PcComponentes
Expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas
Mi Cuenta
HPLenovoAsusAppleMSIAcerDellDynabook ToshibaLGMedionAlurinCoolBoxDenver ElectronicsFujitsuGigabyteInnjooJetwingMicrosoftMilleniumPcComPrimuxRazerRealmeSamsungThomsonToshibaVantIntel Core I7Intel Core I5AMD Ryzen 7Intel Core I3AMD Ryzen 5Intel Core i9AMD Ryzen 9AMD Ryzen 3AMD A9AMD AthlonAMD EIntel CeleronIntel PentiumM1 MaxM1 ProM2Octa CoreQuad Core16GB RAM8 GB RAM32 GB RAM12GB RAM64GB RAM128 GB RAM24 GB RAM4 GB RAM6 GB RAM512 GB SSD1 TB SSD256 GB SSD500 GB SSD128 GB SSD2 TB SSD250 GB SSD32 GB SSD64 GB SSDWindows 11 HomeWindows 10 Pro 64 BitsWindows 10 Home 64 BitsWindows 11 ProChrome OSiOS 15Linux UbuntuMac OS Big SurMac Os MojaveMac OS SierraMac OS XmacOS MontereySin S.O.Windows 10 64 BitsWindows 10 SWindows 11 SReacondicionadoNuevo14 Pulgadas16 Pulgadas15 Pulgadas17 Pulgadas10.5 Pulgadas11.6 Pulgadas12.3 Pulgadas12.4 Pulgadas13 Pulgadas13.3 Pulgadas13.4 Pulgadas13.5 Pulgadas13.6 Pulgadas13.9 Pulgadas14.1 Pulgadas14.2 Pulgadas15.4 Pulgadas15.6 Pulgadas16.1 Pulgadas16.2 Pulgadas17.3 PulgadasGeForce RTX 3060GeForce RTX 3050GeForce RTX 3070GTX 1650 SeriesAMD Radeon Pro 5300MAMD Radeon Pro 5500MAMD Radeon RX 6500MAMD Radeon RX 6600MAMD Radeon RX 6700MAMD Radeon RX 6800SAMD Radeon RX SeriesGeForce GTX 1050GeForce MX330GeForce MX350GeForce MX450GeForce RTX 2060GeForce RTX 2070GeForce RTX 2080GeForce RTX 3080GTX 1660 SeriesMX550Nvidia Quadro SeriesP1000Quadro RTX 3000Quadro RTX 4000Quadro RTX A2000Quadro RTX A3000Quadro RTX A4000Quadro T1200Quadro T500Quadro T550Quadro T600Radeon Pro RX 555XRadeon Pro RX 560XRTX 2050RTX A1000RTX A5500Ultrabook2 en 1 ConvertiblesWorkstationGamingThunderboltRJ-45HDMIDisplayPortHDMI 2.1Jack 3.5Micro HDMIMicro USBMini DisplayPortMini HDMIMini USBUSBUSB 3.0USB 3.1USB 3.2USB 4.0USB-CVGAWifi 63G4G5GBluetoothCon cableInalámbricosNFCWi-FiWifi 11acWifi 11nWifi 6ERetroiluminadoGamingMecánicoSlimStandardTeclado numéricoTeclados PTTouchpadLector de Tarjetas1 TB2 TB256 GB512 GB64 GB10336 mAh2 Celdas3 Celdas4 Celdas4000 mAh4540 mAh5000 mAh6 Celdas8 Celdas9360 mAhAzulBeigeBlancoDoradoGrisLilaMarrónNegroPlataVerdeDuodécima GeneraciónDécima GeneraciónNovena GeneraciónOctava GeneraciónSéptima GeneraciónUndécima Generación1080 x 21601366 x 7681536 x 10241600 x 9001920 x 1080 (Full HD)1920 x 12001920 x 12802160 x 13502240 x 14002256 x 15042496 x 16642560 x 14402560 x 16002560 x 16642736 x 18242880 x 14402880 x 18002880 x 19203000 x 20003024 x 19643072 x 19203456 x 22343840 x 2160 (4K UHD)3840 x 2400
Portátiles SSD más vendidosPortátiles SSD precio más bajoPortátiles SSD novedadesPortátiles SSD oferta1463 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados

Portátiles SSD

Un portátil con SSD te sorprenderá por su velocidad y eficiencia, y si lo compras en PcComponentes, también por su precio. El  disco duro SSD  es una característica indispensable en cualquier PC o portátil en la actualidad para un rendimiento máximo, especialmente si en él alojas el SO y los programas.  Utiliza nuestro sistema de filtros para establecer las especificaciones que quieres que tenga tu nuevo portátil y disfruta de la velocidad de un disco SSD en 24 horas. ¡Arranca tu PC en menos de 10 segundos!

