Cocinas

Si estás pensando en renovar tu vieja cocina, aquí encontrarás todo lo que necesitas. Elige si prefieres una cocina eléctrica, con vitrocerámica o placa de inducción o por el contrario te gustan más las cocinas de gas de siempre. Quizás prefieres combinar una cocina de gas con un horno eléctrico. Cualquiera que necesites la tienes en nuestra colección de cocinas.

7 artículos
FILTRARL

    A estas alturas ya sabemos lo importante que es la alimentación en la vida de cualquier persona. Pero los platos sabrán mucho mejor si se preparan en una cocina donde estés cómodo, donde disfrutes cocinando. Para los que les gusta tener todo en uno, en nuestra selección de cocinas puedes encontrar combinaciones de placas de gas o eléctricas con horno. Solo tienes que asegurarte de que el espacio del que dispones es el idóneo para tu cocina, instalarla y empezar a preparar esas comidas que tanto te gustan. Si andas un poco perdido en esto de la cocina, te contamos los tipos que existen y cuáles son mejores para ti.

    Tipos de cocinas

    Básicamente existen dos tipos de cocinas en el mercado, el resto son combinados de ellas. Por una lado estás las cocinas de siempre, las de gas, con sus quemadores y su horno dispuestos a preparar esos platos más tradicionales. Por el otro estás las cocinas eléctricas, que abogan por el fin de cualquier tipo de gas en los hogares, ya sea gas butano o natural.

    Cocinas de gas

    Las cocinas de gas son las de siempre. La que tenía nuestra abuela y también usaba su madre. A pesar de que pasan los años y la tecnología evoluciona son muchos los que siguen decantándose por ellas. La razón que dan es que muchos platos no se preparan igual sobre vitrocerámica que sobre quemadores. Los fieles al gas aseguran que los platos están más sabrosos si se cocinan con fuego y no el foco de calor de una placa. Esto último no está del todo demostrado, lo único cierto es que ciertas recetas solo pueden prepararse en cocinas de gas, como la paella.

    Dentro de las cocinas de gas podemos encontrar cocinas de butano, que son las que funcionan con las bombonas típicas de este gas. Lo malo de estas es que pueden dejarte con la comida a medio, literalmente. Con la irrupción del gas natural, muchos optaron por este tipo de gas, que no nos deja colgados y es más cómodo en los hogares.

    Cocinas de gas con horno eléctrico

    También hay quien apuesta por un híbrido y se abraza a las encimeras de gas pero el horno eléctrico. Y es que los hornos eléctricos son más rápidos y mejores para cocinar, ofrecen más modos de cocinado y se ensucian menos. Por contra, gastan algo más que los de gas.

    Cocinas eléctricas

    Las cocinas eléctricas son la respuesta a las súplicas de aquellos que querían evitar a toda costa el gas en casa. Este tipo de cocinas gastan un poco más comparadas con las de gas, pero tienen otros beneficios: son más fáciles de limpiar, más ecológicas y menos peligrosas. Obviamente se acaba con los escapes de gas de un chispazo y las comidas están igualmente deliciosas. Además, si la placa es de inducción se evita también cualquier quemazo por accidente.

    ¿Qué cocina es mejor para ti?

    Aquí entran varios factores en juego. Dependerá de lo mucho (o poco) que cocines, el tipo de platos que más preparas en casa, lo comprometido que estés con el planeta y el ahorro que quieras.

    Si te preocupa el medio ambiente, temes a los escapes de gas, no eres de los que prepara demasiadas paellas los domingos y no puedes perder el tiempo limpiando la cocina, una cocina eléctrica es lo que estás buscando para tu hogar.

    Si prefieres ahorrar un poco, poder seguir preparando cualquier plato para toda la familia y crees que la comida a fuego lento sabe mejor que cualquiera cocinada con placas de cerámica, entonces una cocina de gas es ideal para ti.