PcComponentes
Mi Cuenta

Los dispositivos electrónicos de seguridad imprescindibles para mantener tu casa protegida

Electrodomésticos
Emmanuel Jiménez.2 de agosto de 2023

La tecnología de hoy en día permite aumentar la seguridad en tu hogar. Aquí te dejamos algunos positivos que te ayudarán a conseguirlo.

Una persona utiliza en su móvil una app de seguridad en casa

Contar con una segunda residencia puede ser considerado un privilegio. Y sin duda, así es. Sin embargo, también implica preocupaciones. Al no ser la vivienda principal, es normal que pase mucho tiempo cerrada o incluso que esté lejos de nuestra residencia habitual. Y el mayor temor suele ser que alguien acceda a nuestra casa a robar sin que nosotros tengamos opción de enterarnos. O peor aún, que alguien ocupe nuestro hogar y para cuando nos demos cuenta ya sea tarde y tengamos que tomar medidas legales que nos costarán dinero y mucho esfuerzo.

Sin embargo, lo cierto es que la tecnología de hoy en día nos permite tener medios para aumentar la seguridad de casa sin tener que realizar un gran desembolso, y aunque estemos a mucha distancia. De hecho, existen ya sistemas de seguridad con alarma sin tener que pagar cuotas mensuales.

Vamos a ver algunos de esos productos destacados orientados a la seguridad del hogar y cada una de las habitaciones, y cómo pueden aportarnos confianza para vivir un poco más tranquilos cuando no estamos en nuestra segunda vivienda o en nuestra casa de vacaciones.

Sistemas de cámaras y vigilancia

Uno de los pilares fundamentales de la seguridad residencial es el uso de cámaras de seguridad inteligentes. Estas cámaras no solo ofrecen imágenes nítidas y de alta resolución, sino que también cuentan con funcionalidades avanzadas, como detección de movimiento, seguimiento automático y visión nocturna. Con la integración de aplicaciones móviles, puedes recibir notificaciones en tiempo real cuando se detecten movimientos sospechosos, permitiéndote tomar acciones preventivas o alertar a las autoridades locales.

Hay cámaras más avanzadas que otras, aunque lo cierto es que incluso las más baratas son efectivas. De hecho, será mejor contar con múltiples cámaras de coste económico que contar con una única cámara más cara, pues esta es susceptible de fallar o de no ser capaz de captar algunas entradas al hogar. Dentro del catálogo de cámaras de vigilancia hay cientos de tipos diferentes. En función de las circunstancias, del tamaño del hogar, o de nuestro presupuesto, podemos optar por un camino o por otro.

Por ejemplo, si no dejamos que pase mucho tiempo entre cada visita a nuestra segunda residencia y simplemente queremos tener una cámara de vigilancia por si acaso, una opción asequible podría ser la cámara Arenti IN1. Está pensada para mantener la vigilancia de mascotas, pero lo cierto es que puede ser útil para echar un vistazo a la casa de vez en cuando y saber que sigue segura. Su precio se queda en algo más de 20 euros, por lo que es una compra asequible.

Otra opción podría ser la EZVIZ C8C. Es una cámara 360, que podemos controlar a distancia para modificar el ángulo de visionado, y de esa forma poder cubrir un mayor espacio de vigilancia. Además, es una cámara exterior, por lo que puede estar a la intemperie, y tiene un sistema de conectividad WiFi de alta potencia para que la conexión no falle. Detecta movimiento y puede lanzar flasheos de luz para captar imágenes nítidas de quien está accediendo a la casa de manera que sirva para identificar a la persona. Su precio es de unos 100 euros, por lo que el gasto no es demasiado importante si tenemos en cuenta la funcionalidad.

Y una opción en la línea de la anterior pero más doméstica podría ser la TP-Link Tapo. Está pensada en realidad para vigilancia de mascotas y niños, pero tienen funciones de detección de movimiento, visión nocturna, y giro 360. Por un precio de 35 euros, es una compra que no hay que pensarse demasiado.

Si prefieres pasar al siguiente nivel, entonces el kit Nivian NV-KIT320 podría ser la mejor opción. Su precio se queda por debajo de los 200 euros, pero integra el dispositivo de control de cámaras, y cuatro unidades para ubicar en diferentes lugares del hogar. No es caro para todo lo que incluye.

Control de acceso y cerraduras inteligentes

Olvidar las llaves ya no será una preocupación gracias a las cerraduras inteligentes con clave numérica o biométrica. Estas cerraduras avanzadas permiten un acceso seguro y sin necesidad de utilizar llaves físicas. Además, muchas de ellas ofrecen la posibilidad de control remoto, lo que te permite habilitar accesos temporales para familiares, amigos o personal de mantenimiento de confianza.

