PcComponentes
Expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas
Mi Cuenta

Por qué deberías usar un lavavajillas en lugar de fregar

Electrohogar
28 de septiembre de 2021

¿Gastamos más agua fregando o usando el lavavajillas? ¿Cuánta energía consume un lavavajillas? ¿Es mejor fregar o usar un lavavajillas? En este artículo damos respuesta a estas y otras preguntas acerca de este electrodoméstico del hogar.

Por qué deberías usar un lavavajillas

El lavavajillas es uno de los inventos que más discusiones ha evitado en el mundo entero. Fregar los platos es una de las tareas domésticas que más pereza nos da hacer, haríamos cualquier cosa por no tener que fregar platos nunca más. El lavavajillas es sin duda una de las soluciones más prácticas y sencillas para deshacernos de esta tediosa tarea que a casi nadie le gusta hacer.

Sin embargo, a pesar de que tiene muchos pros, también tiene algunos supuestos contras, la mayoría relacionados con el consumo de agua y electricidad y cómo afecta el lavavajillas a nuestra factura de la luz o del agua. ¿El lavavajillas ahorra agua o gasta más que lavar a mano? ¿Cuánta electricidad consume? ¿Realmente vale la pena? A continuación, indagamos en estos y otros temas para que puedas resolver todas tus dudas.

Lavavajillas vs fregar: ¿Qué es mejor?

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad de las familias españolas disponen de un lavavajillas en casa. El primer lavavajillas mecánico data del año 1850, pero no fue hasta después de más de 100 años, allá por el 1970, que los lavavajillas se empezaron a usar de forma masiva en los hogares de todo el mundo. Desde entonces, gracias al lavavajillas podemos tener un poco más de tiempo y dejar que una máquina se ocupe de lavar los platos. 

A pesar de la popularidad de este electrodoméstico, existen aún muchos hogares que no disponen de lavavajillas. Los motivos son múltiples: gastan más agua que lavar a mano, gastan mucha electricidad, tampoco te ahorran tanto trabajo… Si estás pensando en comprar un lavavajillas seguro que te surgen todas estas preguntas y mitos que te hacen dudar de quién es el ganador en el combate de lavavajillas vs fregar

Para intentar ayudarte a tomar la decisión correcta, vamos a poner una balanza de pros y contras que seguro que puede resultarte útil.

Ventajas de usar un lavavajillas

  • El ahorro de tiempo y la comodidad es sin duda lo mejor del lavavajillas. A pesar de que tenemos que meter los platos a diario, ponerlo en marcha y recogerlos, el tiempo invertido es mucho menor. Mientras se lavan los platos puedes relajarte viendo tu serie favorita o el partido de tu equipo.
  • Los platos, vasos, tazas o cubiertos quedan mucho más limpios que fregando a mano.  Gracias a las altas temperaturas que alcanza el lavavajillas todas las bacterias y microorganismos se eliminan.
  • Como veremos más adelante, los electrodomésticos actuales son cada vez más eficientes,gastando menos luz y agua de lo que pensamos. Además, cada vez se incluyen funciones más inteligentes que permiten seguir ahorrando dinero en nuestras facturas. 
  • A pesar de que la mayoría de personas piensa lo contrario, los lavavajillas cuidan mejor de la vajilla, ya que cuentan con programas especiales para evitar que se rayen o estropeen. 
  • Al lavar a mano corremos más riesgos de rotura, algo que no solo nos cuesta dinero sino que también es más peligroso. Muchas personas han sufrido accidentes graves mientras estaban fregando. Además, la piel de nuestras manos también sufre menos. 

Ventajas de fregar a mano

  • Podemos controlar mejor el agua que gastamos, cerrando el grifo y usando solo agua fría. Sin embargo, según un estudio del Canal Isabel II,la mayoría de familias utilizan de media unos 89 litros diarios en el fregadero de la cocina, un 26 % del gasto total de una vivienda. 
  • Algunas personas encuentran que fregar los platos es una actividad relajante, un momento para conectar con uno mismo y centrarse en el agua caliente que corre por sus manos. 
  • Los productos de limpieza son más económicosy duran mucho más que los detergentes o pastillas para lavavajillas. 
  • El lavavajillas tiene un gasto extra de electricidadque aumenta la factura de la luz, algo a tener muy en cuenta hoy en día. A pesar de ello, existen modelos con una alta eficiencia energética que cada vez consumen menos energía.
  • No es necesario esperar a acumular muchos platos para fregar, algo que sí ocurre con un lavavajillas. 

