Barebones

Los  barebones son ordenadores  preconfigurados con una selección  básica de componentes, principalmente placa base y fuente de alimentación, que sirven de  base para configurar un ordenador completo. En el catálogo de PcComponentes encontrarás una amplia variedad de tipos de barebones  enfocados a distintos productos finales: ordenadores de sobremesa, servidores, centros multimedia, etc.

41 artículos
FILTRARL

Los barebone son un tipo de equipos muy extendido no sólo en el ámbito profesional, donde sirven de base para los sistemas de un gran número de empresas, sino también en el doméstico, dada las ventajas que un equipo preensamblado los convierten en un producto muy interesante para quienes desean elegir la configuración de su equipo partiendo de una base ya establecida.

¿Qué es un Barebone?

Los barebones, o barebón, son ordenadores que han sido montados de forma parcial para permitir al usuario elegir libremente el resto de su configuración de forma que ésta se adapte a sus necesidades. Este sistema permite reducir los costes iniciales del equipo a la vez que dota de un gran índice de personalización.

Generalmente se encuentra en el formato tradicional de ordenador de sobremesa, aunque existen barebones portátiles donde el usuario puede configurar el portátil a su gusto partiendo de una base.

Estos ordenadores han sido concebidos para un uso mucho mucho más abierto que un equipo genérico, por lo que existe una gran variedad de tipos y diseños concebidos para adaptarse a las múltiples aplicaciones que puedan tener, notándose especialmente este aspecto en la forma y dimensiones de la torre.

Configuración básica de un barebón

Los componentes básicos de un barebone pc suelen ser la placa base y la fuente de alimentación, dejando abierta el resto de la configuración a gusto del cliente. Esta es la solución de entrada más utilizada; sin embargo, pueden darse otras configuraciones que incluyan la CPU o GPU, o incluso equipos completos a los que se les ha añadido hasta el último detalle: unidades ópticas, lectores de tarjetas, ram, ventilación, etc., sólo les falta el sistema operativo. En este asunto, hay tantas configuraciones como equipos en el mercado, por lo que dependiendo de las necesidades de cada caso, conocimientos del usuario y presupuesto, se optará por un tipo u otro de barebone.

Cuanto menor sea el número de componentes incluido, mayor será el ahorro frente a preconfigurados más completos. Este ahorro se debe a varios factores que podemos resumir en el ensamblaje en serie de estos equipos.

Al ser fabricados en masa, los costes de producción se reducen tanto en el precio unitario de cada componente como en el conjunto del equipo en términos de montaje.