Servidores

Nuestra selección de servidores está enfocada a Pymes y freelance que desean ofrecer un servicio o cubrir las necesidades de su incipiente negocio. Tanto si deseas crecer como si las necesidades de tu empresa requieren de la compra de un servidor, en nuestro catálogo encontrarás un abanico de posibilidades que donde elegir aquel que cumpla con tus expectativas.

14 artículos
FILTRARL

    ¿Qué es un servidor?

    En el ámbito informático puede aplicarse tanto a un equipo físico como a un software. Ambos van estrechamente ligados, pues la finalidad de un servidor es dar un servicio y para ello el ordenador necesita tener instalada la herramienta con la que va a interactuar el cliente.

    Vamos a hablar de los diferentes tipos de servidores que existen, o lo que es lo mismo, de cuáles son algunas de las funciones que pueden prestar los equipos de esta sección cuando se instala el software adecuado a ellos.
    Por definición, cuando hablamos de un servidor refiriéndonos a hardware, éste es un equipo conectado a la red al que se le instala un sistema operativo y una o varias herramientas que dan un servicio. También se suele aplicar el término host cuando nos referimos al equipo físico y no al software.

    Por el contrario, cuando se hace referencia a servidor como software, hablamos del programa o programas que ofrecen un servicio a otros softwares a los que se llama clientes instalados en los equipos de aquellos usuarios que hacen uso del servicio a través de la red, sea local o a través de Internet.

    Cualquier equipo puede ser utilizado como servidor siempre que se le instale el software adecuado para la función que debe desempeñar. Serán las características del servicio las que determinen la configuración del host, dando pie a multitud de configuraciones donde podemos encontrar soluciones multi CPU (varios procesadores) grandes cantidades de memoria RAM, una capacidad de almacenamiento exorbitante, potentes sistemas de refrigeración, etc.

    ¿Cómo funciona un servidor?

    El funcionamiento se basa en el modelo cliente-servidor. Dicho de otro modo, el servidor se mantiene a la espera hasta que el cliente realiza una petición o consulta. Habitualmente un servidor (software) se encuentra distribuido entre varios host. Este modelo permite que un mismo servidor pueda dar soporte a múltiples clientes.

    Un buen ejemplo son los clientes web (navegadores) que nos permiten acceder a una página en cualquier momento. Cuando introducimos la URL el cliente envía una solicitud al servidor y éste resuelve la petición; en este caso, acceder a la web cuyos datos se encuentran alojados en el host.

    Tipos de servidores

    Existen multitud de servicios, y por tanto diferentes tipos de servidores. Cada uno de ellos está diseñado para resolver de la mejor forma posible una o varias tareas concretas haciendo uso de los múltiples protocolos de transmisión de datos existentes. A continuación veremos cuáles son las aplicaciones más habituales a las que son destinados los host.

    Servidores Web

    Su cometido es almacenar páginas web y enviarlas a los clientes cuando realizan una solicitud. Este tipo de servidores trabaja bajo el protocolo HTTP (Hypertext Transfer Protocol o Protocolo de transferencia de hipertexto) o HTTPS (la versión cifrada y segura de éste). La mayor parte de los archivos que se transmiten son HTML, un tipo de documento que consta de diferentes elementos como imágenes, vídeos, hojas de estilo y scripts.

    Servidores de Correo

    Enviar, recibir y almacenar correos electrónicos. Algo que para nosotros es algo ordinario requiere de varios procesos combinados entre sí por parte del servidor para cubrir este servicio. El protocolo de transferencia más extendido es el SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) por parte del servidor; sin embargo, en el cliente hay que configurar los protocolos IMAP ( Internet Message Access Protocol) o POP (Post Office Protocol) para poder acceder al servicio.

    Servidores de alojamiento de archivos

    Su función es la de almacenar datos de toda clase y mantenerlos disponibles para su visionado o descarga. Las principales características que debe tener un servidor con esta función es la de ser accesible para un gran número de usuarios de forma simultánea en las diferentes tareas que se pueden llevar a cabo: subida, descarga y visionado. Los protocolos más extendidos son FTP, SFTP y FTPS (File Transfer Protocol).

    Servidores de bases de datos

    Almacenan grandes cantidades de datos de todo tipo estructurados y accesibles para las herramientas cliente. Hoy en día la simbiosis entre estos y los servidores web es total debido a que las webs almacenan gran parte de sus datos en BDD. Las herramientas más populares para trabajar con servidores de bases de datos son Oracle y MySQL principalmente, seguidos de PostgreSQL y Microsoft SQL Server.

    Servidores Proxy

    Su misión es la de ofuscar la dirección IP del cliente. Los servidores Proxy sirven como intermediarios entre el cliente y el servidor haciendo las veces de cliente-servidor. A efectos prácticos es un servidor para el usuario, pues la consulta pasa a través de él y es quien la resuelve, pero el proxy realiza a su vez nuestra petición a otro servidor, actuando a su vez como cliente. En este proceso la IP del cliente queda oculta. Sus utilidad en el día a día sirve para regular el volumen de tráfico hacia otros servidores (puesto que conocen la petición del cliente y los servidores en los que puede estar alojado, redirigiendo el tráfico para evitar saturaciones) y anonimizar una comunicación, principalmente.

    Servidores DNS

    Son vitales para hacer que la navegación sea una tarea muy sencilla, ya que su función es la de traducir la IP en la que se encuentra el servidor por un nombre (de ahí que se llamen Domain Name System -Sistema de Nombres de Dominio-). Por ejemplo, uno de los servidores donde se aloja google es 172.217.168.163 (podemos acceder a Google escribiendo esa IP en el navegador) pero es mucho más sencillo recordar google.es, ¿verdad?

    Servidores de juegos

    Diseñados para soportar un gran número de usuarios simultáneos y recrear de forma ininterrumpida mundos persistente que debe estar completamente sincronizado con el cliente en todo momento.