Pantallas Interactivas

¿Sabes todo lo que puede hacer una pantalla interactiva? Los monitores interactivos son pantallas táctiles que llevan su propio sistema operativo, generalmente Android, como si fueran tablets gigantes. Son pizarras inteligentes capaces de mostrar cualquier cosa y que el docente y los alumnos interactúen con ella.

17 artículos
FILTRARL

    Pantallas interactivas táctiles para colegios

    Las pizarras convencionales pasaron a mejor vida. Los centros educativos se han apuntado a la educación 2.0 y para ello es necesario equipar las aulas con las últimas tecnologías. Entre ellas se encuentran las pantallas interactivas, lo máximo para un aula 2.0.

    ¿Qué es una smart board o monitor interactivo?

    Las pantallas interactivas, conocidas profesionalmente como monitores interactivos, son tablets gigantes con un sistema operativo incluido, por lo que no depende de otro equipo. Tampoco necesita proyector, como su propio nombre indica es monitor y tiene iluminación autónoma como cualquier televisor o pantalla.

    En qué nos fijamos a la hora de comprar una pantalla interactiva

    Podemos tener varias cosas en cuenta si queremos comprar una pantalla interactiva para un aula, en primer lugar, el tamaño. Como cabe esperar, se trata de grandes pantallas, capaces de ser visibles por todos los alumnos de un aula. Si la clase no es demasiado grande, con 55 pulgadas sea suficiente. Si es grande debemos pensar en un monitor superior a 75 pulgadas.

    Otro de los aspectos importantes para comprar un monitor inteligente es la resolución. Aunque esta característica se solucionará rápido, en nuestro catálogo solo tenemos monitores de la mejor calidad de imagen, UltraHD (4K), para que los alumnos no se pierdan ningún detalle.

    Monitores interactivos para mejorar la educación

    Los monitores interactivos suponen un giro de 180º en las aulas. Las pizarras convencionales que necesitaban tizas o rotuladores para impartir una lección forman parte del pasado. Con estas pantallas no solo se puede escribir con el tacto de nuestra mano, también se pueden pasar páginas, diapositivas, resolver ecuaciones o dibujar gráficas. No hay nivel que se le resista a estas pizarras didácticas del siglo XXI.

    Una de las características más interesantes de estos monitores interactivos es que los alumnos pueden interactuar desde su propio pupitre en con la propia pantalla. Ya que estos monitores cuentan con bluetooth, los pupilos pueden conectarse y poder proyectar lo que quieran para una exposición más cómoda e interactiva para toda la clase.