Las mejores tarjetas gráficas para gamers de 2019

La tarjeta gráfica es el componente más importante a la hora de montar un PC Gaming. Pero si alguien piensa que una tarjeta gráfica es sólo importante para jugar, está muy equivocado. Este componente es vital en equipos pensados para diseñar o editar imagen y vídeo, realidad virtual, y juega un papel muy importante en labores multimedia como la reproducción de vídeos en altas resoluciones. En este artículo trataremos desde el punto de vista del rendimiento en juegos y calidad gráfica ofrecer un listado con las mejores tarjetas de vídeo que podéis comprar.

Las mejores gráficas por rango de precio
ModeloResolución óptimaCalidad gráfica recomendadaPrecio
Las mejores tarjeta gráficas baratas
Asus GeForce GT 1030 Silent720p / 1080pMedia / Baja84,99€
Sapphire Pulse Radeon RX 550720p / 1080pAlta / Baja95,99€
Sapphire Pulse Radeon RX 5601080pMedia116,90€
Gigabyte Aorus Radeon RX 570 4G1080pAlta134,99€
EVGA GeForce GTX 1050Ti Gaming1080pAlta / Muy alta169,90€
Las mejores tarjetas gráficas por menos de 250 euros
Gigabyte Radeon RX 580 Gaming 8G1080p / 2KAlta-Ultra / Media215,90€
EVGA SSC DT GeForce GTX 1060 6GB1080p / 2KUltra / Media229,90€
MSI GeForce GTX 1060 AERO ITX 6G OC1080p / 2KUltra / Media-Alta256,85€
Mejores gráficas por menos de 400 euros
Sapphire Radeon RX 590 Nitro+1080p / 2KUltra / Media-Alta269,90€
Sapphire Radeon RX 590 Nitro+ Special Edition1080p / 2KUltra / Media-Alta279,90€
MSI GeForce RTX 2060 Ventus2K / 4KUltra / Media369,90€
Zotac Gaming GeForce RTX 2060 Twin Fan2K / 4KUltra / Media375,99€
BORRAR1080p / 2KUltra / Alta309,99€
Las mejores gráficas por menos de 600 euros
Gigabyte Radeon RX VEGA 64 Gaming OC2K / 4KUltra / Media-Alto439,90€
Asus Dual GeForce RTX 2060 OC Auto-Extreme Edition2K / 4KUltra / Media449,90€
Zotac Gaming GeForce RTX 2070 Blower2K / 4KUltra / Alta529€
EVGA GeForce RTX 2070 Black Gaming
2K / 4K
Ultra / Alta529,99€
Gigabyte GeForce RTX 2070 Gaming OC White2K / 4KUltra / Alta524,90€
Las mejores tarjetas de vídeo de 2018
Gigabyte GeForce RTX 2080 WindForce OC2K / 4KUltra / Alta-Ultra859,90€
Zotac Gaming GeForce RTX 2080Ti AMP! Edition2K / 4KUltra / Ultra1229€
Gigabyte Geforce RTX 2080 Ti Gaming OC2K / 4KUltra / Ultra1275€

 

Tarjetas gráficas baratas

Estos modelos son ideales para quien no necesita una tarjeta gráfica potente capaz de representar gráficos en alta definición y calidad ultra. El público objetivo es aquel que busque tener fluidez en la reproducción de contenido multimedia como puede ser vídeo en streaming en resolución Full HD y el manejo de gráficos simples en herramientas ofimáticas o de diseño (siempre y cuando la tarea sea poco exigente).

En el primer listado encontrarás tarjetas gráficas por menos de 100 euros, la solución más económica y con la que si te gustan los juegos retro y no tienes prisa por probar los últimos títulos lanzados al mercado tienes de sobra. Si puedes estirar un poco el presupuesto en el segundo listado encontrarás la mejor gráfica que puedas comprar por 150 euros. Por este precio ya puedes jugar a los últimos juegos del mercado en 1080p en calidad media-alta sin ningún problema. Y por un poco más acceder a lo mejor de la categoría de tarjetas gráficas baratas, que en ningún caso superará los 175 euros.

