PcComponentes
  • Navidad y Reyes 2022
  • Todas las categorías
  • Navidad y Reyes 2022
  • Todas las categorías
Expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas

Mi Cuenta

Descubre las posibilidades que te ofrece un servidor NAS y aprende a instalarlo rápidamente, para acceder siempre que lo necesites.

configurar NAS

Un servidor NAS puede ofrecerte muchas ventajas. Te contamos a continuación en qué consiste este periférico, cómo elegir el más adecuado para tus necesidades y, finalmente, cómo puedes instalarlo de forma sencilla.

Qué es un servidor NAS

Cuando hablamos de un servidor NAS, en la mayoría de casos nos referimos a él como un dispositivo de almacenamiento que tenemos conectado a la red doméstica.

Esta definición no es del todo incorrecta, pero sí que es algo limitada respecto a lo que realmente tiene de capacidad potencial un servidor de este tipo. Lo que sí debes tener claro es que no estamos hablando simplemente de discos duros externos.

Si por algo destaca un servidor NAS es por su conectividad a la red, lo que permite su acceso desde cualquier sistema informático o dispositivo que también esté conectado.

Por tanto, no solo ofrece un almacenamiento (entre muchas más funciones) de acceso físico, sino que también tiene sus servicios accesibles desde la nube.

A nivel práctico es como un ordenador. De hecho, se asemeja físicamente a una torre de pequeño tamaño y con una amplia variedad de diseños, para que también escojas el que mejor encaja con tu estilo.

Características y funciones de un servidor NAS

Para entender las características que puede ofrecer un servidor NAS, es necesario conocer las funciones que puedes aprovechar.

Almacenamiento complementario

La función más conocida de un servidor NAS consiste en la de unidad de almacenamiento complementaria al de tu sistema informático o red de dispositivos.

La principal ventaja de un servidor NAS frente a un disco duro externo es que no tendrás que conectarlo cada vez que lo necesites, ya que mantendrá una conexión constante, tanto por WiFi como por conexión directa al router.

Además, dependiendo de las bahías (o ranuras) con las que cuente, puedes aprovecharlo como unidad de almacenamiento de distintas formas.

Si, por ejemplo, cuenta con dos ranuras de disco puedes optar por aprovechar ambas para conseguir el máximo almacenamiento o bien hacer que uno copie el contenido del otro y así tener mayor seguridad de los datos almacenados.

Configurar una nube privada

Gracias al acceso online y a los niveles de seguridad que ofrece un servidor NAS, puedes configurarlo como nube privada en la que realizar copias de seguridad procedentes de varios dispositivos, desde los que además también puedes acceder a la información.

Centro multimedia

La vinculación de distintas aplicaciones, te permite convertir un NAS en todo un centro multimedia accesible desde todos los dispositivos compatibles del hogar.

Gracias a esta función, un servidor de este tipo te permite reproducir el contenido que desees desde sus servidores y poder visualizarlo o disfrutarlo desde cualquier dispositivo conectado.

Servidor web privado

Aprovecha tecnologías como PHP y SQL para crear un servidor privado. Ten en cuenta que los servidores NAS están pensados para estar siempre conectados, por lo que alojar en ellos por ejemplo una página web, es una buena idea ya que siempre estará operativa.

Servidor FTP

Otro funcionamiento muy aprovechado con los servidores NAS consiste en configurar un FTP, para dar acceso a usuarios a carpetas específicas de archivos almacenados en su disco duro.

Crear un VPN

Algunos servidores NAS tienen compatibilidad con aplicaciones que permiten al usuario crear una VPN.

Esta función te permitirá acceder a Internet desde una IP enmascarada, para poder navegar con la mayor privacidad posible, entre otras ventajas.

Cómo elegir el más adecuado según su uso

Antes te hemos dicho que un servidor NAS era bastante parecido a un ordenador y a la hora de elegir el tuyo, muchas de sus características se comparten. Así que si tienes experiencia comprando sistemas informáticos, puede que muchas de las prestaciones en las que fijarte de estos servidores ya las conozcas.

Procesador y RAM del servidor

Como cualquier ordenador, un elemento clave del funcionamiento de un servidor NAS se basa en el procesador que utiliza y la RAM vinculada.

Si vas a usar principalmente el servidor como unidad de almacenamiento, no necesitarás grandes prestaciones, pero si quieres reproducir contenido a la mayor calidad (por ejemplo como centro multimedia), lo ideal es que como mínimo cuente con 2 GB de memoria RAM y que no escatimes con el procesador.

Almacenamiento del servidor NAS

Otro elemento clave del servidor NAS será su capacidad de almacenamiento. Es importante analizar qué necesidades puedes tener en este sentido y hasta dónde quieres tenerlas cubiertas.

En la actualidad puedes escoger desde servidores de 2 TB hasta de 64 TB o incluso superiores. Si ya tienes un ordenador, comparar el uso del disco duro que posee puede ayudarte a identificar cuánto almacenamiento quieres o necesitas.

Relacionado con ello están las bahías o ranuras para los discos duros. La mayoría tienen entre 1 y 2, pero también cuentas con modelos más avanzados, ideales para un servicio completo.

Sistema operativo

El mercado de los servidores NAS ha disfrutado de un gran crecimiento estos años, lo que también ha provocado que cada fabricante desarrolle su propio sistema operativo.

Además de escoger el sistema operativo que mejor encaje con tu estilo de uso informático, es importante ver las aplicaciones disponibles que tiene, para comprobar que podrás aprovechar aquellas que te interesan.

Rendimiento de discos duros

Según la cantidad de bahías que tenga el servidor NAS podrás aprovechar más o menos discos duros. Pero igual de importante es la cantidad que la calidad.

Comprueba el rendimiento del servidor NAS, para escoger el que mejor encaje con la cantidad de discos duros que piensas utilizar y así poder aprovecharlos lo máximo posible.

Cómo instalar un NAS Server

Uno de los motivos por el que los servidores NAS están teniendo tanto éxito entre los consumidores es su facilidad de instalación.

En apenas 15-30 minutos puedes tenerlo instalado y configurado completamente, así como conectado a los dispositivos que te interesen.

En primer lugar, conecta el NAS Server a la red eléctrica y también al router de forma directa. Así vas a poder disfrutar de la mejor conexión en todo momento.

Como el servidor NAS estará en la misma conexión que tu ordenador, solo tienes que acceder desde tu sistema informático al navegador y escribir la IP del NAS. Si configuras un acceso de seguridad, tendrás que poner tu nombre de usuario y contraseña para iniciar sesión.

Dentro del panel de control del servidor encontrarás todas las funciones y configuraciones disponibles, para que puedas aprovecharlo como tú prefieras.

post