TPV

Las siglas TPV hacen referencia a Terminal Punto de Venta. Encuentra en esta colección todo lo necesario para conformar tu TPV ideal para tu comercio. Todos los componentes de TPV, para imprimir etiquetas, escanear códigos, etc. También los consumibles de TPV, si te falta tinta o el papel para imprimir.

199 artículos
FILTRARL

¿Qué es un TPV?

Un sistema de TPV es el corazón de todo negocio y se utiliza para muchas tareas esenciales. Entre ellas la gestión de inventario, realización de informes de mano de obra, personalización de menús, ajustes de precios, gestión de personal, informes de ventas, gestión de clientes, acciones de marketing y mucho más.

¿Necesita un negocio un TPV?

¿Por qué un negocio necesita un sistema de punto de venta para funcionar mejor? La razón principal es para aceptar pagos en efectivo y con tarjeta de crédito. A través de todos los componentes de un TPV además de recibir pagos, es posible rastrear y registrar todos los datos financieros y de impuestos de cada transacción que se haga.

La mayoría de los TPV cuentan con funciones de generación de informes incorporadas para monitorizar las transacciones por fecha, hora y tipo. Hay muchas características que pueden agilizar las operaciones y hacer que un cualquier tipo de negocio sea más eficiente.

Mejora las operaciones de tu negocio con un TPV

Un sistema TPV es fundamental hoy en día para que una tienda pueda vender y cobrar a sus clientes. Registra el número y la cantidad de ventas, a la vez que realiza un seguimiento del inventario e indica cuándo se deben reponer existencias. También sirve como columna vertebral para la realización de tareas diarias de una tienda: Puede ayudar a programar a los empleados, rastrear datos útiles y lanzar nuevas campañas de marketing.

El objetivo final de cualquier TPV es ayudar a una tienda a reducir costes al tiempo que aumenta las ventas. Ayuda a aceptar dinero en efectivo, crédito y pagos sin tarjeta, además de mantener los productos almacenados, y a todos los empleados bien informados de los últimos cambios y ajustes en la tienda.

Por si fuera poco, su mantenimiento es nulo ya que simplemente tiene algunos consumibles de TPV que se pueden gastar con el paso del tiempo como los rollos de papel, o los cartuchos de tinta de su impresora. En cualquier caso, son fáciles de manejar y preparar para su funcionamiento en el negocio.

Cuando encuentras el TPV adecuado para tu negocio, se amortiza por sí mismo. Es un aparato capaz de impulsar cualquier negocio hacia el siguiente nivel de éxito.