Un portátil con SSD te sorprenderá por su velocidad y eficiencia, y si lo compras en PcComponentes, también por su precio. El  disco duro SSD  es una característica indispensable en cualquier PC o portátil en la actualidad para un rendimiento máximo, especialmente si en él alojas el SO y los programas.  Utiliza nuestro sistema de filtros para establecer las especificaciones que quieres que tenga tu nuevo portátil y disfruta de la velocidad de un disco SSD en 24 horas. ¡Arranca tu PC en menos de 10 segundos!

Página 1 de 37

Seis razones por las que comprar un portátil con SSD

Posiblemente no tengamos que decírtelo, y si quieres un portátil con disco duro SSD es porque ya conoces las ventajas de un SSD en un equipo, tanto en un PC de sobremesa como en los equipos portátiles, chromebooks, ultrabooks y laptops. Características como la velocidad de lectura y escritura, el consumo, ruido, temperatura y resistencia a golpes pueden resultar determinantes para que te decantes por un equipo tradicional o por uno de nuestros ordenadores portátiles con disco duro SSD.

Disfruta de un arranque rápido con los SSD más veloces

Los SSD alcanzan velocidades de varios gigabytes de transferencia tanto en lectura como escritura. Esto supone una mejora con respecto a los discos duros tradicionales, que en el caso de tratarse de SATA3 alcanza los 600MB/s teóricos. En la actualidad, un SSD alcanza una velocidad hasta 15 veces superior a sus competidores SATA, lo que nos arroja una cifra de 6GB/s.

Uno de los factores que permiten esta gran velocidad  es tener una estructura básicamente igual a la de un PenDrive, nos olvidamos de la fragmentación (la división de un archivo almacenado en distintos lugares del disco) ya que aquí los archivos se ordenan de forma secuencial (con un índice que mantiene la información de dónde comienza cada archivo) y se eliminan los espacios en blanco cuando un documento es borrado.        

Un disco SSD es más eficiente y consume menos

Gracias a su estructura basada en chips de memoria conectados a un PCB (placa) mediante circuitos de semiconductores, la transmisión de datos es ultraefectiva. Esto propicia que las unidades de estado sólido vean reducido su consumo, lo que unido a su gran velocidad, nos ofrece una eficiencia imbatible.

Reduce el ruido de tu portátil con un SSD

La eliminación de cualquier elemento móvil como los discos y cabezales reduce el ruido generado por el dispositivo hasta prácticamente hacerlo inaudible, gracias a su utilización el ruido generado por nuestro ordenador será mucho menor, lo que nos proporcionará sesiones mucho más silenciosas, cómodas e inmersivas sin el sonido de este elemento de fondo.

Mayor resistencia a golpes

Uno de los principales motivos por los que los discos duros dejan de funcionar es por los golpes. La delicadeza y precisión de sus piezas hace que cualquier golpe pueda desencajar el cabezal, un plato o rotor de su eje e impedir su correcto funcionamiento, o, en el mejor de los casos, ocasionar una pérdida irreparable de datos. Esta preocupación se desvanece cuando haces uso de un disco SSD, que al no disponer de piezas móviles, es mucho más resistente a cualquier golpe y vibración.

Su vida útil es mucho más larga

Seguimos con las ventajas que le proporciona el que todas sus piezas formen parte de un único elemento y toca hablar del desgaste. Por el mismo motivo que en los anteriores puntos, al no existir ninguna clase de movimiento, el desgaste al que se exponen los distintos elementos del SSD es mucho menor, confiriéndole una vida útil mucho mayor que sus homónimos mecánicos.

El SSD mejora el rendimiento de todo el equipo

Las unidades de estado sólido no sólo nos ofrecen una franca mejora en los términos antes mencionados de transmisión, lectura y escritura de archivos, reducción de consumo, ruido y un aumento significativo de la vida útil del dispositivo.
Un ordenador portátil con SSD se ve beneficiado en todos los aspectos al disponer de estas unidades como dispositivo de almacenamiento.
Al ser tan rápidos, la carga a la memoria auxiliar -memoria RAM- es mucho más rápida, lo que permite una apertura mucho más veloz a todas nuestras aplicaciones y documentos. Esto se traduce en tiempos de espera mucho menores, dicho de otro modo, apenas notarás los tiempos de carga de tus aplicaciones.


