¿Qué aire acondicionado compro? Cómo elegir entre ventilador y aire acondicionado

Electrohogar

Este verano lo combates con aire frío. Quieres comprar un aire acondicionado o un ventilador, te ayudamos a elegir cuál es mejor para ti.

aires acondicionados

Las altas temperaturas del verano son complicadas de llevar, pero con un aire acondicionado o un ventilador es más fácil de soportar. Quien tiene en su casa uno sabe que es una prioridad y ya no podría vivir sin él, sobre todo en esta época del año. La versatilidad de muchos de los aparatos de aire acondicionado, les permite que también se les pueda sacar partido en invierno gracias a que también tienen bomba de calor. Así nos aseguramos de que la inversión que hagamos sea más eficiente.

Si este verano te has plantado y has decidido dar el paso de poner aire acondicionado en tu hogar, te vamos a ayudar a elegir el mejor con todo lo que debes saber antes de comprar uno. Si todavía no sabes si vas a sacar realmente el partido al aire acondicionado y estás dudando si sería mejor comprar un ventilador, te orientamos para que no te equivoques con tu compra.

Todos nuestros ventiladores

Tipos de aire acondicionado y ventilador

Para combatir el calor existen diferentes tipos de aparatos: los aires acondicionados de pared o split, los de pingüino o portátiles o los ventiladores de siempre. Con todos ellos conseguiremos una sensación de alivio en esos momentos en los que el calor aprieta, el sudor resbala y la paciencia se acaba. Evidentemente, cada uno de ellos ofrece un resultado diferente, eso sí, también suponen una inversión muy distinta.

Ventiladores, para que se te vuele la melena

Los ventiladores son una excelente solución para esos momentos en los que “sudamos la gota gorda”. ¿Qué hay mejor que esa sensación de sentir el viento en la cara? En esos momentos en los que pensamos que el infierno no debe ser muy diferente a los días de calor intenso, un ventilador es como un oasis en el desierto. Además, muchas personas tienen rechazo al aire frío de los aparatos de aire acondicionado. Si eres muy sensible, sabrás que estos suelen resecar bastante las vías respiratorias y es conveniente no abusar de ellos. Por esta razón, no queda otra que optar por un ventilador. Entre los diferentes tipos que hay, puedes elegir donde poner cada uno:

Ventiladores contra el calor

  • Ventilador de pie: Son los más comunes que podemos ver. En muchas casas y también en comercios se opta por uno de estos ventiladores. Tienen un pie regulable para poder elegir la altura que queramos. Tienen un tamaño medio y diferentes velocidades. También son giratorios, para que el aire no se centre solo en una dirección. Sus precios son bastante asequibles, a no se que se elija un modelo más avanzado, los hay de agua, con luz y con mando a distancia.
  • Ventilador de agua: Estos ventiladores llevan un depósito de agua que hace el que aire que expulsa dé una sensación algo más refrescante. Se usan también como humidificador, para humedecer el ambiente si vives en una zona muy seca. Son una excelente elección si tienes problemas respiratorios y no puedes permitirte aire acondicionado.
  • Ventilador de Techo: Se suelen colocar en las habitaciones. Y es que hay pocas cosas más placenteras que una siesta en verano con el viento del ventilador refrescándote el cuerpo. Los ventiladores de techo suelen ir acompañados de una luz y muchos llevan mando a distancia para elegir velocidades o pararlos, activarlos o apagar o encender la luz.

Ventiladores de techo

  • Ventilador de mesa: Son ideales para el trabajo. En tu escritorio puedes tener uno de estos ventiladores de reducido tamaño, para que el calor no te desespere el ya de por sí agotador trabajo de verano.
  • Ventiladores de torre: El efecto es prácticamente el mismo que con los ventiladores convencionales. La diferencia es la estética y el espacio de salida de aire, que abarca una extensión más vertical. Si tienes niños, siempre evitarás que jueguen con las aspas del ventilador optando por uno de estos.
  • Ventilador de pared: Los ventiladores de pared se instalan en el lugar deseado y suelen funcionar con mandos. Tienen bastante potencia y donde más se ven es en comercios, bares o gimnasios.

ventiladores

Aire acondicionado para luchar contra las altas temperaturas

En muchos sitios, un ventilador no es suficiente para soportar el calor veraniego. El bienestar que aporta el aire acondicionado no se puede equiparar con otra cosa, y es que en algunos lugares no se concibe un verano sin aire acondicionado. Antes de lanzarte a elegir uno para tu hogar, debes tener presente que existen diferentes tipos. Si vas a invertir un buen pellizco en la buena vida de verano, piensa qué es mejor para ti.