Por menos de 100 euros

Nvidia GeForce GT 1030

El modelo más básico de Nvidia nos permite jugar con gráficos en calidad baja en resolución 1080p. Es la opción ideal para quienes busquen configurar un equipo low cost. En juegos destinados a los eSports como League of Legends, Overwatch, Counter Strike o Dota 2 su rendimiento es bastante mejor. En la mayoría de modelos encontraremos un conector DVI, aunque lo normal es que también incluya un puerto HDMI o DisplayPort. Las tarjetas de vídeos listadas no necesitan alimentación extra.

Existen distintos modelos de la GTX 1030, entre los cuales aparecen unos con memorias DDR4 que tendremos que evitar a toda costa. La diferencia entre el uso de memoria GDDR5 a DDR4 es de un 100% de diferencia en el ancho de banda, un aspecto fundamental cuando hablamos de un modelo tan económico como este y que puede arruinar nuestra experiencia como jugador.

AMD Radeon RX 550

La gama de iniciación de AMD nos ofrece un rendimiento muy similar a las anteriores GT, resultando casi idénticas en todo por lo que ya sabemos: rendimiento aceptable en juegos en calidad baja y FullHD con la excepción de los juegos más populares en el deporte electrónico. Estas GPUs tienen un TDP de 50W y no necesitan alimentación externa. Las conexiones utilizadas son idénticas: DVI-D seguro y una dependiendo del modelo HDMI o DisplayPort.

Hasta 175 euros

En esta horquilla de precio encontramos un amplio catálogo de gráficas AMD y Nvidia. Con ellas lograremos aumentar el rendimiento en juegos hasta calidad media-baja en juegos actuales manteniendo 60 FPS estables en 1080p. En esta categoría aparecen RX 560 RX570 de AMD y la GTX 1050 Ti de Nvidia como las mejores opciones a elegir.

Desde los 100 a los 180 pasamos por distintos modelos con pequeñas diferencias en términos de potencia gráfica donde el quiz de la cuestión se encuentra en la configuración de memoria elegida. Encontrando modelos desde los 2GB hasta 4GB con alguna que otra solución a 3 GB.

Tarjetas gráficas gama media (Hasta 250 euros)

Si quieres disfrutar de la mejor calidad gráfica en 1080p y probar la resolución 2K y no te importa cambiar de tarjeta cada dos o tres años, esta es tu gama. Dependiendo de las fluctuaciones de mercado pueden aparecer algunas opciones interesantes de gama superior. En pleno 2019 con la irrupción de las RTX y la próxima llegada de Navi, vemos como las fantásticas Radeon RX 580 y las GTX 1060 están a precios excepcionales.

AMD Radeon RX 580

La resolución Full HD no se le resiste. Una opción perfecta si quieres estirar la gráfica hasta 2020 gracias a sus 8GB de VRAM GDDR5. Su rendimiento está muy parejo al de una GTX 1060, por lo que es lo mejor que puedes comprar si tienes un monitor FreeSync. Puede dar un resultado decente en 2K. Aunque para mantener una tasa de fps aceptable tendrás que reducir la calidad gráfica. Esta GPU saca el máximo provecho de la API Vulkan, alcanzando los 200 FPS en 1080p; o una más que aceptable fluidez en 4K en juego compatibles con esta API. Lástima que el catálogo no sea muy amplio, pues de serlo, sería la mejor opción por menos de 400 euros.

Nvidia GeForce GTX 1060

La mejor opción para quien desea una tarjeta gráfica Nvidia sin descuidar el bolsillo. En este rango de precios damos un pequeño salto en potencia respecto a la anterior tarjeta de Nvidia, la GTX 1050 Ti. Con ese salto logramos un buen rendimiento en calidad ultra y Full HD en juegos actuales, donde se alcanza con facilidad los 60 FPS en 1080p y calidad ultra. También logra mantenerse por encima de los 30 FPS a 2K si reducimos la calidad. Al utilizar la arquitectura Pascal, su rendimiento con DirectX 12 es mejor que modelos superiores de generaciones anteriores. Esta tarjeta podemos encontrarla en modelos de 3 y 6 GB GDDR5. La de 3GB suficiente para hoy en día pero si pensamos a futuro, es mejor apostar por la versión de 6 GB. Ahora que Nvidia ha adoptado se ha abierto al Adaptative Sync libre y ha adoptado el FreeSync, estas GPUs son una opción todavía más interesante.

