Navidad y Reyes 2022
  • Todas las categorías
Expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas

Mi Cuenta

Mi lavadora no centrifuga: Soluciona este y otros problemas de tu lavadora

Electrohogar
2 de diciembre de 2021

¿Tu lavadora no centrifuga? No cruces los dedos mientras llamas al técnico. En PcComponentes te damos las claves para solucionar esta y otras averías comunes en tu electrodoméstico.

Mi lavadora no centrifuga

Mi lavadora no centrifuga

La causa suele ser el tambor. El paso del tiempo provoca un desgaste de los rodamientos, lo que termina provocando que no pueda girar a la velocidad deseada. Tendrías que desatornillar la pieza y comprobar su estado.

Certifica el estado de las piezas que facilitan que gire y cámbialas de estar en mal estado. De no ver ninguna anomalía, el origen podría estar en el motor. Salvo que seas experto en la materia, llama a un técnico o renueva tu lavadora si crees que es el momento.

Mi lavadora no desagua

Son varios los motivos que provocan esta avería. El primer punto que debes comprobar es la bomba de desagüe. Puedes comprobarlo poniendo la lavadora a centrifugar y escucha si se pone en marcha. De no ser así, tendrás que desmontarla y retirar el objeto que la obstruye.

Otra opción es desmontar la manguera de evacuación y comprobar que está totalmente limpia. Usa agua a presión para eliminar restos de detergente o posibles elementos almacenados en su interior.

Desenchufando la lavadora, también puedes comprobar si son las mangueras que van a la bomba las obstruidas para proceder a su limpieza. De no funcionar nada de lo anterior, una vez más, un técnico te ayudará a solucionar el problema de ser este tu caso.

Mi lavadora no carga agua

Puede ser por tres motivos distintos. El primero pasa por revisar el grifo posterior y la manguera por la que pasa el agua. Cambiando esta última podría solucionarse el problema. Desmontar el grifo y comprobar que funciona correctamente es recomendable.

Busca el filtro de agua (en el manual de instrucciones de tu lavadora se especifica dónde se encuentra) y comprueba si tiene algún tipo de elemento que impida el paso del agua. Podrás limpiarlo fácilmente y volverlo a colocar.

El tercer supuesto es el más delicado ya que puede tratarse del funcionamiento de la electroválvula. Es la pieza encargada de regular la entrada de agua. Llama a un profesional y evitarás dañar tu lavadora todavía más, como también sufrir algún tipo de descarga durante el proceso.

Mi lavadora no gira

De no haber superado el peso de ropa máximo que acepta tu lavadora, es uno de los síntomas habituales de desgaste. Las causas son múltiples.

Puede tratarse de una rotura de la correa del tambor o porque las escobillas han dejado de ser eficaces. Ambas averías se pueden comprobar visualmente. Se trata de ir a comprar los repuestos y de instalarlos personalmente.

Mi lavadora no enciende

No te vamos a engañar, es una avería tan alarmante que suele provocar serios dolores de cabeza. Lo importante es ir comprobando qué puede provocar el daño paso a paso:

  • Comienza comprobando el estado de los enchufes de tu lavadora y del de la pared. En el primer caso, revisa que las clavijas estén firmes y que en su base no haya ningún cable pelado. En el segundo, comprueba que no se mueve o que no se le haya ido el fusible.
  • ¿La puerta se bloquea como siempre? Las lavadoras disponen de un sistema de seguridad que impide que se pongan en marcha si la puerta no está cerrada totalmente. Observa el cierre y comprueba si hay alguna anomalía.
  • Repasa el panel de control. El uso provoca que los botones no respondan de la manera habitual o que se queden encajados. Solo tienes que comprobarlos uno a uno para confirmar que todos funcionan correctamente.
  • Comprueba que las conexiones son correctas. Abre la lavadora y mira, solo mira, si los cables que van al panel de control están conectados o si hay alguno suelto.
  • El filtro de interferencia se ha dañado. Es la última opción y la que te llevará a tener que cambiarlo. Dada su complicación, es mejor que llames a un experto.

¿Ha llegado el momento de cambiar tu lavadora?

No ponemos en duda que la lavadora es uno de los electrodomésticos más indispensables y usados por cualquier persona. Las averías anteriores son subsanables, pero no dejan de ser un gasto que, en ocasiones, puede llegar a costar un 50 % de lo que pagaste por la lavadora cuando la compraste.

Quizá, sería más recomendable comenzar ya a pensar en comprar una lavadora nueva y en apostar por un modelo nuevo que te ofrezca todo tipo de funciones. La última elección es tuya, pero si tu lavadora no centrifuga puede significar que ya está afrontando sus últimos meses de servicio. Hay productos para todo tipo de gustos y presupuestos. Repasa la oferta disponible y no tardarás en volver a lavar cómodamente y con el apoyo de la modernidad. Notarás la diferencia desde el primer momento. Invierte en una nueva lavadora y evitarás problemas.

post