Dos años de Nintendo Switch, ¿merece la pena la consola de Nintendo?

Hace dos años salía a la venta la Nintendo Switch, una consola híbrida que podía usarse tanto de forma portátil como sobremesa, y que llegaba a un mercado que nunca había visto algo así y que no se sabía como iba a recibir a esta arriesgada y valiente propuesta.

Y claro, después de dos año en las tiendas de todo el mundo es hora de hablar de si merece la pena la consola de Nintendo o de si ha sido un fracaso, de si el precio de Nintendo Switch es excesivo o de si los juegos son escasos.

Unidades vendidas de Nintendo Switch

Para empezar a hablar de la consola y saber el impacto que ha tenido en el sector gamer tenemos que saber que, en tan sólo un año, superó en ventas a su antecesora, la Wii U, la cual estuvo 5 años a la venta. Estos son números impresionantes, tanto para Nintendo, que no se esperaban tal éxito, como para el sector, el cual parecía que iba a recibir con escepticismo la consola pero que al final ha demostrado que en realidad estaba deseando un producto así.

Con exactitud, Nintendo Switch pasó las 15 millones de unidades vendidas, a un mes de cumplir un año, y Wii U vendió durante toda su vida casi 14 millones de consolas en 5 años. Queda claro que la portátil de Nintendo ha pegado muy fuerte, pese a que mucho se habló del precio de la Nintendo Switch, ya que mucha gente le achacaba que 299 euros más impuestos iba a ser demasiado y que los compradores no se iban a animar a hacerse con una.

Características y precio de la Nintendo Switch?

Para empezar a plantearnos si merece o no la pena la consola, tenemos que hablar del precio de la Nintendo Switch ya que, como hemos dicho hace un momento, fue el primer gran escollo que tuvo que sortear antes de salir.

Mucha gente opinaba, analistas incluidos, que el precio era desorbitado, llegando a valer como una PlayStation 4 o una Xbox One, cuando ésta era sensiblemente inferior en términos de potencia. Este argumento estuvo vigente mucho tiempo y se podía apreciar en los foros el descontento que había supuesto el precio entre los gamers.

Por fortuna para Nintendo, conforme más se sabía de Nintendo Switch, más se iba entendiendo el precio de la consola, y es que los materiales que monta la portátil nipona son de primera calidad, pensados para que la consola aguante el maltrato y el uso de los jugadores más extremos.

Para empezar la pantalla es un panel de 720p, lo que se llama HD, una resolución muy acertada para su tamaño de 6,2 pulgadas. Con esa resolución y ese tamaño, la densidad de píxeles por pulgada es genial para jugar a unos 30 o 50 centímetros de la cara, que es la distancia a la que solemos tener la consola en el modo portátil. Mi experiencia es que, cuando estás jugando, la pantalla hace un trabajo genial, con una calidad, un tamaño y unos colores perfectos para disfrutar de los juegos.

Además el panel cuenta con la tecnología IPS, la cual ayuda a que sigamos viendo la imagen igual independientemente de lo que movamos o inclinemos la consola, los colores no cambian ni pierden su intensidad. En este punto Nintendo ha acertado de pleno, ya que si la usamos mientras viajamos en metro, bus o avión, lo normal es que no coloquemos la consola exactamente frente a nuestros ojos, si no que la iremos moviendo de posición.

Después de la pantalla toca hablar de su otro gran punto a favor: la batería. Ésta tiene una capacidad de 4.310 mAh, la cual nos permite jugar con una autonomía bastante amplia. Por ejemplo, si jugamos al "Zelda: Breath of The Wild" con el brillo en alto y sin conexión WiFi podemos llegar a las 3 horas y media de autonomía, mientras que si jugamos al "Binding of Isaac" en condiciones similares llegamos a las 5 horas fácilmente.