Tarjetas gráficas de gama media alta (Hasta 400 euros)

A pesar de que el auge del Bitcoin elevó el precio de las GPUs hasta niveles estratosféricos, la llegada de las RTX de Nvidia y la proximidad de AMD Navi han empujado los precios de nuevo hacia su cauce natural. Este segmento es muy amplio y marca un antes y un después en términos de rendimiento. Los primeros modelos que vemos en este segmento son un pequeño paso adelante respecto al anterior (Radeon RX 290); sin embargo, el gran salto cualitativo y cuantitativo lo damos al llegar a las RTX 2060 de Nvidia, que han condenado a las GTX 1070 al ostracismo. Pocas GTX 1070 Ti se salvan de esta criba también. Esta serie nos hace dar el salto a los 2K o monitores Full HD a 144 Hz.

En este escalón ya no hay problemas por los gráficos, pudiendo disfrutar de todo el catálogo actual y futuros lanzamientos durante varios años en ultra sin que tengamos que reducir la calidad si jugamos en 1080p y 2K.

AMD Radeon RX 590

Han aparecido por sorpresa en un movimiento de AMD por contrarrestar de alguna manera a Nvidia y ganar tiempo mientras llega Navi. Estas GPU son en esencia una RX 580 fabricada a 7nm, lo que permite elevar las frecuencias de la vieja arquitecrura Polaris, la cual ya se encuentra en tiempo de descuento.

Estas tarjetas de vídeo son ideales para jugar en Full HD sin tener que preocuparte durante un buen par de años de la configuración gráfica. Si pensamos en 2K, su ciclo de vida será menor, ero es algo obvio y aún así es un modelo bastante interesante. Como ya sabemos, AMD se lleva muy bien con las APIs DirectX12 y Vulkan, donde el rendimiento de esta gráfica puede eclipsar incluso al de una GTX 2080. ¡Vulkan es magia para AMD!

Nvidia GeForce RTX 2060

Actualmente las GeForce RTX 2060 son las tarjetas gráficas más potentes de su segmento. ¡Vaya si lo son! Su potencia las sitúa entre una GTX 1070 Ti y GTX 1080, a las cuales iguala en algunos escenarios. Es sin duda la mejor elección para jugar en QHD en calidad Ultra superando con tranquilidad la barrera de los 60 FPS. El uso de la arquitectura Turing ha supuesto todo un espaldarazo a la potencia y características de esta nueva serie de tarjetas que dispone de Tensor Cores que dan vida a la tecnología RayTracing, junto a DLSS, un nuevo tipo de antialiasing.

En algunos modelos encontramos el conector USB tipo C compatible con VirtualLink y DisplayPort 1.4.

Con un PVP recomendado de 369 euros, su bajo consumo (menos de 160W) y su excelente potencia gráfica estamos ante un modelo muy interesante para cualquier gamer.

Tarjetas gráficas de gama alta (Hasta 600 euros)

Entramos en una gama de lo más versátil. Con este presupuesto puedes disfrutar desde una resolución 1080p a 144Hz hasta 4K a 30-40 FPS. Pero donde sacaremos el mejor provecho es en 2K, una resolución que en calidad ultra cualquiera de estas tarjetas gráficas manejará con soltura. Su rendimiento en realidad virtual es más que interesante, y con la aparición de las nuevas RTX 20 de Nvidia, podemos encontrar bastantes modelos de Nvidia a precios muy interesantes de la generación anterior.

Aquí hacen aparición las RX Vega 64 y las RTX 2070.

AMD Radeon RX Vega 64

Las actuales tope de gama de AMD, con permiso de Radeon VII que hay tan pocas que ni las contamos. Se mueven con soltura en 4K, aunque su mayor potencial lo encontramos en 2K donde se bastan y se sobran para ofrecernos una alta tasa de fotogramas por segundo en calidad Ultra en cualquier juego.

Como el resto de GPUs AMD es totalmente compatible con FreeSync y exprime al máximo las APIs DirectX12 y Vulkan. Son la opción ideal para usuarios avanzados que sepan sacar todo su potencial jugando con las frecuencias de la propia GPU y sus memorias. Actualmente se encuentran a un precio cercano a los 400 euros, lo que unido a un potencial rendimiento cercano al de una 1080 Ti hace que aún tenga su público a pesar de la irrupción de las RTX de Nvidia.

