Cajas y carcasas externas con puerto USB 3.0

La mejor forma de convertir un disco duro en uno externo es con una caja o carcasa externa con USB 3.0. En nuestro catálogo encontrarás una amplia variedad de modelos adecuados para distintos discos duros: de 2.5 y 3.5 pulgadas, SSD y HDD.

31 artículos
FILTRARL

Razones por las que convertir tu viejo disco duro en uno externo

Cuando sustituyes un disco duro por uno de mayor capacidad, o por una unidad SSD, no pienses que su servicio ha tocado a su fin. ¡Ni mucho menos!

Puedes comprar cualquiera de las carcasas externas para discos duros como estas con puerto USB 3.0. También puedes hacerlo con el disco duro de tu portátil, con la salvedad de que para ello, en vez de necesitar una carcasa de 3.5 pulgadas, debes utilizar una de 2.5 pulgadas, por lo demás, la instalación es exactamente igual.

¿Qué significa lo de USB 3.0? Pues que dispone del último estándar de conexión USB, el cual es mucho más rápido y eficiente que las anteriores versiones.

¿Puedo hacer un disco externo utilizando un SSD?

Claro que si. Tanto un HDD como las unidades de estado sólido SSD pueden montarse en una caja externa. La instalación es igual de sencilla, y las características de un SSD hacen que la elección de una caja externa USB 3.0 sea aún más inexcusable para poder aprovechar su gran velocidad de lectura y escritura.

Por qué tener un disco duro externo

Contar con un dispositivo de almacenamiento externo como un pendrive o un disco duro es muy útil en estos días en los que casi podemos ‘montar nuestra oficina’ en cualquier lugar. Aunque hay opciones en la nube como Drive o Dropbox, lo cierto es que determinada documentación y tipos de archivo es mejor tenerlos en un almacenamiento offline tradicional para que se encuentren siempre disponibles en caso de que no dispongamos de conexión. Además, si almacenamos documentos de gran tamaño, la excelente velocidad de transferencia de un disco externo es mucho más óptimo y no consumirá ancho de banda ni agotará nuestro límite de tráfico.