PcComponentes
Mi Cuenta

Trucos para evitar que la PS5 se caliente

Sigue estos consejos para evitar que tu PS5 se caliente. Si te ha ocurrido en algún momento qyue tu Play Station 5 se ha sobrecalentado y quieres saber cómo solucionarlo, aquí te damos algunos trucos para evitar que la PS5 se caliente.

como evitar que la ps5 se caliente

Hay un factor que no para de repetirse cuando una consola se lanza al mercado: el sobrecalentamiento. Raro es el dispositivo que no sufre este percance en mayor o menor medida, sobre todo si le damos bastante uso. En el caso concreto de PlayStation 5, el dispositivo de Sony no se libra de esto, hasta tal punto que te avisa con un mensaje en pantalla cuando esto ocurre: “Tu PS5 está demasiado caliente. Apaga tu PS5 y espera hasta que la temperatura se reduzca”.

Si te ha ocurrido en algún momento y quieres saber cómo solucionarlo, aquí te damos algunos trucos para evitar que la PS5 se caliente.

Una buena ventilación

Este suele ser uno de los mayores errores cometidos a la hora de adquirir una consola: situarla con una mala ventilación. ¿Esto quiere decir que se debe poner en una ventana, por ejemplo? No, hombre, tampoco hace falta ser tan radical en el posicionamiento, sólo que la consola cuente con una buena ventilación.

Lo idóneo a la hora de colocar una consola, ya sea PlayStation 5, Xbox Series X o cualquier otra, es que esta no se encuentre encajonada o encerrada en un habitáculo.

Por ejemplo, se suele ver a consolas metidas dentro de cubos o cajetillas, así como estanterías donde la parte trasera está tapada. Todo esto provoca que el aire caliente se vaya acumulando dentro del sitio donde está la consola, ergo el circuito de ventilación va a ser peor. Si el aire que puede obtener PlayStation 5 ya está caliente de por sí, la consola lo va a notar.

Nuestra recomendación -y la de los especialistas- es que la consola esté situada en una parte donde no encuentre “paredes” en ninguno de los lados existentes: no haya nada arriba, detrás, etc., que pueda tapar el aire (con unos 10 centímetros de separación al menos). Si se consigue esto, la ventilación será idónea y nuestro dispositivo lo agradecerá.

Desmontar la carcasa

Como bien sabrás si tienes una PlayStation 5, tu consola tiene una carcasa de color blanco bastante bonita.

Aunque parezca que forma parte sí o sí del diseño de la consola, la particularidad de estas es que se pueden desmontar y cambiar por otras de diferente color, hasta tal punto que la propia Sony tiene ya en el mercado otras tonalidades por si el blanco no te llama la atención.

Sabiendo que las carcasas se pueden desmontar, aquí viene la clave: puedes dejar tu PlayStation 5 sin la carcasa puesta.

Esto es algo que NO recomendamos hacer de manera habitual, dado que el dispositivo puede acumular más polvo al no tener protección. No obstante, hay veces donde hace bastante calor -como en verano- y la consola agradecerá que pueda ventilarse más fácil. Recuerda poner la carcasa una vez termines.

Limpiar el polvo acumulado

Hablábamos en el apartado anterior de la acumulación de polvo. Este es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan todos los dispositivos, desde consolas hasta PCs, portátiles, etc. El polvo puede afectar al rendimiento de nuestra consola y, por supuesto, sobrecalentarla de manera peligrosa.

No se te ocurra, pero ni por asomo, emplear una aspiradora o paño húmedo: como hagas esto te vas a cargar tu PS5.

Lo recomendable es emplear un paño de microfibra (lo puedes encontrar en cualquier tienda o sección de limpieza) y un bote de aire comprimido frío. Esto último es perfecto para quitar polvo en cualquier dispositivo (y vas a descubrir un nuevo mundo).

Instalar un disipador en el SSD externo

Cuando arranques por primera vez tu PS5 observarás que el disco duro de la consola no es muy grande, sobre todo teniendo en cuenta cuánto pesa cada juego. Por suerte, PS5 posee un módulo NVMe M.2 para instalar una memoria adicional y tener así más espacio para nuestros juegos, películas, etc.

Estos SSD van encajonados en un sitio muy pequeño, lo que provoca que el calentamiento esté a la orden del día. Así mismo, también son piezas que se suelen calentar bastante ya de por sí. ¿Lo recomendable? Pues colocar un disipador cuando se instale esta unidad NVMe M.2.

Se debe tener en cuenta que no todos los discos SSD nos valen, así como tampoco los disipadores. El espacio es tan pequeño que es necesario seleccionar bien cuál vamos a comprar. Nuestra recomendación es que antes de comprar un modelo en cuestión, así como de instalarlo, echéis un vistazo al extenso documento que PlayStation tiene en su página web (para evitar posibles sustos).

Y hasta aquí algunos trucos o consejos para que tu PlayStation 5 no se sobrecaliente y puedas jugar durante más tiempo. Eso sí, recomendación final: cada 50 - 60 minutos, para un poco y deja reposar la máquina… ¡y tu cabeza!

{7c9d4c26-cb72-469f-a609-3e1daa0ef59d}

post
TOFU
gaming-y-videojuegos