Nvidia GeForce RTX 2070

Como todas las RTX, su equivalencia con respecto a las Pascal es un escalón por encima. Por lo que la RTX 2070 es la sucesora de la GTX 1080, tanto en rendimiento como en precio.

En este nivel partimos de los 2K como base, y siempre en Ultra, aunque se desenvuelve perfectamente en 4K siempre que ajustemos las opciones gráficas. Los Tensor Cores y el RayTracing aún le quedan algo grandes puesto que es una tecnología que consume muchos recursos, por lo que es una apuesta de futuro con la que jugar en ultra durante muchos años en QHD y en 144 Hz si tenemos un monitor 144 Hz.

Nvidia GeForce GTX 1080

La primera tarjeta gráfica que se vendió como 4K. Aunque en realidad su rendimiento real es más óptimo para quien quiera sacar el máximo provecho a un monitor G-Sync o FreeSync de 144 Hz en 2K. Es capaz de mover juegos de hace un par de años a 4K. Pero los requisitos de los últimos lanzamientos nos acercan demasiado a los 30 FPS como para considerarla una tarjeta de vídeo 4K nativa. Tampoco la recomendamos para monitores Full HD, pues tiene potencia desmesurada para esa resolución.

Con la llegada de las RTX 2070 estos modelos han visto disminuir su precio. Si encuentras alguna por debajo de los 460 euros, no lo dudes, hazte con ella.

Las mejores tarjetas gráficas – Tarjeta de vídeo para entusiastas

En esta categoría entramos en lo mejor de lo mejor, las tarjetas gráficas más potentes y caras del mercado. Aquí reina Nvidia y lo hace con todo lo gordo. Las GTX 1080 Ti y la nueva remesa de tarjetas gráficas Turing: RTX 2080 y RTX2080 Ti. Estas últimas son las primeras tarjetas gráficas donde podemos experimentar una experiencia 4K de forma nativa.

Nvidia GeForce GTX 1080 Ti

Sigue siendo buena opción porque maneja con soltura juegos 4K en calidad alta y unos 50-60 FPS. Si la encuentras a buen precio, no dudes en hacerte con ella si quieres dar un salto de potencia bastante notable con respecto a tu anterior tarjeta de vídeo.

Nvidia GeForce RTX 2080

Llegaron al mercado el 20 de septiembre y fueron las pioneras de la nueva serie 20 de Nvidia. Estas gráficas incluyen la tecnología RTX, una forma de renderizar gráficos en tiempo real mediante el trazado de rayos. De esta forma consiguen un realismo en el comportamiento de la iluminación nunca antes visto. Junto al RayTracing llega DLSS, un nuevo tipo de suavizado mucho más eficiente que hace uso de los Tensor Cores para conseguir imágenes más nítidas y enfocadas.

El rendimiento de éstas es superior al anterior tope de gama, demostrando que en potencia bruta Turing es muy superior a Pascal. Es normal que alcancen entre 40 y 60 FPS en 4K.

NVidia GeForce RTX 2080 Ti

En esta ocasión Nvidia no ha querido esperar y ha lanzado de forma simultánea sus dos topes de gama. Las RTX 2080 Ti son una vuelta de tuerca que lleva un paso más allá todo lo visto en el modelo inferior. Ese extra de potencia la hace perfecta para jugar a cualquier título actual en calidad ultra en 4K y superando en todo momento los 60 FPS.

¿Qué es mejor, Nvidia o AMD?

Actualmente hay dos competidores en el mercado de las tarjetas gráficas; y aunque eso cambiará a medio plazo con la llegada de Intel, por el momento hoy tenemos que hablar de Nvidia y AMD como los únicos fabricantes de chips gráficos del mundo.

Tanto una como otra compañía cuentan con un elenco de familias de tarjetas de vídeo enfocadas a distintos mercados. Pero es el gaming lo que a nosotrosnos interesa: familia Radeon RX y GeForce para AMD y Nvidia respectivamente.