Pese a que hubo gente que se quejó de la autonomía, no podemos ser incrédulos, y hay que saber que jugar durante 3 horas y media sin parar a un juego como el Zelda, con unos gráficos nunca vistos en una portátil, mientras viajamos es una locura que hace un año ni nos hubiesemos planteado. Además, hoy día con lo baratas que están las Powerbanks podemos hacernos con alguna de 10.000 o 20.000 mAh por poco dinero, y así asegurarnos que podemos jugar a la consola de Nintendo durante largos viajes de avión o tren.

Otro aspecto fundamental de la consola son los mandos, los Joycon, ya que son una virguería tecnológica como no se había visto antes. Se pueden usar estando conectados a la consola, haciendo de mandos normales de consola portátil, se pueden quitar de la base para convertirlos en un mando más al uso si los conectas a la estructura que te viene en la caja de la Nintendo Switch, el "mando perro" como se le conoce. O puedes convertir esas dos piezas, lado izquierdo y lado derecho, en un mando cada uno, ya que tiene los mismos botones en cada lado y permiten que un jugador con tan sólo uno de los lados pueda jugar con todas las funcionalidades.

Además, estos Joycons tienen vibración HD, una tecnología que, gracias a un monton de motores de vibración, la sensación al vibrar es tan real y definida que las posibilidades de este efecto llegan a unas cotas jamás alcanzadas antes. Para comprobarlo tan sólo tenéis que probar el juego "1,2,3 Switch" y poneros el minijuego de adivinar cuantas bolas hay en cada cajita tan sólo moviendo uno de los Joycons.

Y por último hablar de su corazón, del chip que lo mueve todo: el Tegra X1 de Nvidia. A día de hoy el mejor chip gráfico construido en arquitectura ARM. Para que nos hagamos una idea, el consumo de este chip es ridículo respecto a la PlayStation 3 y la Xbox 360 siendo dos veces más potente. A nivel tecnológico, esto es un avance brutal, ya que con consumos de menos de 9 watios saca una potencia jamás vista antes.

Como podemos ver, ahora que hemos visto la pantalla que tiene, la bateria, los mandos y el chip podemos decir que el precio de 329 euros (precio recomendado en España durante su primer año de venta) está más que justificado. Hoy la podemos comprar por 314 euros. Y es que no es una consola portátil y nada más, si no que es una consola híbrida, que se puede jugar tanto de forma portátil como en la tele a modo de sobremesa, que posee tecnología muy avanzada y que tiene detrás mucho trabajo de investigación y desarrollo, eso se tiene que pagar.

Un catálogo brutal de juegos para Nintendo Switch en sólo un año

Una vez visto el precio, que era el principal escollo que nombramos, toca hablar del otro gran inconveniente a priori: el catálogo. ¿Es éste demasiado corto?,  ¿tiene juegos que estén a la altura de la consola? Vamos a repasar los mejores lanzamientos y los juegos para Nintendo Switch para dar respuesta a estas preguntas.

Para empezar vamos a hablar del juego más emblemático en este año de vida: "The Legend Of Zelda: Breath of the Wild". Ya sólo por este juego la consola merece la pena, o esa es mi opinión. Ganador del premio a Mejor juego del Año, en los The Game Awards, ha cosechado títulos durante los 12 meses que lleva en el mercado. Con un 97 en Metacritic podemos decir sin lugar a dudas que es uno de los mejores juegos de la historia.

Un mundo abierto enorme, gran cantidad de enemigos y desafíos variados, infinitas mazmorras (ahora santuarios) y una historia que, aunque poco sorprendente, es muy buena. En resumen, este juego puede teneros atados a la consola por más de 100 horas sólo para pasaros el título básico, sin las expansiones.

También tenemos que hablar del otro gran juego de Switch: "Super Mario Odyssey". Si antes hemos dicho que el Zelda es el juego del año, bien podría haberlo sido la última entrega de Mario, ya que también ha estado nominado a todos los premios, y no es para menos. Con otro 97 en Metacritic (pero con más nota que Zelda por parte de los usuarios), está considerado uno de los mejores juegos de la historia y uno de los mejores Marios con el "Super Mario 64" y "Mario Galaxy 2".