En este caso, no hay opciones tan variadas, aunque sí que hay algunas clásicas que hay que tener en cuenta si queremos obtener esta funcionalidad. Una marca de relevancia es Nuki, cuyas cerraduras inteligentes ya acumulan varias generaciones a sus espaldas. Podemos encontrar packs completos del sistema de apertura de puerta y kit de conexión a Internet. Funciona de una forma más sencilla de lo que parece, por lo que es una buena compra. En PcComponentes te analizamos uno de sus modelos más seguros y vendidos: la Nuki Smart Lock 3.0.

Otra opción es la EZVIZ DL01S, que también mencionábamos entre las cámaras de vigilancia. Esta cerradura inteligente funciona de una forma muy similar a la anterior, haciendo girar la llave de la cerradura para abrir la puerta y con conexión a Internet.

Hogar automatizado con simulación de presencia

Un hogar aparentemente ocupado es un disuasivo natural para los ladrones. Con la automatización del hogar, puedes simular actividad aunque no estés presente. Puede sonar muy sofisticado, pero lo cierto es que lo mismo que hemos hecho toda la vida cuando hemos dejado la televisión encendida o una radio para que pareciera que había gente en casa, o cuando encargamos a un familiar que vaya a nuestro hogar a bajar y subir las persianas.

En este caso, eso sí, hacemos uso de la conectividad a Internet que nos da el automatizar dispositivos del hogar para controlar los mismos y poder hacer que se comporten como si estuviéramos en casa a pesar de estar muy lejos. Hasta podemos establecer rutinas. Por ejemplo, sistemas de iluminación programable permiten crear escenarios que enciendan y apaguen las luces en horarios específicos. Las cortinas y persianas automatizadas también pueden ajustarse automáticamente, dando la apariencia de que alguien está en casa. Además, podemos utilizar dispositivos inteligentes para encender y apagar electrodomésticos, como televisores o radios, para recrear rutinas diarias y disuadir a los posibles intrusos.

Aparatos como el altavoz inteligente de Xiaomi por 38 euros pueden echarnos una mano al poner música o incluso al poner la radio en casa. Está pensado para utilizar con Google Assistant, y hasta es posible utilizarlo como hub para conectar otros dispositivos de domótica en casa. Por su precio es prácticamente un regalo y tiene un montón de funciones. Hasta podemos comprar dos y conectarlos en estéreo para tener un sistema de sonido con cierta calidad en nuestra segunda residencia.

Aunque si el anterior llama la atención, en la misma línea tenemos el Google Nest Mini o el Apple HomePod Mini. Dispositivos con una función similar respecto a lo de poder controlarlos a distancia, pero con distintas prestaciones según estemos buscando un rendimiento u otro.

Otra buena opción para simular la presencia son las luces inteligentes. En este caso, unas cuantas bombillas pueden ser suficientes para simular que estamos en casa. Podemos conseguir algunos modelos a precios muy asequibles si elegimos versiones básicas. Es el caso de la bombilla Hama de color blanco con WiFi, que tiene un precio de tan solo 7 euros. O podría ser también el caso del pack de dos bombillas TP-Link Tapo L530, que son bombillas RGB, y el pack cuesta 19 euros.

Detectores de apertura de puertas y ventanas

Los dispositivos de detección de apertura de puertas y ventanas son una buenísima opción para poder detectar cuando alguien ha tratado de acceder a casa por la puerta o incluso por las ventanas, que suelen ser una opción más viable para cualquier ladrón que quiere saltarse los sistemas que por lo general controlan el acceso por medio de puerta. Aunque antes estos sistemas eran más caros, hoy en día es posible encontrarlos a precios asequibles por el hecho de existir kits para domótica que se conectan a Internet y que podemos controlar por medio de una aplicación del móvil.

El sensor de puertas y ventanas de Xiaomi es uno de los más conocidos, en parte por ser uno de precio económico. Su precio es de menos de 10 euros. Aunque está pensado para poder automatizar funciones como el encendido o apagado de luces al llegar y salir de casa, también nos sirve para saber si se han abierto ventanas y puertas de casa. Hasta podemos tener una alerta en el móvil que nos avise.

Algo más avanzado es el kit de TP-Link que incluye el Tapo H100 Hub, el Tapo T100 y el Tapo TA. Este kit incluye tres dispositivos, además de la funcionalidad de la plataforma online y la aplicación. Cuenta con un sensor de movimiento que se ubica en la entrada de la casa para detectar la presencia de intrusos.

Además, tiene un sensor de puerta para detectar su apertura. Y adicionalmente a esto tiene un dispositivo que hace de hub para controlar a los otros, y que tiene altavoz que actúa como alarma y se activa cuando detecta a personas en momentos en los que no debería haberlas. Podemos configurar nosotros los momentos en los que debe estar activada y desactivada. Y por unos 70 euros podemos hacernos con un kit de seguridad para el hogar básico, pero que es mucho mejor que no contar con nada y que nos permitirá estar al tanto de si algo ha ocurrido en el hogar y tenemos que atenderlo.

Son opciones interesantes para cualquiera que tenga una segunda residencia pero no quiera dejarla completamente desprotegida. Todas ellas sin tener que realizar un desembolso demasiado importante.

post
TOFU
electrodomesticos