Y dentro de estas familias encontramos distintas gamas: iniciación, menos de 120 euros; gama baja, menos de 200 e gama media, menos de 200 euros; gama media-alta, entre 200 y 400 euros; gama alta, entre 400 y 600 euros; y entusiasta, a partir de 600 euros. En la siguiente tabla puedes consultar a qué categoría pertenecen los distintos modelos de cada compañía.

Tarjetas gráficas de Nvidia y AMD
Categoría/CompañíaNvidiaAMD
Iniciación (hasta 150 euros)GTX 1030 2GB, GTX 4GB, GTX 1050 2GB, GTX 1050 3GBRX 550 2GB, RX 550 4GB, RX RX 560 2GB, 560 4GB
Media (Hasta 250 euros)GTX 1050 4GB, GTX 1050 Ti, GTX 1060 3GBRX 570 4GB, RX 580 4GB
Media-alta (Entre 250 y 400 euros)GTX 1060 6GBRX 580 8GB
Alta (Entre 400 y 600 euros)GTX 1070, GTX 1080, RTX 2070RX Vega 56, RX Vega 64
Entusiasta (Más de 600 euros)GTX 1080 Ti, RTX 2080, RTX 2080 Ti 

 

Al contrario de lo que mucha gente piensa y otros blogs publican, decantarse por una u otra compañía es bien sencillo. Tan solo debemos fijarnos en nuestro monitor para hacer la criba.

Si tu monitor incorpora la tecnología G-Sync, es obvio que debes elegir una tarjeta de vídeo Nvidia. Estos monitores suelen ser de gama media alta, Y a pesar de que a partir de la GTX 1050 Ti ya es compatible, no te recomendamos nada por debajo de una GTX 1060 de 6GB en resolución Full HD. Si el monitor es 2K lo suyo es ir a por una GTX 1070 o o GTX 1080 ahora que su precio es muy parejo al de las GTX 1070 Ti. Para resoluciones mayores recomendamos la gama entusiasta., el catálogo de AMD es la solución. Como en este caso todas las tarjetas gráficas son compatibles con FreeSync, características como la resolución o la frecuencia cobran mayor importancia. Para un monitor con resolución 1080p y 60 Hz, con una RX 470 o 580 de 4GB es más que suficiente; sin embargo para monitores de 144 Hz habría que dar el salto a una RX Vega 56.

Ahora que Nvidia ha adoptado FreeSync (aunque con algunas particularidades) ya no podemos decir que si tu monitor es FreeSync, apuestes en exclusiva por AMD. Sin embargo, a Nvidia aún le queda camino por recorrer en este aspecto por lo que en gamas medias y bajas seguimos pensando que AMD cuenta con una ligera ventana con sus Radeon RX.

En cuanto al dilema de cuáles son las mejores tarjetas gráficas, queda claro que Nvidia manda. En términos de rendimiento, actualmente la serie RTX 20 de Nvidia con las GeForce RTX 2080 y RTX 2080 Ti marcan una clara diferencia con el resto.

Por otro lado, el software de Nvidia es muy superior al de AMD. Esta herramienta incorpora tecnologías muy innovadoras como Ansel, Highlights o FreeStyle. A favor de AMD encontramos el aprovechamiento de las API Vulkan y DirectX12. Esto se notaespecialmente en la gama media y media alta: RX 480 y RX Vega 54 VS GTX 1060 y GTX 1070.

Tarjeta gráfica… ¿Qué es? Tipos y detalles técnicos

La tarjeta gráfica es uno de los componentes esenciales del ordenador. Por definición, la gráfica es el dispositivo que se encarga de enviar al monitor la información necesaria para que este la represente de forma visual. Sin ella no podríamos trabajar en entornos gráficos de ningún tipo. Dicho de otra forma, es totalmente necesario que un equipo disponga de una unidad gráfica.

En un comienzo dicha tarea la realizaba la CPU. Pero con la llegada de sistemas gráficos más complejos, se hizo necesario crear una CPU especializada en el tratamiento de gráficos. Así es como pasamos de generar gráficos en la Central Processing Unit a ver como nacía la Graphics Processing Unit o GPU.