Si tuvieramos que quedarnos con un sólo Super Mario de toda la historia posiblemente nos quedaríamos con este ya que es el más completo, y tras jugarlo se nota que es una demostración de como una saga ha ido aprendiendo de sí misma y ha llevado a sus mecánicas y a su narración a un nivel exquisito, casi imposible de superar.

En cuanto a exclusivos para competir en multijugador están "Arms" y "Splatoon 2", dos juegos diferentes que traen una diversión distinta y no por ello peor. En el primero juego se usan los joycons para pegarnos como boxeadores pero con brazos extensibles y ultra largos, así aprovechando el juego que dan estos mandos, y el segundo juego es la secuela del galardonado "Splatoon", que poco ha cambiado a parte de mejorar gráficos y poco más, pero que no deja de ser genial pese a ello.

También está el juego nacido de la colaboración de Nintendo y Ubisoft, el "Mario + Rabbids Kingdom Battle", un juegazo por turnos donde los Rabbids se unen a Mario y sus amigos para devolver al universo el orden y la paz, y salvarlo una vez más, claro. Con un combate por turnos inspirado en los X-Com, el juego es una propuesta muy interesante y divertida para los que adoran este género tan característico.

En cuanto a juegos multiplataformas la Nintendo Switch tampoco está escasa, ya que tenemos :"Fifa 18", "NBA 2K18", "Rayman Legend", " Shovel Knight", "The Binding of Isaac", "Dragon Quest Building", "Skyrim", "DOOM" y muchísimos más.

Y si hablamos de juegos que están por venir este año podemos darnos por satisfechos ya que llegan: "Dark Souls Remastered", "Kirby Star Allies", "Nintendo Labo", Hyrule Warriors: Defenitive Edition", "Mario Tennis Aces", "Hollow Knight", "project Octopath Traveler", "Yoshi" o "Wolfenstein II: The New Colossus".

Como véis, el catálogo para nada es escaso, y en tan sólo un par de años la Nintendo Switch puede sacar pecho y presumir que es una de las consolas con más títulos disponibles en su tienda en tan poco tiempo y mejor valorados por los usuarios. A día de hoy, son más de 400 títulos los que se encuentran disponibles para jugar en la híbrida de Nintendo, unos números que marean ya que nos faltan horas para poder jugar.

Además, para los amantes de los juegos indies, la consola nipona es una plataforma fantástica, ya que se está viendo que las desarrolladores independientes ven a la Nintendo Switch como una plataforma genial donde sacar sus juegos, debido a que llegan a un público cada vez mayor y que tienen muy buena acogida sus lanzamientos. Por eso no es de extrañar que muchos juegos del sector indie como "OwlBoy", "Shovel Knight" o "Hollow Knight" hayan dado o vayan a dar el salto a portearse a Switch.

Conclusiones: ¿Debo comprar la Nintendo Switch?

En resumen, para acabar el artículo de hoy en el que queríamos repasar la Nintendo Switch a lo largo de su primer año de vida para saber si de verdad ha merecido la pena que Nintendo se haya arriesgado tanto con un nuevo concepto de consola, y de si realmente es una consola que vale la pena, creo que la respuesta es clara: sí, la merece. Y mucho.

Personalmente, después de llevar más de medio año con la consola en cuestión, creo que lo que me aporta Nintendo Switch no lo hace ni un PC ni una PS4 ni una Xbox One, si bien tiene sus inconvenientes, sus ventajas superan con creces cualquier aspecto que me pueda gustar menos. Si viajas, amas los videojuegos o te gusta experimentar, la Nintendo Switch es una compra obligada.

Nintendo Switch y sus mejores juegos