¿Cuánta agua consume un lavavajillas?

Según la OCU y un estudio de consumo de agua revela que un lavavajillas ahorra agua frente a fregar a mano. En concreto, el agua usada en el fregadero asciende hasta los 89 litros, mientras que usando el lavavajillas tan solo alcanza 54 litros de media, lo que supone un ahorro bastante considerable. Estos datos corresponden a una familia de 5 miembros en la que el lavavajillas se pone de media unas 3,5 veces por semana.

La eficiencia en el uso de agua de los lavavajillas actuales está alcanzando cuotas increíbles. De media, los lavavajillas modernos consumen unos 12 litros de agua en cada ciclo, muy poco si lo comparamos con el gasto realizado cuando fregamos a mano. Incluso hay modelos, como este de Teka, que consumen menos de 9 litros por ciclo de lavado, una auténtica proeza de ingeniería. 

En resumen, utilizar el lavavajillas ahorra agua si comparamos su consumo de agua frente a fregar a mano. Según los datos anteriores podemos concluir que el lavavajillas representa un ahorro del 9 %. Esto, sumado a la comodidad, ahorro de tiempo y otras ventajas que proporciona, parece que comprar un lavavajillas es sin duda una gran idea. 

Como usar el lavavajillas para conseguir mayor ahorro energético

La realidad es que la tecnología empieza a ser más eficiente que los humanos. Aprovecharse de ello no es para nada malo, sino que todo lo contrario. Es lógico que utilicemos los avances tecnológicos para así tener más tiempo para otras tareas más productivas y satisfactorias que fregar los platos. Eso sí, la comodidad esto tiene un coste que hay que asumir, pero no te preocupes porque existen muchos trucos para no pagar de más cuando usamos el lavavajillas.

  1. Si quieres un lavavajillas con ahorro energético fijate en su etiqueta de eficiencia energética al comprarlo.Lo ideal es comprar uno que sea A+++, ya que son mucho más eficientes. A pesar de que el desembolso inicial pueda ser algo mayor, a la larga nos ahorrará cientos de euros en nuestras facturas de consumo. 
  2. Al igual que la electricidad, hay lavavajillas que consumen mucha menos agua que otros. Antes de comprar fíjate bien en el consumo de litros de agua de cada ciclo, así como que disponga de programas de media carga o modo ECO. 
  3. La mayoría de personas enjuaga los platos antes de meterlos al lavavajillas. En la actualidad esto ya no es necesarioy tan solo aumenta el gasto de agua. Con quitar los restos de comida en seco es suficiente.
  4. Lo mejor es llenar por completo el lavavajillasantes de ponerlo en marcha. Si no puedes esperar, escoge un programa de media carga, así podrás ahorrar hasta un 20 % de agua y electricidad. 
  5. Si tienes una tarifa eléctrica de discriminación horaria, programa el lavavajillas para que se ponga en marcha durante las horas donde el kWh sea más barato.Si compras un lavavajillas silencioso o lo tienes en un lugar alejado de los dormitorios, puedes ponerlo incluso durante las horas nocturnas, cuando el precio de la electricidad es más barato. 
  6. Colocar bien los platos, vasos, tenedores y demás menaje de cocinatambién es importante, ya que así podremos lavar más cosas en un solo ciclo. 
  7. Estudia bien los programas que te ofrece tu lavavajillasy utiliza el más adecuado en cada caso. Muchos de ellos tienen programas variados e inteligentes que nos pueden ayudar a ahorrar.
  8. Realiza un buen mantenimiento a tu lavavajillas. Recuerda limpiar el filtro a menudo y revisa que tanto la instalación del agua como que el propio aparato funciona adecuadamente. Cualquier problema puede aumentar el consumo y acortar la vida de uso. 

 

post