Micro SD de 128GB

Las tarjetas Micro SD de 128GB son ideales para ampliar la capacidad de tu móvil, tablet, cámara o portátil de una forma barata. Elige entre la enorme variedad de las mejores marcas de MicroSD disponibles en nuestra sección: G.Skill, Kingston, Samsung o Sandisk.

7 artículos
FILTRARL

    ¿Qué puedo almacenar en una Micro SD de 128GB?

    Como es normal, lo primero que te preguntarás es cuántas cosas podrás almacenar en una tarjeta MicroSD, y es normal, puesto que ese dato hará que te decantes por comprar una u otra. Vamos a hacer algunos cálculos para que puedas hacerte una idea con distintos ejemplos.

    Teniendo en cuenta que todos los dispositivos de almacenamiento dedican un porcentaje de su capacidad a crear la estructura de datos, sistema y demás, nunca podremos aprovechar el 100% de la capacidad, pero esto es así debido a las limitaciones de la tecnología, por lo que lo obviaremos.

    En una tarjeta de memoria de 128GB puedes almacenar…

    … hasta 24 películas en Micro HD (1080), o lo que es lo mismo, más de 50 horas de cine.

    más de diez mil canciones. ¡Toda la discografía de tus grupos favoritos y mucho más!

    3.500 fotografías en formato .raw, el formato utilizado por los profesionales.

    ¿Qué significan todas las especificaciones de una MicroSD?

    En la parte frontal de una tarjeta de memoria podemos ver varios elementos. Cada uno de ellos corresponde a alguna de sus especificaciones y son mostradas así para que de un simple vistazo puedas comprobar si se adaptan a tus necesidades. Pero para ello antes debes sabes qué representa cada una, nosotros te vamos a ayudar en este asunto.

    Memorias SD

    La capacidad siempre es el elemento principal y más destacado tras la marca, que poco más que hacer publicidad aporta. La encontrarás representada normalmente en la parte central o en el lado izquierdo con una cifra seguida de GB, la unidad de medida utilizada en estos momentos.

    El tipo de tarjeta viene representado por sus siglas: Mini, Micro, Nano, etc. Esto nos indica el formato o factor de forma y es muy importante puesto que los dispositivos suelen ser compatibles con un único tipo de formato, aunque existen adaptadores, por lo que no es problema pasar siempre de un formato menor a uno mayor, obviamente al revés es imposible.

    Si ves un círculo con un número en su interior, estás observando la clase de la tarjeta y ella te indicará la velocidad mínima. Esta cifra nos indica la velocidad mínima de lectura y escritura. En algunos casos veremos también expresada con una cifra la velocidad máxima de lectura y escritura con un formato similar a este: Read 95MB/s Write 90MMB/s.

    Memorias SDHC y SDXC

    Estos nuevos estándares se diferencian de las SD tradicionales en que permiten almacenar una mayor cantidad de datos.

    Las siglas corresponden a Secure Digital High Capacity y Secure Digital eXtended Capacity. Las diferencias no afectan, por tanto, a la calidad ni seguridad de nuestra información sino tan solo a la cantidad de ésta que podemos almacenar, y como veremos más adelante, a las velocidades de transmisión.

    Como hemos visto anteriormente, la clase (número rodeado) indicaba la velocidad mínima de lectura y escritura, pero en las SDHC y SDXC se utiliza otra fórmula, más moderna y adaptada a las nuevas características de almacenamiento masivo de estas tarjetas: UHS.

    La tecnología UHS nos permite alcanzar hasta 105MB/s, y como podéis imaginar existen también distintas clases. Las podéis encontrar con las siglas UHS o simplemente una U con un número. Para calcular la velocidad mínima real de este tipo de MicroSD debemos multiplicar por 10 la cifra, por lo que las UHS-1 (U1) tienen una velocidad de 10MB, y son adecuadas para fotografías y vídeos en resolución HD, y las UHS-3 (U3) tienen un bus de datos de como mínimo 30MB/s, especialmente indicado para vídeos en 40K.