  • Aire acondicionado de pared o split:
    Son los aparatos más comunes que podemos encontrarnos. Requieren una instalación, no solo para fijarlos a la pared, también para sacar los tubos de aire al exterior. Estos aparatos recogen aire caliente de la calle y lo pasan por una especie de depósito que lo convierte y lo expulsa frío. También se puede hacer uso de ellos en invierno, pues suelen tener bomba de calor para aire caliente.
    En nuestra tienda los encuentras a la venta de forma individual o de dos en dos, pues son muchos los que instalan varios en una misma vivienda para poder enfriar varias estancias. Estos aparatos son fijos, no se pueden llevar de un lugar a otro una vez que están instalados, por lo que tenemos que estar muy seguros de dónde queremos ponerlos.
  • Aire acondicionado de pingüino o portátil:
    Los llamamos de pingüino porque tienen una altura aproximada de 90 cms, se desplazan con ayuda de sus ruedas y por sus características refrescantes. Su forma de funcionar es prácticamente igual, muchos tienen un tubo que sale al exterior se recoge aire caliente de la calle que en su interior se transforma en frío que sale al exterior. Debido a esto, su movilidad se limita a estar cerca de una ventana, aunque es más fácil poder cambiarlo de sitio.
    Es importante señalar que no todos los pingüino necesitan ese tubo al exterior. Algunos llevan un depósito de agua que usan para enfriar el aire y expulsarlo más fresco al exterior. También hacen el trabajo contrario, de calentar el aire en invierno para expulsarlo caliente.
    Una recomendación si eliges uno de estos aires acondicionados portátiles que no llevan salida al exterior: ponlo en un lugar algo elevado. ¿Por qué? El aire frío pesa más que el caliente, por lo que se queda abajo. El aparato coge el aire que hay a su alrededor -es decir, el que está ya frío por estar abajo- y deja el caliente arriba. Si lo elevamos, va enfriando el aire caliente que hay en la parte alta de la habitación mientras que el que expulsa frío baja.

Prueba un aire acondicionado pingüino

Características de un aire acondicionado más importantes

Tecnología Inverter

Es uno de los aspectos más importantes en los que debemos fijarnos a la hora de comprar uno de estos aparatos. Prácticamente todos los aires acondicionados split o de pared ya la llevan incluida. La tecnología inverter consiste en una puesta en marcha del aparato progresiva, invirtiendo la potencia necesaria de acuerdo a la temperatura de la estancia en ese momento.

Los aires acondicionados que no llevan esta tecnología pasan de 0 a 100 en potencia nada más encenderlos, por lo que el gasto que tienen es muy elevado. Los inverter van adaptándose a las condiciones. Si la habitación ya está a una temperatura adecuada de 22 grados, se ralentiza o deja de echar aire frío hasta que vuelva a subir la temperatura.

aire acondicionado inverter

¿Qué ventajas tiene un aire acondicionado inverter?

  • Consume menos energía pues no está encendido al 100% durante todo el tiempo.
  • Consigue mejorar el bienestar en el hogar, pues mantiene la temperatura más o menos constante, sin cambios bruscos.

Nivel de ruido

Los aires acondicionados pingüino o portátiles son muy cómodos pero debemos tener en cuenta que hacen un poco más de ruido que los de pared. Aunque en los últimos años se ha mejorado notablemente la tecnología de estos, no llegan a ser totalmente silenciosos como sí ocurre con muchos aires acondicionados split. Para evitar sorpresas una vez los tenemos en casa, debemos fijarnos en las características de ruido. Para una estancia agradable, no debería sobrepasar los 43 dB de ruido en el exterior. Si podemos tolerar algo más (los portátiles hacen más ruido), debemos pensar que 70dB equivale al ruido de un aspirador y 55 dB es el ruido que emiten dos personas conversando.

Eficiencia energética

Esta es una característica que suele preocupar mucho a los usuarios. Los aires acondicionados siempre han tenido fama de ser bastante ‘gastones’, por lo que en verano se disparan las facturas de luz por su culpa. Generalmente tienen certificado energético A, no os recomendamos que compréis por debajo de eso. No obstante, si podéis permitiros un A+ o superior, será mucho mejor para vuestras facturas.

ofertas pccomponentes