Aire Acondicionado

Si el calor no te deja ni estar en casa, te hace falta un Aire Acondicionado. Disfruta de una temperatura agradable instalando un aparato de Aire Acondicionado Split o un Aire Acondicionado Portátil. En esta selección descubrirás las mejores marcas del mercado: Fujitsu, Hisense, Daitsu, Mitsubishi y mucho más. Deja de sudar la gota gorda y empieza a disfrutar del verano.

29 artículos
FILTRARL

¿Qué aire acondicionado comprar?

Cuando se alcanzan ciertas temperaturas en la calle, es casi inevitable que nuestro hogar se convierta en una especie de sauna gratuita. Para ello, muchos se preparan para el verano con un aparato de aire acondicionado. La cuestión ahora es saber elegir cuál es el que mejor se ajusta a nuestras necesidades. La elección variará según la casa, el precio y, por supuesto, el usuario y el uso que vaya a darle. Así bien podemos diferenciar entre diferentes tipos de Aire Acondicionado. A continuación trataremos de ayudarte a elegir el mejor para ti.

Aire Acondicionado Portátil o Pingüino

El apodo de “pingüino” para este tipo de aparatos no es una casualidad. Su forma recuerda mucho a la de los amigables animales del Polo Sur. Son Aires Acondicionados Portátiles que podrás poner en cualquier parte de la casa y cambiarlo cuando quieras. Lo único que hay que tener en cuenta es que hay que ponerlo cerca de una ventana, pues llevan un tubo por donde entra el aire del exterior y lo convierte en frío o calor, según se desee.

Aire Acondicionado Split

Son los más comunes. Las máquinas de aire acondicionado que están instaladas en la mayoría de hogares en una pared. Necesitan de una instalación pero una vez están puestos son los más silenciosos y eficientes. La mayoría de aparatos de este tipo ya son Aires acondicionados Inverter, una característica que les hace ser más ecológicos y explicaremos más adelante. Son también los más discretos, salvo el aire acondicionado por conductos, aunque para instalar uno de estos, es necesario hacer una obra en el hogar.

¿Qué son los aires acondicionados inverter?

La tecnología inverter llegó hace poco a los aparatos de aire acondicionado. En la actualidad, casi todas las máquinas que se venden la llevan incorporada. Lo que ocurría antes era que cuando se encendía el aparato, este se ponía en funcionamiento pasando a un rendimiento de 0 a 100. El aire acondicionado inverter tiene un encendido progresivo y se mantiene encendido con mayor o menor potencia, dependiendo de las características climáticas del día o del gusto del usuario. Las ventajas que tiene respecto a los no inverter son bastantes, la más importante para el usuario es que es más económico.

  • Consumen menos: Al autorregularse según las condiciones del entorno y las preferencias del consumidor, el aire acondicionado consigue moderar el gasto energético. Los inverter son capaces de ampliar o reducir la velocidad del compresor de gas, así como modificar la condensación de aire de su motor.
  • Rinden más: Por esto mismo, consiguen sacar mayor rendimiento que un aparato no inverter y tienen un rango mayor de funcionamiento. Mientras que los normales, en invierno, no funcionan bien cuando temperatura baja de los -5ºC; los inverter soportan hasta los -15ºC, incluso a -25ºC algunas unidades.
  • Mejoran el bienestar en el hogar: Algunos prefieren esa sensación de frío instantánea que aportan los aires acondicionados no inverter, sin embargo, los que llevan esta tecnología mantienen la estancia a una temperatura más confortable. Evita los cambios bruscos de temperatura y los posibles catarros que puedas llevar a consecuencia de ese aire frío.

Cómo calcular las frigorías de tu Aire Acondicionado

Puedes hacer el cálculo teniendo en cuenta los metros cuadrados de la estancia donde quieres colocar el aparato o lo metros cúbicos. El cálculo es sencillo, por cada metro cuadrado corresponderían aproximadamente 100 frigorías. Es decir, si la estancia tiene 30m2, el aparato tendría que ser de 3000 frigorías. No obstante, se recomienda hacer el cálculo reduciéndolo a la mitad para conseguir mejor eficiencia energética y ahorro. Para calcular los metros cúbicos de la habitación hay que multiplicar el largo y ancho de la misma por la altura. Después se multiplica por 50 frigorías, para sacar el cálculo adecuado. Aunque de nuevo se recomienda reducir el resultado a la mitad, para optimizar el gasto.

Cómo instalar el aire acondicionado

Si te has comprado uno de estos aparatos y quieres instalarlo tú mismo en casa, es una tarea relativamente complicada. Antes de comenzar debemos comprobar que en la pared donde queremos colocarlo no hay tuberías ni cableado que podamos romper o deteriorar. También debemos pedir los permisos pertinentes a las autoridades o personas correspondientes, desde ayuntamientos a una comunidad de vecinos.

Otro punto a tener en cuenta es que la unidad exterior no debe ponerse expuesto directamente a fuentes de calor, donde le dé el sol muy directamente o haya poca ventilación.

Se necesitarán las herramientas necesarias para realizar los trabajos. Taladros, brocas, martillo, alicates, cableado, silicona, tornillos, llaves inglesas y destornilladores, un metro y un tubo para hacer el desagüe. Después se procede hacer el montaje exterior e interior.

Una vez hechas todas las colocaciones y se situado el tubo de desagüe hay que realizar el drenado en el circuito de aire. Todas estas tareas requieren de ciertos conocimientos técnicos, por lo que si no los tiene, lo mejor es contratar un servicio de instalación o recurrir a un experto. De este modo evitamos posibles errores y problemas en el proceso.