Qué potencia elijo para mi fuente de alimentación

Informática

17 de Marzo de 2021

Comprar una fuente de alimentación requiere saber qué potencia necesita nuestro equipo. Así que, te decimos cómo saberlo.

mejor potencia para fuente de alimentacion

La fuente de alimentación es un componente vital para que el equipo funcione porque sin ella no tendremos potencia para funcionar. A la hora de comprar una PSU, es importante tener en cuenta la potencia, la eficiencia y algunos detalles más (modular, cableado, etc.). En esta ocasión, abordamos la problemática de la potencia.

Para qué sirve la fuente de alimentación

Se trata de un componente PC cuyo fin es suministrar electricidad suficiente a los componentes restantes que tenemos conectados, ¿qué componentes suelen ser?

  • Procesador
  • Tarjeta gráfica.
  • Memorias RAM.
  • Discos duros o SSDs.
  • Ventiladores
  • Disipadores o kits de refrigeración líquida.

Ver más

En las plataformas modernas, una fuente de alimentación hace uso de 2 conectores para alimentar toda la placa base y sus componentes:

  • El cable ATXde 24 pines, el cual suministra electricidad a todos los componentes conectados a las placas base.
  • El conector EPSde 8 pines, sirve para dotar de corriente eléctrica a la CPU de forma directa.

Luego, tenemos más conectores importantes, como son los PCIe o los SATA, que se conectan a las tarjetas gráficas y discos duros o SSDs de forma directa, respectivamente.

Así que, a fin de cuentas, la misión de la fuente de la alimentación es dotar de energía suficiente al equipo para que este pueda cumplir nuestras necesidades. En este sentido, es importante saber qué componentes tenemos, lo que consumen (al menos la GPU y CPU) y, en base a ello, buscar la fuente de alimentación más recomendable.

Hazte con un nuevo procesador en PcComponentes

Ver más

Si nuestra fuente de alimentación tiene menos vatios de los que necesita nuestro PC, el equipo arrancará o funcionara perfectamente, ¿cuál es la diferencia? El rendimiento será mucho menor.

Aquí, tendríamos que entrar en conceptos como el TDP (Thermal Design Power), el cual lo vemos en la CPU y GPU, que son los componentes que más consumen del PC. En español significa Potencia Térmica de Diseño, y se refiere a la máxima cantidad de calor que una CPU o GPU puede generar, tanto en carga, como en reposo (IDLE).

En concreto, las tarjetas gráficas y los procesadores consumirán distintos vatios estando en estos 2 estados de energía: en carga y en reposo. También, habrá veces que la CPU reciba más o menos carga de trabajo, por lo que no consumirá lo mismo dentro. Sin embargo, el estado “en reposo” o IDLE sí que suele consumir lo mismo, siendo bastante menos que “en carga”.

Descubre nuestras mejores tarjetas gráficas

Ver más

Voltaje y potencia de las fuentes de alimentación

fuente de alimentacion

Encontramos un amplio abanico de ofertas de potencia en el tipo de fuente de alimentación ATX, pero cuando nos vamos a otros factores de forma como DTX o SFX, es más complicado encontrar un modelo que nos encuadre en lo económico/potencia/certificación energética. Los dos últimos factores solo los recomendamos para equipos mini-ITX.

Las potencias estándar que encontramos en una fuente son las siguientes:

  • 450 W.
  • 500 W.
  • 550 W.
  • 650 W.
  • 750 W.
  • 850 W.
  • 1000 W.
  • Más de 1000 W.

La mayoría de personas suelen requerir una fuente de entre 500 y 850 vatios, que es lo que un equipo con un buen procesador y una buena GPU suele requerir. Para que os hagáis una idea, una fuente de más de 750 W suele estar recomendada si tenemos un buen kit de refrigeración líquida, ventiladores y componentes potentes.

En potencias superiores a las de 850 W solemos encontrar configuraciones de varias tarjetas gráficas, que suelen ser los componentes que más energía necesitan, especialmente en carga.

Por ejemplo, una NVIDIA RTX 3080 suele consumir unos 400 W a máximo rendimiento, a lo que hay que sumarle la CPU y los componentes restantes. Por tanto, sería recomendable una fuente de 750 W; de hecho, la propia NVIDIA da recomendaciones para sus tarjetas gráficas.