Por tanto, aunque evidentemente no ejerce ningún tipo de mejora física al resto de elementos, estos sí que ven como su rendimiento es mayor al no verse limitados por la velocidad de un disco mecánico.

Seis razones por las que comprar un portátil con SSD

Posiblemente no tengamos que decírtelo, y si quieres un portátil con disco duro SSD es porque ya conoces las ventajas de un SSD en un equipo, tanto en un PC de sobremesa como en los equipos portátiles, chromebooks, ultrabooks y laptops. Características como la velocidad de lectura y escritura, el consumo, ruido, temperatura y resistencia a golpes pueden resultar determinantes para que te decantes por un equipo tradicional o por uno de nuestros ordenadores portátiles con disco duro SSD.

Disfruta de un arranque rápido con los SSD más veloces

Los SSD alcanzan velocidades de varios gigabytes de transferencia tanto en lectura como escritura. Esto supone una mejora con respecto a los discos duros tradicionales, que en el caso de tratarse de SATA3 alcanza los 600MB/s teóricos. En la actualidad, un SSD alcanza una velocidad hasta 15 veces superior a sus competidores SATA, lo que nos arroja una cifra de 6GB/s.

Uno de los factores que permiten esta gran velocidad  es tener una estructura básicamente igual a la de un PenDrive, nos olvidamos de la fragmentación (la división de un archivo almacenado en distintos lugares del disco) ya que aquí los archivos se ordenan de forma secuencial (con un índice que mantiene la información de dónde comienza cada archivo) y se eliminan los espacios en blanco cuando un documento es borrado.        

Un disco SSD es más eficiente y consume menos

Gracias a su estructura basada en chips de memoria conectados a un PCB (placa) mediante circuitos de semiconductores, la transmisión de datos es ultraefectiva. Esto propicia que las unidades de estado sólido vean reducido su consumo, lo que unido a su gran velocidad, nos ofrece una eficiencia imbatible.

Reduce el ruido de tu portátil con un SSD

La eliminación de cualquier elemento móvil como los discos y cabezales reduce el ruido generado por el dispositivo hasta prácticamente hacerlo inaudible, gracias a su utilización el ruido generado por nuestro ordenador será mucho menor, lo que nos proporcionará sesiones mucho más silenciosas, cómodas e inmersivas sin el sonido de este elemento de fondo.

Mayor resistencia a golpes

Uno de los principales motivos por los que los discos duros dejan de funcionar es por los golpes. La delicadeza y precisión de sus piezas hace que cualquier golpe pueda desencajar el cabezal, un plato o rotor de su eje e impedir su correcto funcionamiento, o, en el mejor de los casos, ocasionar una pérdida irreparable de datos. Esta preocupación se desvanece cuando haces uso de un disco SSD, que al no disponer de piezas móviles, es mucho más resistente a cualquier golpe y vibración.

Su vida útil es mucho más larga

Seguimos con las ventajas que le proporciona el que todas sus piezas formen parte de un único elemento y toca hablar del desgaste. Por el mismo motivo que en los anteriores puntos, al no existir ninguna clase de movimiento, el desgaste al que se exponen los distintos elementos del SSD es mucho menor, confiriéndole una vida útil mucho mayor que sus homónimos mecánicos.

El SSD mejora el rendimiento de todo el equipo

Las unidades de estado sólido no sólo nos ofrecen una franca mejora en los términos antes mencionados de transmisión, lectura y escritura de archivos, reducción de consumo, ruido y un aumento significativo de la vida útil del dispositivo.
Un ordenador portátil con SSD se ve beneficiado en todos los aspectos al disponer de estas unidades como dispositivo de almacenamiento.
Al ser tan rápidos, la carga a la memoria auxiliar -memoria RAM- es mucho más rápida, lo que permite una apertura mucho más veloz a todas nuestras aplicaciones y documentos. Esto se traduce en tiempos de espera mucho menores, dicho de otro modo, apenas notarás los tiempos de carga de tus aplicaciones.


Por tanto, aunque evidentemente no ejerce ningún tipo de mejora física al resto de elementos, estos sí que ven como su rendimiento es mayor al no verse limitados por la velocidad de un disco mecánico.