¿Por qué deberías tener USB - C en todos tus dispositivos?

Informática

Las conexiones con USB - C están cada vez más presentes en todos los dispositivos. Buscando sustituir al HDMI, la conexión de USB - C a USB - C pueden conectar un portátil a un monitor y pasar señal de audio, imagen y cargar el equipo a la vez. Así ahorramos espacio de cables en el escritorio.

Prometía ser el conector estándar y parece que lo está consiguiendo. El USB - C ya no solo está en los móviles, hace tiempo que lo vemos en portátiles y parece que ya va llegando a otros periféricos. Tan presente está en todos los dispositivos, que pronto podremos decir adiós a algunos conectores que nos parecían indispensables, como el HDMI.

Todavía algunos se muestran algo escépticos a pensar que este tipo de conexión vaya a estandarizarlo todo, pero las empresas tecnológicas están haciendo esfuerzos e importante avances para que esto ocurra. Lo que ha pasado con el USB - C es el ejemplo de que tecnología y usabilidad parecen estar más unidas que nunca. Empecemos desde el principio para comprender qué es un USB Tipo C.

Qué es el USB - C

Hace unos años llegó a los dispositivos móviles el USB - C, diferente al resto de puertos USB. La idea era universalizar esta conexión, de hecho ya no se fabrican prácticamente smartphones con otro tipo de puerto. La principal ventaja de estos respecto a los anteriores es que tienen 24 conectores frente a los 4 que llevan los antiguos USB. Además de esto, se ha conseguido acabar con otros problemas que daban los antiguos puertos. Entre sus características se encuentran:

Más rápido

Tanto las cargas de energía en los dispositivos como el traspaso de información es mucho más rápido. Este puerto puede alcanzar los 10 gbps, que es el doble de los que usan los USB convencionales. Además puede traspasar datos de todo tipo, documentos, vídeo, audio…

Reversible

Uno de los problemas que había con los USB de siempre era que nunca se atinaba con el lado adecuado a la hora de conectarlo. Lo bueno de los USB tipo C es que son reversibles y no importa por qué lado se conecten, porque ambos lados son idénticos.

Multiadaptador

Gracias a las múltiples conexiones que lleva, permite que sea compatible con otras tecnologías y otros tipos de puerto, por el DisplayPort, el HDMI y el VGA. Fue Apple quien empezó a usarlo en sus portátiles para adaptar el USB tipo C al HDMI, además gracias a la rapidez de traspaso no hay problema a la hora de transmitir imagen.

Conectar monitores al portátil gracias al USB - C

Precisamente es esa última característica de multiadaptador la que permite una de sus máximas ventajas. Ya encontramos en el mercado monitores compatibles con las conexiones USB tipo C. Esto significa que si queremos conectar un monitor al portátil para poder tener más pantallas es posible gracias a ese puerto.

¿Qué ventaja tiene respecto del HDMI?

Gracias a esto conseguiremos escritorios mucho más recogidos, con un solo cable podemos enlazar portátil y monitor y cargar a la vez el portátil.

Pero esto no es lo único. Como hemos indicado, es compatible con el traspaso de datos también. Así que si usamos el monitor como un hub y conectamos por ejemplo un disco duro, también podemos tener acceso con el portátil a esa información del disco. También podemos cargar el móvil a la vez o conectar otros periféricos al monitor o portátil. Todo esto nos permite un escritorio mucho más despejado de cables, pues con uno solo (de USB - C a USB - C) podemos hacer todo lo que necesitemos: ver en varias pantallas, consultar un disco duro y cargar el portátil y/o móvil.

Aunque por el momento parece que no se extinguirán los cables HDMI, sí que podría ser que en un futuro todas las conexiones sean gracias a cables USB - C, al menos esa es la tendencia que vemos en todos los dispositivos. Si los monitores ya empiezan a tener este puerto perfectamente preparado para emitir señal audiovisual de muy buena calidad a la vez que puede cargar el portátil, pronto serán los televisores los que también la incluyan.

Por otro lado, las conexiones inalámbricas también son cada vez más usuales en el mundo tecnológico, y es que han facilitado mucho la vida de los usuarios, al liberar los escritorios de cables. Ya tenemos teclados, ratones, altavoces, auriculares incluso cargadores inalámbricos. No sería descabellado pensar que la conexión bluetooth evolucione hasta el punto de poder conectar los monitores con esta tecnología wireless.

 

¡Hazte con tu USB-C!