Si tenemos menos potencia de la que necesita nuestro equipo, el rendimiento estará limitado a los vatios que pueda ofrecer la fuente. Lógicamente, la RTX 3080 no rendirá igual a 350 W que a 430 W, lo que se traduce en menos FPS en el juego.

Certificación energética

Por otro lado, tenemos que hacer hincapié en la certificación energética de la fuente de alimentación, ¿qué es? Hay que dejar claro que una fuente no va a dar nunca la potencia declarada; es decir, una fuente no dará 650 W, sino menos. La certificación energética que tenga la fuente determinará el gasto de luz que tendremos que hacer para entregar al PC esos 650 W aproximados.

Si una fuente de alimentación tiene una eficiencia del 90%, significa que el 90% de la potencia nominal se entrega al PC, mientras que el 10% se pierde “en forma de calor”. Cogemos de ejemplo una fuente de 650 W, la cual tiene una eficiencia energética del 85%, ¿cómo se distribuye la energía?

  • El equipo recibirá 552,5 W
  • Se perderá en forma de calor un 15% -> 97,5 W.

Estos pequeños cálculos los debemos tener en cuenta de cara a comprar una fuente de alimentación porque, a pesar de que ponga 650 W. Lo que ocurre es que, efectivamente, la fuente extrae esos 650 W de nuestro enchufe (nuestra casa consumirá esos 650 W, que se repercutirá en la factura de la luz), pero no llegan los 650 W a nuestros componentes, sino que solo llegan 552.5 W.

De ahí reside la importancia de tener una gran certificación energética, encontrando 6 certificaciones dentro de las fuentes de alimentación:

 Niveles de carga
Certificación10%20%50%100%
80 Plus White 82%85%82%
80 Plus Bronze 85%88%85%
80 Plus Silver 87%90%87%
80 Plus Gold 90%92%89%
80 Plus Platinum 92%94%90%
80 Plus Titanium90%94%96%94%

 

Qué potencia elegir según el PC

potencia para fuente de alimentacion

Buscando en Google, podemos encontrar calculadoras de fuente de alimentación que sirven para dar un consumo aproximado de nuestro PC. Solo tenemos que poner nuestros componentes y la calculadora dará el veredicto final, ¿es esto fiable? No, y solo las recomendamos para valores aproximados.

¿Por qué no son fiables? Básicamente, porque se ciñen a la ficha técnica de los componentes, pero el consumo final suele ser bastante mayor. Esto es porque el TDP expresa lo que sería el consumo máximo del procesador en reposo, no en carga.

A todo lo anterior hay que añadirle que hagamos overclock a la GPU o CPU, lo que dispara el consumo una barbaridad. Sí, hay calculadoras que contemplan la opción de overclock, pero es bastante inexacto.

Cojamos al Ryzen 7 5800X como ejemplo, cuyo TDP es de 105 W, ¿qué consume en ambos estados?

  • En reposo suele oscilar los 80 W.
  • En carga puede superar los 180 W, que serían unos 75 W de diferencia como mínimo en el TDP de la ficha técnica.

Con las tarjetas gráficas ocurre igual, pero hay que prestar mayor atención al modelo que tenemos o que vamos a comprar porque suelen consumir más que los procesadores. Tened en cuenta que las nuevas RX 6000 y las RTX 3000 consumen bastante, de ahí que sea útil ver la recomendación de NVIDIA o AMD sobre la fuente de alimentación que debemos tener para hacerlas funcionar sin problemas.

En las fuentes de alimentación siempre hay que redondear hacia arriba para no tener imprevistos, ya que no solo se resume a CPU y GPU, sino que los ventiladores, refrigeraciones líquidas, SSDs, etc., consumen también vatios. Es cierto que ninguno necesita más de 50 W de forma individual, pero si lo sumamos todos sí que podemos rozar esa cifra (en ciertas configuraciones).

En conclusión, para saber qué potencia de fuente de alimentación elegir, tened en cuenta lo siguientes puntos:

  • Potencia nominal o declarada.
  • Certificación energética (cuanto mejor sea, más potencia llegará al equipo y menos luz pagaremos).
  • Consumo de los componentes que tenemos, teniendo en cuenta los estados de “plena carga” y el overclock.