Consejos para ahorrar en calefacción sin pasar frío en invierno

Electrohogar

Si temes la llegada de la factura de la luz en invierno, aquí tienes algunos consejos para ahorrar en calefacción sin renunciar al calor de tu hogar. Estufas o radiadores, termostatos y todos los trucos para que tu hogar esté caliente sin gastar de más.

gastar menos en calefaccion

Mantita, peli y tardes enteras acurrucados en el sofá. Una temporada más, el frío y las malas temperaturas vuelven a ser los protagonistas de nuestras vidas. Y aunque es cierto que echaremos de menos el calorcito del verano durante los próximos meses, no podemos negar que nos encanta esa sensación de bienestar al tener la calefacción encendida en casa. Sin embargo, tan importante es evitar pasar frío en nuestro hogar como reducir los costes adicionales en luz o gas al encender la calefacción. 

Sabías que actualmente casi el 50% del consumo de energía de tu vivienda procede del gasto de calefacción. Porcentaje que podría llegar a incrementarse a lo largo de este año, ante la nueva modalidad de teletrabajo que muchos de los trabajadores activos están viviendo en estos momentos. 

Si durante estos días ya has comenzado a visitar, en reiteradas ocasiones, tu termostato y te preocupa, y mucho, el aumento de tu próxima factura por encender la calefacción. No te preocupes, estás en el lugar perfecto para no derrochar energía e intentar dañar lo mínimo posible tanto al medioambiente como a tu economía. Para que este año puedas ahorrar en calefacción y consigas que tu salón no se convierta en el lugar preferido de los pingüinos, desde PcComponentes te proponemos una serie de trucos y recomendaciones que te permitirán gastar menos energía durante todo el invierno. 

Termostatos inteligentes

Ver más

Trucos para ahorrar en calefacción 

Ya nos ha quedado claro que pasar frío en casa no es ninguna opción. Pero entre eso y una mala gestión del uso de los calefactores hay un gran término medio. 

Antes de comenzar a calentar la vivienda, lo primero que tenemos que hacer es conocer las medidas actuales de aislamiento y estudiar la posibilidad de pequeños arreglos. De esta manera tan sencilla se podrá evitar que el frío pueda entrar en nuestro hogar, a través de trucos que te permiten gastar menos en calefacción como los que te proponemos a continuación. 

Adiós a las fugas de calor 

Las ventanas, muros y puertas tienen pequeñas grietas o resquicios que hacen que se escape el calor. Para mantener esta temperatura en el hogar y evitar una pérdida constante de energía lo mejor es sellar estos huecos con cintas adhesivas de aluminio y silicona o productos especiales de sellado. 

Abre las ventanas en las horas más soleadas y no ventiles más de 15 minutos cada una de las habitaciones de tu hogar. 

Uso de termostatos y reguladores de temperatura 

La incorporación de válvulas termostáticas es fundamental para llegar ahorrar hasta un 40% de energía. Esta nueva tecnología te permite controlar y programar el encendido de la calefacción, incluso desde el móvil o con un asistente inteligente, para que así solo lo utilices cuando realmente lo necesites y evites el uso en habitaciones que están vacías. Con un termostato inteligente podrás mantener una temperatura óptima y no excederte en el consumo final. 

Es perfecto para aquellas familias que pasan muchas horas fuera de la vivienda. Y te ayuda a que puedas apagar siempre la calefacción cuando te encuentres fuera de casa. 

Limpiar y revisar tanto la caldera como los propios radiadores 

Los fabricantes aconsejan realizar un mantenimiento preventivo antes de encender cualquier aparato electrónico que nos ayude a calentar la casa. Esta limpieza permite reducir la producción de residuos, garantizar su correcto funcionamiento y, por lo tanto, ahorrar en el consumo de combustible.  

Reorganizar la decoración del hogar 

Los muebles por sí solos absorben y atraen el calor. Para aprovechar al máximo cualquiera de las fuentes de energía del hogar es necesario alejar, lo máximo posible, las estufas o radiadores del mobiliario. Así, conseguiremos que el aire caliente pueda moverse libremente por el espacio, creando una sensación de confort y bienestar. 

ahorro en calefacción

Radiadores, estufas, calefactores, ¿cuáles son los que menos gastan? 

Dependiendo de la función principal, el uso y las características de la casa se tendrá que recurrir a un tipo de electrodoméstico u otro. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de modelos y calefactores de bajo consumo que se adapten a cualquiera de nuestras necesidades. 

Los radiadores eléctricos se han convertido en una de las opciones que menos energía consumen. Su sencilla instalación hacen que podamos transportarlos y enchufarlos donde queramos. Puedes sacarles un gran partido si tienes un plan especial con tu compañía de luz. Mientras que los calefactores están indicados únicamente para aclimatar rápidamente una habitación, oficina o espacio pequeño de trabajo. Ya que, no son suficientes para calentar el hogar al completo.

Radiadores eléctricos

Ver más

Y como no, no podríamos olvidarnos en este artículo de las queridas estufas. Estos aparatos, muy comunes en las casas de los pueblos sin calefacción, se utilizan hoy en día para calentar los baños o pequeñas estancias de la casa. Cuentan con poca potencia, por lo que tampoco son recomendables utilizar como sistema propio de calefacción. No obstante, podemos encontrar diferentes tipos: estufas eléctricas, que gastan más luz pero son más económicas; las estufas de butano para calentar una estancia de un hogar; y, ahora también, estufas de pellet o de leña, más costosas pero algo más económicas en lo que se refiere al material combustible.

Las mejores estufas para tu casa

Ver más

Mantas eléctricas para las jornadas de cine en el sofá     

Tanto para arroparnos con ellas en el sofá como para calentar la cama antes de descansar. Las mantas eléctricas son ese complemento que no puede faltar en cualquier hogar. Además de aplicar calor, ayudan a relajar nuestros músculos, aliviar las posibles contracturas y reducir esa sensación de frío y malestar. 

Se pueden utilizar directamente sobre nosotros o en la cama encima de la sábana superior, nunca debajo de ella. Su uso no debe excederse a los 20 minutos y es ideal para disminuir los dolores en las zonas lumbares y cervicales

Cómo programar el termostato para gastar menos 

Gracias al termostato podemos controlar el funcionamiento de la calefacción y también del aire acondicionado. Este aparato regulador permite establecer un horario concreto de consumo de energía, así como la temperatura media que tendremos en el hogar

Dependiendo del modelo, la programación se podrá realizar semanalmente o de manera diaria. El avance de la tecnología ha desarrollado nuevos termostatos modulantes, inteligentes con WIFI y hasta inalámbricos con pantalla digital. Cualquiera de ellos se puede programar sin problemas a gusto de los habitantes y las necesidades de la propia vivienda. 

ofertas pccomponentes