Placas base Micro ATX

Si no tienes mucho espacio pero quieres un PC a la última, la solución es elegir una placa base Micro ATX. En este tipo de placas puedes ensamblar cualquier tipo de componente, como los novedosos procesadores de AMD Ryzen o la octava generación de procesadores Intel. En este sentido, menor tamaño no significa menores especificaciones, por lo que si tienes poco espacio, puedes ensamblar un ordenador a la última en una torre micro atx.

90 artículos
FILTRARL

Menos es más - Placas base Micro ATX

El factor de forma Micro ATX surge fruto de la necesidad de reducir el tamaño de un ordenador y es posible gracias a los avances que permiten condensar en un menor tamaño las mismas características y compatibilidad con los componentes más actuales en un espacio más reducido.

El tamaño de una placa MicroATX es de 244 x 244 milímetros, un 25% inferior al de las placas base con factor de forma ATX.

Las placas Micro ATX son compatibles tanto con procesadores AMD como Intel, pudiendo elegir entre un gran número de sockets, incluidos los más actuales, por lo que este no es una circunstancia por la que descartarlas. Lo mismo ocurre con las tarjetas gráficas, pues disponen de puertos PCI-Express.

Estas placas base pueden montarse en una torre Micro ATX, pero también en las ATX, ya que el sistema de anclaje de éstas es un subconjunto del utilizado en las ATX.