Este procesador con una arquitectura creada expresamente para el manejo de gráficos ha evolucionado rápidamente en los últimos años. Lo que ha dado lugar a un vasto catálogo de tarjetas gráficas. Y dentro de esta familia, las encontramos enfocadas a diferentes fines: videojuegos, realidad virtual, edición y renderización de vídeo e imágenes, inteligencia artificial, deep learning (aprendizaje profundo), etcétera.

Pero una tarjeta de vídeo no está formado únicamente por una GPU. La GPU es tan solo una parte, el chip o silicio. En este componente encontraremos también memoria, conocida como VRAM, disipadores, ventiladores y conexiones. Todas ellas colocadas sobre un PCB (Placa de Circuito Impreso) y conectado al equipo mediante un puerto PCI-Express.

¿Qué tipos de tarjetas gráficas existen?

Como hemos dicho, hay dos grandes grupos: integradas y dedicadas. Existen otras muchas divisiones que afectan al tipo de uso o finalidad, pero esta afecta fundamentalmente a su formato físico.

Integradas

Son llamadas así porque se encuentran integradas en el mismo chip que la CPU. Este tipo de gráficas han evolucionado mucho en el último año gracias a la arquitectura Vega de AMD.

Hasta hace poco tan solo Intel montaba GPU’s en sus procesadores. Esto cambió con la llegada de Ryzen, permitiendo a AMD competir de tu a tu con Intel en este aspecto.

Mencionamos las APU’s como la combinación de CPU y GPU en un chip mayor que el procesador tradicional. Aunque a efectos prácticos viene a ser lo mismo: procesador y gráfica en un mismo chip.

El rendimiento de éstas es menor que el de las soluciones dedicadas; pero pueden llegar a ofrecer un buen rendimiento en resoluciones Full HD e inferiores.

Dedicadas

Este tipo es un componente independiente de otros y hay una gran diversidad de ellas. Desde las opciones más potentes hasta los modelos para portátiles, las tarjetas gráficas dedicadas arrojan un rendimiento muy superior a las GPU integradas. Este artículo va a ir centrada a este tipo de tarjetas de vídeo.

Externas

Son una variante de las dedicadas que no es otra cosa que una tarjeta gráfica integrada en un dispositivo que se conecta a un equipo para potenciar su aspecto gráfico. Normalmente se utilizan en portátiles, aunque son pocos los usuarios que las utilizan. Existen pocos modelos en el mercado y realmente nunca ha sido un producto muy demandado.

Detalles técnicos: VRAM, refrigeración, conexiones

VRAM

La VRAM o memoria de vídeo es llamada así para diferenciarla de la memoria RAM tradicional. Al igual que un PC necesita RAM, una gráfica necesita memoria para almacenar los archivos con los que trabaja. Estos suelen ser normalmente texturas, lo que conlleva que la cantidad de VRAM necesaria se vaya incrementando en cada nueva generación. Esto se debe a que el tamaño de los archivos que contienen las texturas se han multiplicado.

Actualmente encontrarás distintos tipos de memoria de vídeo en las tarjetas gráficas: GDDR5, GDDR5X, GDDR6 y HBM2. Cada uno de ellos suele ir vinculado a una gama distinta. En estos momentos la GDDR5 es la más utilizada en las tarjetas gráficas más baratas. En cambio, la GDDR6 se impone en los últimos modelos de tarjetas gráficas gaming. La memoria HBM2 rara vez es utilizada fuera del segmento profesional.

Sistemas de refrigeración

Los fabricantes prestan especial atención a la refrigeración de este componente. Tanto es así, que cada fabricante dispone de sus propios sistemas de disipación. En las gráficas más baratas se utilizan disipadores pasivos por su escasa potencia y temperatura. En la gama media y alta lo normal es encontrar grandes bloques de disipación (aluminio y heatpipes de cobre). Últimamente se están popularizando las tarjetas gráficas con refrigeración líquida, aunque por el momento no es algo muy habitual.

Conexiones

Hablando de conectores, estos también han sufrido cambios a lo largo de los años. Ya en desuso, el VGA ha dejado su lugar a otras conexiones como DVI, DisplayPort, HDMI y USB Type C. Esto ha permitido el salto a nuevas resoluciones. Algo fundamental cuando se trata de obtener de un componente con la finalidad de ofrecer la mejor calidad de imagen posible.

Las Mejores Tarjetas Gráficas