¿Cómo escoger una batidora para smoothies?

Electrohogar

PcComponentes·3 de Septiembre de 2021

¿Estás pensando en comprarte una batidora para smoothies? Te contamos en qué debes fijarte para acertar con tu compra y poder preparar los mejores batidos en tu propia casa.

 escoger una batidora para smoothies

¿Qué diferencia hay entre una batidora y una licuadora?

Es bastante habitual considerar que ambas son válidas para hacer un buen batido, pero no es así. Básicamente, porque la licuadora se limita a extraer el líquido de la fruta y a desechar la pulpa. Con ella también se van las vitaminas y los nutrientes esenciales de la fruta. El sistema de centrifugación que utiliza lanza a un depósito, y al filtro, todos los desperdicios. Su limpieza es bastante complicada y en el proceso se pierde buena parte del sabor.

Una batidora muele las frutas y verduras que prefieras incluyendo, si quieres, su pulpa e incluso sus semillas. Es posible aprovecharlo todo y la limpieza del vaso y del brazo de la batidora resulta mucho más sencilla que una licuadora.

¿Qué batidora debo escoger?

Todo dependerá del uso que vayas a darle a la batidora. Lo más habitual es que termines usándola para casi todo, pero hemos preparado otro post para que sepas cuál es la mejor batidora para tu cocina. 

Para preparar batidos o smoothies, te recomendamos que optes por una batidora de vaso. En ella, te será más fácil triturar las diferentes frutas y verduras.   

Mejores batidoras de vaso

Ver más

¿Qué característica debe de tener una batidora de vaso?

En PcComponentes te recomendamos que revises:

  • Su potencia. Al tratarse de un producto que vas a usar con fruta y, en ocasiones, con hielo, la mínima ha de estar entre los 500 y los 600 vatios.
  • Su panel de control. Cuanto más completo sea, más probabilidades tendrás de cuidar el motor y de obtener un óptimo resultado.
  • El tipo de cuchillas. Puede ser doble, triple o cuádruple. Valora las opciones disponibles para que tu batido quede más líquido y en su punto.
  • Peso y tamaño. Has de disponer del espacio necesario en tu encimera para colocarla con comodidad. 
  • Su material de fabricación. Este tipo de batidoras suele apostar muy fuerte por el diseño. No te dejes llevar. Evita el plástico y quédate con el acero inoxidable siempre que puedas. Ganarás en resistencia y en durabilidad.
  • Su precio. Dependerá de tu presupuesto, pero intenta que la opción que elijas tenga uno intermedio. Hay una amplia gama de productos que puede serte de gran ayuda.

Además, una batidora de vaso debe ofrecerte la capacidad necesaria. Siempre es positivo adquirir una con un vaso un poco mayor para trabajar con más margen, pero si te ajustas estrictamente al uso final que le darás, ahorrarás un poco más. Otro aspecto a tener en cuenta es su eficiencia energética. Como mínimo, ha de ser clase A para que tu factura de la luz sea más asequible.

En lo que respecta al material del vaso, quizá consideres que el plástico puede ser adecuado. Si vas a usarla a diario y quieres limpiarla en el lavavajillas, mejor el vidrio. Fíjate en cómo se conectan y desconectan las cuchillas, ya que son una pieza que deberás limpiar tras cada uso. Apuesta por la sencillez.

Comprueba que disponga de varias funciones. Aunque sea una batidora, es aconsejable que incluya alternativas específicas en su menú de opciones para preparar batidos, cremas frías, salsas o similares. Así evitarás tener que estar comprobando continuamente el resultado del proceso.

Finalmente, la marca fabricante también incide, directamente, en tu compra. No olvides que podrías tener que reparar tu batidora y que no resulta demasiado fácil encontrar piezas de repuesto de las marcas menos conocidas.

¿Cómo debo limpiar la batidora de vaso?

Este tipo de batidora se limpia con facilidad, pero conocer algunos trucos para limpiar una batidora de vaso te ayudará a hacerlo en menos tiempo:

  • Cuando termines de batir lo que quieras, enjuaga el vaso y llénalo de agua caliente o templada.
  • Déjalo en remojo con un poco de lavavajillas para que se desprenda la suciedad más fácilmente.
  • Tira el agua y usa una esponja suave para fregar normalmente el vaso. No frotes demasiado fuerte, evitarás acelerar su deterioro.

De no apetecerte fregar, llena el vaso de agua caliente y jabón, enciende la batidora a la mínima velocidad y déjala unos segundos. Vacía el vaso y repite la operación. Enjuágalo y déjalo secar. Quedará perfecto. No olvides sacar las cuchillas para repasarlas y secarlas de forma exhaustiva. Cuando todas las partes estén secas, monta la batidora y colócala donde prefieras. ¡Así de fácil!

Como has comprobado, es bastante fácil adquirir una batidora de vaso repasando los puntos clave que ahora conoces. Dada la amplia gama de productos disponibles, seguro que encuentras algún producto acorde con tu presupuesto. Gracias a su sencilla limpieza, podrás mantener tu batidora como el primer día sin esfuerzo. ¿Te animas ahora a comprar una batidora para smoothies?